viernes, 3 de marzo de 2017

NUESTRA LIBERTAD El mayor legado político americano.



Las únicas políticas que en la actualidad están dando resultados comprobables, no sólo deteniendo la deforestación, sino expandiendo en calidad y superficie los espacios naturales; no son las que restringen o persiguen a quienes se sirven de sus frutos. Sino las que asocian todos los intereses de la comunidad en un mismo y convergente sentido. El bosque, el monte, los ríos vivos, toda la fauna y flora nativa en su armónico conjunto, fueron, son y serán las fuentes de riqueza y prosperidad en las que debe buscar realización y bienestar un individuo adulto y sano.

Hoy contrastan su negativo resultado la hacienda exótica, las plantaciones forestales, la industrialización del agro y de la pesca. Todas modalidades mezquinamente calculadas desde un principio, o previsiblemente degradantes del medio ambiente. Modelos de ocupación política e intervención económica previstos para fortalecer a los grandes conglomerados metropolitanos propuestos por los muchos imperativos del pensamiento único moderno.

Reasilvestrar el mundo

Un nuevo programa social ha de partir necesariamente de una nueva percepción sobre el valor que representan los sistemas vivos que nos contienen (Rewild). Espacios que han sido estables desde tiempos paleolíticos, donde el hombre y sus comunidades pueden expandirse provechosa y ordenadamente junto a la oferta biológica que cada territorio es capaz de ofrecer a todos sus habitantes naturales. Un adeudado reconocimiento a las culturas nativas y su legado histórico de sabiduría aplicada a cada escenario geográfico del que se trate, cada distrito biológico, cada forma de vida y la sagrada manera de relacionarse con todos ellos sin deteriorar sus armónicos estados de equilibrio.

Así encienden hoy su prédica múltiples movimientos sociales a lo largo de todo nuestro continente. Marchan ahora vigorosamente numerosas comunidades que reconocen con orgullo su origen nativo, sus cosmovisiones, sus territorios. Recrean tradiciones ancestrales y evocan un armónico pasado de libertad al que postulan y añoran ya como a una nueva utopía. 

La continuidad del sueño 

Más biomasa, diversidad e interacción biológica ordenada, y la percepción colectiva de estar conviviendo en armonía con todas las demás formas de vida, parecen ser los elementos básicos de su sencilla plataforma. Que por sencilla que parezca, definirá el consentimiento previo e informado a todas las iniciativas que en un futuro cercano busquen llamarse "desarrollo" en sus escenarios territoriales.

Regresa el reno al ártico boreal, corre nuevamente el búfalo por la sagrada pradera. Medra el venado en su bosque, retorna el salmón y su oso, el monte y su guazuncho y nosotros con ellos, que somos los mismos que fuimos cuando no hace mucho tiempo sorprendíamos con nuestra libertad al mundo entero. 

Arturo Avellaneda

PERMAHABITANTE

jueves, 19 de enero de 2017

Profundo cuestionamiento al modelo agropecuario argentino

Permahabitante Etnocidio agrario


RENACE INFORMA

RED NACIONAL DE ACCION ECOLOGISTA de la Argentina

19 de enero 2017

 RENACE ADHIERE Y DIFUNDE

MODELO PRODUCTIVO EXTRACTIVISTA
Y SUS CONSECUENCIAS:
INUNDACIONES, INCENDIOS, DERRAMES

Arroyos y ríos desbordados, rutas cortadas o con circulación limitada, cientos de viviendas inundadas, campos bajo agua donde apenas asoman los postes del alambrado y la población refugiándose en lugares precarios, son imágenes cada vez más frecuentes.
Esto no es casualidad. Hay certeza ya de que es el modelo agrobiotecnológico el responsable de esta situación cada vez mas recurrente, caracterizada por desbordes inusuales, como las recientes lluvias que arrojaron un panorama desolador al registrarse solo en la provincia de Santa Fe más de un millon de hectareas bajo el agua.
Para  tener una noción del panorama actual, pueblos y ciudades enteras han quedado sumergidos como Pergamino, La Emilia, San Nicolás, Rafaela, Arroyo Seco, y casi un centenar en la región centro, en la pampa húmeda, una región que fuera una de las más fértiles y ricas del mundo.
En este marco, si bien son necesarias las obras hidráulicas, éstas solo maquillan un problema coyuntural: El deterioro manifiesto en el que se encuentran los suelos hace que los mismos no absorben lo que deben, escurriendo dichas aguas hacia las cuencas inferiores. Esto es lo que en definitiva agrava las inundaciones.
Estudios realizados por Universidades Públicas y especialistas de distintas disciplinas ratifican, entre otros, que los cultivos de raíces pequeñas como la soja transgénica no permiten la infiltración profunda o la evaporación; la eliminación de la actividad pecuaria provoca la subida de las capas freáticas, la desaparición de la fauna y flora por la aplicación de más de 300 millones de litros de agrotoxicos en cada campaña, compacta los suelos y los convierte en un vidrio en el que rebota el agua.
En efecto, la aplicación del paquete tecnológico de transgénicos, agrotóxicos y siembra directa, base del agronegocio, significó la subida de las capas freáticas, la uniformidad de la granulometría superficial del suelo y la muerte directa de los micros y macros organismos edáficos alterando negativamente los ciclos del agua y los nutrientes, el flujo de energía y la dinámica de las comunidades por encima y debajo del suelo.
Se confirma, una vez más, que seguir insistiendo con las buenas prácticas agrícolas o de labranza, no constituyen una solución ni razonable ni ética a este problema, dado que nos encontramos frente a un modelo de producción hegemónico y fuera de control que, en modo similar a la minería, desequilibran la situación funcional del suelo y le exprime el suelo hasta sus últimos nutrientes.
Si a este panorama le agregamos los múltiples focos de incendios en las provincias de La Pampa, Río Negro y el sur de Buenos Aires, incontrolables por los escasos recursos de contención del fuego que hay disponibles, que provocaron la masiva mortandad de animales y cientos de hectáreas desbastadas por el fuego. Los ríos enteros contaminados por los numerosos derrames de cianuro provocados por la actividad minera, dejando a poblaciones enteras sin acceso a agua potable y una mortandad de peces incalculable. El impactante alud que enterró las localidades de Volcán, Bárcena y Tumbaya en Jujuy, cuyos habitantes se esfuerzan por recuperar sus casas, anegadas por el lodo y, de alguna forma, recuperar la vida cotidiana. Las millones de hectáreas de bosque nativo destruidas en aras de “supuestas inversiones” o mejor dicho de “especulaciones inmobiliarias”, comprenderemos que nuestro país atraviesa por una verdadera situación de catástrofe ambiental.
No cabe ninguna duda de que la aceleración de las desastres ambientales que hoy padecemosson la resultante de un modelo productivo extractivista salvaje que, violando las leyes de la naturaleza, ha seguido las leyes del Dios Mercado basadas en priorizar las máximas ganancias para unos pocos, con consecuencias que las paga todo el pueblo, no solo con la pérdida de sus bienes, sino también porque compromete su salud y su bienestar, como asimismo, su presente y su futuro.
Es claro que el modelo de producción aplicado no es amigable con el ambiente, y  que los daños que genera son sufridos por miles de ciudadanas y ciudadanos argentinos, sumado a las incalculables pérdidas sociales, económicas y productivas que ello implica en general para nuestro país.
 A 20 años de la implantación de este modelo productivo, la sociedad civil, las organizaciones sociales, los investigadores y científicos, las universidades, las víctimas que se acumulan en cada rincón de la patria, vienen alertando de las consecuencias de envenenar masivamente el suelo, el agua, el aire, la naturaleza y la vida misma.
Los responsables debajo de esta catástrofe "natural", sanitaria o ambiental. tienen nombre y apellido, son productores inescrupulosos, inversores y financistas, profesionales y funcionarios que pertenecen a una economía concentrada, monopólica y transnacional, que lucran desde hace décadas con el sufrimiento y la expoliación de los pueblos ,lo que hace que sostengamos que urge la toma de responsabilidad por parte del Estado de gestionar otro modelo de producción, donde se respeten los equilibrios ecosistémicos y deje de lado las declaraciones de “emergencia agropecuaria”, que todos subsidiamos y cuyo destino final beneficia a unos pocos.
Sostenemos una vez más que hay una alternativa, una verdadera salida para enfriar el planeta y actuar sobre el cambio climático y no es con represión ni con su acción desenfrenada. Solo superaremos la difícil situación que atraviesa nuestro país, planificando revertir el camino desarrollado hasta ahora, y es optando por el modelo agroecológico de producción que se opone al agronegocio.
 Adhesiones:
Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria (CALISA) – Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Argentina.
Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria (CALISA) – Escuela de Nutrición de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Argentina.
Seminario Interdisciplinario sobre el Hambre y el Derecho Humano a la Alimentación Adecuada – Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Argentina.
Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria y Agroecología – Universidad Nacional de Luján (UNLu), Argentina.
Cátedra Abierta de Estudios Urbanos y Territoriales – Sede Trelew de la UNPSJB, Argentina.
Cátedra Libre de Agroecología y Soberanía Alimentaria (CLAySA) – Universidad Nacional de Córdoba (UNC), Argentina.
RENACE, Red Nacional de Acción Ecologista y sus organizaciones:  
ASOCIACIÓN AMIGOS DEL LAGO DE PALERMO - ACCIÓN POR LA BIODIVERSIDAD. . AMBIENTE MAR - ASOCIACIÓN CONTRA LA CONTAMINACIÓN AMBIENTAL - ASOCIACIÓN ECOLÓGICA DE LANÚS. A.E.L. - BIOS ARGENTINA - COLECTIVO TINTA VERDE - ECOLOGÍA Y CRECIMIENTO CON ORGANIZACIÓN SOLIDARIA. - E.C.O.S. DE SALADILLO - FUNDACIÓN UÑOPATUN – PERMAHABITANTE - MOVIMIENTO ANTINUCLEAR DEL CHUBUT. MACH - FORO ECOLOGISTA DE PARANÁ -  FEDERACION ARGENTINA DE ESPELEOLOGIA- FadE - FUNDACIÓN CULLUNCHE -
ASOCIACIÓN AMBIENTALISTA PIUKE - SOCIEDAD ECOLÓGICA REGIONAL – SER – CENTRO DE PROTECCIÓN A LA NATURALEZA. CeProNat - CENTRO ECOLOGISTA RENACER – MUYUQUI - PRO ECO GRUPO ECOLOGISTA -  ECO SITIO

viernes, 13 de enero de 2017

Ola represiva en toda la PATAGONIA



Alerta – Wallmapu

 Comunicaciones Mapuche ante gravísimos hechos de violencia-estatal empresarial


Violencia contra el Pueblo Mapuche en Ngulumapu (Chile) y en Puelmapu (Argentina)

Comunicaciones Mapuche de diversos puntos del Wallmapu difunden sobre los graves hechos de violencia contra el Pueblo Mapuche. Se convoca a urgentes manifestaciones.

Para este viernes 13 de enero, 19 horas, se ha llamado a una manifestación en la embajada de Argentina (Miraflores 285), Santiago de Chile, en repudio a la grave violencia ejercida por el estado y empresas, en especial, ante la masacre en Cushamen , que arrojó decenas de heridos con impactos de bala tras la represión en tres ocasiones consecutivas. La Infantería de la Policía de Chubut disparó contra los integrantes de la comunidad mapuche que defiende su tierra y dejó varios heridos, algunos de gravedad. Uno de ellos tiene el maxilar destrozado y otro politraumatismo de cráneo. Asimismo se ha informado que Facundo Huala se encuentra grave.

Para el día martes 17 de enero, desde Ngulumapu (Chile), ante los actos de violencia del estado chileno y empresas (forestales, hidreoléctricas y latifundio colonial), se ha programado una manifestación familiar en Temuco (10,30 horas Plaza Hospital), convocándose también a diversos otros puntos, en repudio a baleos de mujeres, hombres, ancianos/as y niños/as, en contra de las persecuciones y criminalización a defensores de la tierra, en contra de hechos de tortura y asesinatos. En Concepción está convocado también el mismo día martes, a las 19,30 horas en el Palacio Tribunales.

En ambos lugares de la cordillera, comunicaciones Mapuche territoriales y organizacionales, han difundido las informaciones, denunciando y puesto en alerta de una serie de hechos. El Concejo Zonal Lafkenche en Puelmapu ha difundido una selección informativa a través de boletines y en su sitio web informativodando cuenta de la gravedad. Por su parte, la Confederación Mapuche de Neuquén dio a conocer un urgente comunicado público, señalando en una de sus partes: “Cushamen hoy es el centro de esta militarización y represión. En defensa de la familia italiana Bennetton. Ataca el Estado al núcleo fundamental que es la vida comunitaria y no duda de golpear o balear sea hombre, niños o mujeres. Nosotros condenamos todo tipo de represión, pero cuando la misma se ejerce sobre un Pueblo con el objetivo de impedir su producción y reproducción, eso es genocidio. Todavía está fresca en la memoria de nuestros fvtakece (ancianos) las consecuencias del genocida Roca y hoy Macri/Das Neves, buscan replicar este mecanismo”. Wallmapu Futa Trawun con la organización Consejo de Todas las Tierras, desde territorio Ngululche (Chile), también ha difundido las atrocidades cometidas por Gendarmería y la policía Argentina.

Violencia contra el Pueblo Mapuche en Ngulumapu (Chile) y en Puelmapu (Argentina)

En Puelmapu (argentina), Cushamen, Chubut, decenas de heridos fue lo que ha dejado la violenta arremetida de infantería policial y Gendarmería en tres ocasiones consecutivas, esto, en el marco de un conflicto territorial que vincula, según reportaje de RT directamente al grupo económico Benetton. Por su parte, Página 12 publicaba en una de sus notas: “Uno de los heridos está internado en el Hospital de Bolsón y deberá ser intervenido para una reconstrucción maxilar. Su nombre es Emilio Jones y recibió un disparo con bala de goma que le destruyó la mandíbula. “Le tiraron a quemarropa, a tan corta distancia que le destrozaron el maxilar. Sabemos que pasó bien la noche y que hoy le harán estudios para las cirugías de reconstrucción”, le contó al medio Soraya Maicoñia, una de las referentes de la comunidad afectada.

La Agencia Red publicaba recientemente sobre las reacciones y movilizaciones en Puelmapu – argentina: “Cientos de personas concentraron ante la Casa de Chubut en la ciudad de Buenos Aireseste miércoles a la tarde para repudiar la represión a la Comunidad Mapuche. Una delegación compuesta por integrantes de los pueblos originarios y por militantes de Derechos Humanos…”. Por su parte, la reportera gráfica Alejandra Bartoliche señalaba desde Barilocheen el día de ayer: “Comunidades y organizaciones sociales repudian la represión en Cushamen”, difundiendo las imágenes de la concurrida concentración, quien también ha comunicado que Fausto Huala fue trasladado anoche con traumatismo de cráneo al hospital zonal de Bariloche, luego de que fuera agredido por las fuerzas represoras. Las manifestaciones de repudio se han replicado también en diversos otros puntos de Argentina (Puelmapu).

Organizaciones de Derechos Humanos de Argentina se han pronunciado con alarma ante estos hechos: “Los organismos de derechos humanos abajo firmantes repudiamos firmemente la violenta represión ejercida por las fuerzas de Gendarmería Nacional, apoyados por efectivos policiales provinciales, contra la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia de Cushamen, Chubut”.

Amnistía Internacional, también dio cuenta de un comunicado público: “Amnistía Internacional repudia la represión contra el pueblo mapuche por parte de Gendarmería y de la policía de Chubut en el marco del reclamo de los pobladores de tierras ancestrales que actualmente están en disputa con el grupo empresarial Benetton”.

El Diario Página/12 en Argentina ha dado continuas coberturas a los hechos, difundiendo las denuncias de integrantes de la comunidad Pu Lof quienes relatan “la persecución que vienen sufriendo desde que comenzaron sus reclamos de tierras ocupadas por Benetton y explican en detalle los violentos operativos represivos. Hay tres detenidos y otros siete fueron liberados”, indica el medio.

Por su parte en Ngulumapu (Chile), se ha venido generando una escalada de violencia hacia comunidades Mapuche concentrados mayoritariamente en zonas de Arauco – Bio Bio, Araucanía y de Los Ríos, las que están vinculadas al conflicto estatal en conjunto con empresas forestales, empresas de energía y latifundio colonial. Algunas de ellas:

–En febrero de este 2016, ocho comuneros de la comunidad de Choque de Tirúa fueron torturados por fuerzas represoras de carabineros, luego de ser emboscados en un camino rural de Tirúa. En marzo, Hernán Paredes Puen recibió cuatro escopetazos por la espalda luego que un grupo del Gope irrumpiera en la comunidad María Colipi en Tirúa.

–En mayo del 2016, agentes represores dispararon a escopetazos y a quemarropa a Ruth Meñaco Paine de la comunidad Caupolicán de Lleu Lleu, en presencia de sus dos hijos y a unos 10 metros de distancia.

El Lonko Víctor Queipul, de Temucuicui autónoma, en junio del 2016, fue secuestrado lo que ha sido atribuido a sicarios y/o policías de civiles, lo que incluye sendas persecuciones y hostigamientos, razón por la cual Amnistía Internacional ha levantado una campaña.

-La Machi Francisca Linconao cumplió 9 meses con medida cautelar de prisión (segunda arremetida en su contra) y ahora con arresto domiciliario en el marco de una persecución y montaje por el caso “Luchsinger Mackay” como han señalado comunidades y organizaciones de derechos humanos.

Macarena Valdés, del sector de Tranguil – Liquiñe, comuna de Panguipillu fue encontrada muerta, colgada, el 22 de agosto del 2016, en presencia de su hijo de un año y medio, descubierta por otro de sus hijos de 11 años (Macarena tuvo 4 hijos junto al werken Rubén Collio). Previo a esto, habían ocurrido una serie de amenazas por parte de sicarios en contra de esta familia, así, como a otras del sector que se oponen a los proyectos hidroeléctricos impuestos por la transnacional RP Global, la que es sindicada de haber generado un violento conflicto en el territorio.

-En noviembre del 2016, Lorenza Cayuhan fue obligada por Gendarmería a dar a luz a su hija Sayén, engrillada de los pies en presencia de gendarmes.

-El domingo 18 de diciembre. Brandon Hernández Huentecol, adolescente mapuche de 17 años del sector Curaco, de la comuna de Collipulli, resultó gravemente herido tras recibir un impacto de escopeta en su espalda disparada por un efectivo de fuerzas represoras de Carabineros, hecho que se desenlaza cuando Brandon trató de proteger a su hermanito de 13 años que había sido reducido por el funcionario policial en el marco de un control de identidad ilícito. La acción del policía arrojó más de 140 proyectiles de perdigones en el cuerpo del joven Mapuche, desparramados en diversos órganos de su cuerpo que lo mantuvo con riesgo vital.

– El 5 de enero de 2017, se dio a conocer la preocupación y alerta por parte de comunidades de sectores de Curarrehue y Pucón ante el aumento progresivo de distintas formas de provocación y hostigamiento policial que algunos agentes estatales de carabineros vienen realizando.

– El día viernes 6 de enero del 2017, fuerzas represoras del estado chileno allanaron al Lof Rofwe de la comuna de Padre de Las Casas, deteniendo al joven Mapuche Francisco Painevilo, a quien se le pretende imputar cargos sobre supuestos atentados a garitas en Pitrufquen. Se trataba del mismo joven que los 14 años de edad (octubre del 2009) fue detenido mientras recolectaba hierbas medicinales, subido a un helicóptero de Carabineros, esposado y amenazado con ser lanzado si no delataba a otros miembros de la comunidad, hecho que era parte de múltiples otros casos de atentados contra la infancia Mapuche.

-El martes 10 de enero del 2017, un amplio contingente policial acompañando a una receptora judicial intentó desalojar irregularmente a pareja de ancianos Mapuche y tres niñas, familia Ayalef Catricura, por un conflicto sobre tenencia de tierras que son mapuche, en sector Menetúe – Catripulli, comuna de Curarrehue.

–Este miércoles 11 de enero, se detuvo arbitrariamente con abuso de poder y agresiones por parte de la policía a tres mujeres, incluyendo a una niña de 15 años, quienes quedaron absueltas de cargos y se acogió denuncia contra los funcionarios estatales, informaba la abogada Manuela Royo. .

Cabe consignar que esta ola represiva en ambos lados de la cordillera, se ha efectuado en este último tiempo acompañado de campañas comunicacionales de sectores de latifundistas – terratenientes y empresas, junto a sectores políticos vinculados a sus intereses, generado a través de algunos medios para montar acusaciones de “terrorismo mapuche”, de supuestos vínculos con grupos beligerantes, exigiendo a su vez mayor represión y justificando los actos de violencia.

mapuexpress.org

TERRORISMO DE ESTADO EN LA PATAGONIA...



COMUNICACIÓN MAPUCE


Con una violencia y un despliegue descomunal, llegaron las fuerzas represivas de Gendarmería Nacional a la región mapuche en Puelmapu. La posibilidad de una represión salvaje fue anunciado por el diario nacional Pagina 12 y sin embargo no le generó ningún conflicto al gobierno nacional, que puso toda la fuerza de represión al servicio de un desaforado gobernador Das Neves. Este gobernador pide sangre de toda las formas, como única forma de resolver un conflicto de poco mas de un siglo, que se inició justamente con un intento de arrasar todo con la fuerza de las armas y al que le opusimos una resistencia histórica.

Cushamen hoy es el centro de esta militarización y represión. En defensa de la familia italiana Bennetton. Ataca el Estado al núcleo fundamental que es la vida comunitaria y no duda de golpear o balear sea hombre, niños o mujeres. Nosotros condenamos todo tipo de represión, pero cuando la misma se ejerce sobre un Pueblo con el objetivo de impedir su producción y reproducción, eso es genocidio. Todavía está fresca en la memoria de nuestros fvtakece (ancianos) las consecuencias del genocida Roca y hoy Macri/Das Neves, buscan replicar este mecanismo.

Luego de haber generado heridos de balas de goma y de plomo y dejar un tendal de heridos, quebrados y familias humilladas por la violencia, Gendarmería y la GEO descansan en el Bolson. Alli, en ese lugar, se generó días atrás la mayor movilización de la provincia de Río Negro en la defensa del Agua y contra la extranjerización de la tierra, ante el intento de Joe Lewis (amigo de la pareja presidencial), de asegurarse un negocio inmobiliario. Es este pueblo de El Bolson, el próximo objetivo de este Tour de Represión? La población que se movilizó de manera ejemplar, ya no duerme tranquila, porque sabe que esta en la mira.

Quién seguirá después?... el Lof Ancalao que mantiene dignamente la defensa de su territorio recuperado de manos saqueadoras y lo querían condenar a la pobreza eterna?

Quien continua luego en este verano de represión militar? El Lof Kinxikew que un inescrupuloso juez de Junin de los Andes (Andres Luchino) le dictó una orden de desalojo para favorecer a una familia de origen austriaco, a pocas horas de la Navidad cristiana?

Y ahora que nación, las provincias petroleras, los gobernadores y el sindicato se han puesto de acuerdo para profundizar la explotación de Vaca Muerta, las comunidades mapuche que venimos denunciando la contaminación y el saqueo de los recursos naturales, seremos los próximo en la lista de la ruta de la represión?

La única lógica para que se haya generado el desplazamiento de 300 efectivos de gendarmería con toda la parafernalia represiva y de terror, que incluye tanques, camiones, escudos, armas, etc; es que ESTO RECIÉN EMPIEZA. Cushamen es el ensayo para una represión que continuará y por eso nos organizamos en nuestros territorios para que a Macri y los gobiernos provinciales que acepten la doctrina de la seguridad nacional que ideó una funcionaria desquiciada por el ejercicio de la violencia como Patricia Bullrich, sepan que pagaran un precio político muy caro ante el objetivo de escarmentarnos a través de la violencia física.

Cuentan con un instrumento perverso como la LEY ANTITERRORISTA para implementar los compromisos asumidos ante las corporaciones del petróleo, la minería o la soja. Pero al frente hay un pueblo digno que exige políticas de restitución territorial producto de un acuerdo político que quizás hoy esta campaña de represión no está dispuesto a conceder.

Es urgente lograr ese escenario político, donde se asuma que estamos ante un conflicto histórico político cultural sin resolver, cuyas consecuencias más inmediatas son la pobreza y el reduccionismo territorial. Y eso debe encontrar, no un escenario de guerra, sino interlocutores serios y responsables dispuesto a un acuerdo histórico.

Neuquen, Puelmapu, 11 de Enero 2017

jueves, 12 de enero de 2017

Un año corriendo por la Semilla Nativa.


Durante el 2016, tuvo lugar una vez más la Carrera Ceremonial "Jornadas de Paz y Dignidad". En esta ocasión fue consagrada a valorar nuestras semillas nativas. Como es tradicional, esta carrera organizada por pueblos originarios de todo nuestro continente, entre Alaska y la Tierra del fuego, atravesando a su paso pueblos de todas nuestra lenguas nativas y territorios de todas las regiones de nuestra Madre Tierra.

Reproducimos esta nota de Jorge Ventocilla para Biomuseo de Panamá:
Título original:  "Desde Patagonia y Alaska hasta Panamá. Corriendo por la Madre Tierra".
Fecha: 13 DIC 2016

Hablaremos esta vez de la VII Jornada de Paz y Dignidad (JPD), que del 14 al 17 de noviembre pasado reunió en nuestro país (Panamá) a cerca de un centenar de personas de culturas originarias y grupos de ideales símiles, de todo el continente.

Las JPD podrían ser caracterizadas como “carreras de postas” y se realizan cada 4 años. Esta vez tuvo dos “flechas” - así se les llama. Una que salió el pasado 6 de mayo de Ushuaia, en la Patagonia Argentina y otra que el 1º de mayo salió de Chikaloom, en Alaska. El 14 de noviembre por la mañana, ambas se encontraron en nuestro país.

¿Y para qué lo hacen? Tomarse en serio hoy en día una actividad así, que demora además seis meses y va desde los extremos del continente hasta el istmo de Panamá, se hace o porque da pingues ganancias económicas o por decisión del corazón. No hay de otra.

Dice uno de sus documentos oficiales: “Jornadas de Paz y Dignidad es una carrera tradicional, es una forma de honrar nuestro legado ancestral representado por las naciones nativas de este continente.” Ana María Vásquez, amiga de Colombia que sabía de mi interés en este asunto de las Jornadas, me escribió hace varios meses contándome que ya habían partido los corredores de la Patagonia. Me puso en contacto con ellos y fue así como el sábado 12 de noviembre, fui con mi esposa e hija a casa de nuestros amigos Hermer y Diamantina Barrigón, en la comunidad de Piriatí Emberá, en el Bayano. Ahí estaba ya el grupo de corredores que venía llegando de Suramérica. Una gran sopa nos calentó el cuerpo y el alma y sirvió para celebrar el encuentro. Luego el grupo pasó al Parque Summit donde se celebró el evento conjunto con el grupo mayor de corredores del Norte, que venía entrado desde Costa Rica. Algunos otros más llegarían luego por avión.

Músicos y grupos de danza, tanto de adultos como de niños de los pueblos originarios panameños se turnaron para celebrar a los visitantes los cuatro días en el Summit. Un “fuego sagrado” fue encendido y se mantuvo prendido sin interrupción. Fue junto a ese fuego donde una noche tuve la oportunidad de conversar largamente con Yaya O´Qllo, una abuela originaria del Perú que de sus 70 años lleva 29 en este tema de las JPD. Ya no está como para venir por tierra hasta Panamá, pero aún hace algunos trechos. Ella me dijo – y así empezamos nuestra conversación –, que estaba feliz con la naturaleza de Panamá que tanto le recordaba a la Amazonía. “Jornadas de Paz y Dignidad es un movimiento del espíritu, un movimiento espiritual, si así se le puede llamar”, me contó. “Surgió el año 1990 para traer a la memoria el legado ancestral de los pueblos que dieron origen a éste continente.”

-¿Y a quién se le ocurrió la idea? pregunté
.

“Ese año se reunieron en Quito ancianos, líderes espirituales y dirigentes de pueblos y comunidades nativas. Había ahí representantes del norte y del sur de América. Este encuentro fue uno de reflexión y toma de decisiones en función del término y del inicio de un nuevo Pachacuti, palabra que define un periodo de 500 años. Terminaba esos años un Pachacuti de oscurantismo en el que se sufrió la invasión de occidente [1492] que devino en destrucción e imposición de visión y formas de vida. Y se iniciaba en el año 1992, el Pachacuti de la Luz, en donde todo saldría a la luz del día y nada permanecería oculto. En la reunión se trajo a la memoria la profecía del águila y del cóndor que decía que habiendo sido separados, los pueblos de ambos lados se volverían a juntar. El norte tenía una forma de expresión espiritual que podría ser aplicada en el continente, las carreras espirituales. Así se acordaron las Carreras Espirituales de Jornadas de Paz y Dignidad.

    Rene Vergara portando el Sagrado Bastón del Cóndor

-¿Qué se siente tras correr toda la América del Sur, hasta Panamá?
pregunté a René Vergara, quien venía desde Patagonia. “Corremos por postas. Somos los ‘chaskys’ quienes viajamos la ruta completa; otros participan por algunas semanas o unos cuantos kilómetros. El correr se convierte en una ofrenda, en una relación de convivencia armónica con la Madre Tierra”, me dijo.


En el 2020 el destino de encuentro será Quito, capital del Ecuador. Sin duda hay mucha más información y mensaje detrás de las Jornadas de Paz y Dignidad, uno de esos eventos que a veces pasan no más por nuestras tierras sin causar mayor revuelo pero que sin duda llevan un mensaje necesario, que nos hace bien conocer.


sábado, 7 de enero de 2017

El ecologismo no debe caer en la trampa animalista


Por Javier Yanes

Hace siete años, cuando entre unos cuantos lanzamos al espacio de la prensa la sección de Ciencias del finado diario Público, nos sobrevoló peligrosamente la intención de que nos cargáramos a la espalda las noticias sobre animalismo, como parte de la información de Medio Ambiente. A tal despropósito nos opusimos en bloque. El animalismo, el de temperatura templada, es algo plenamente respetable, pero no es ecologismo, ni mucho menos ecología. Como fenómeno social, su lugar debía estar entre el resto de asuntos de sociedad, como educación, sanidad o igualdad. En lo que respecta al animalismo febril, el que antepone la declaración de derechos del cangrejo a la conservación de los ecosistemas, en una sección de Ciencias el único enfoque válido podía ser el de denuncia… del animalismo. Finalmente se impuso la cordura, y el animalismo se fue a la sección de sociedad.

Compadecerse del sufrimiento de un animal es una emoción loable, y batallar contra el ahorcamiento de galgos y el ahogamiento de cachorros es una causa noble. La preocupación por los animales criados en la sociedad humana y abandonados por la sociedad humana dignifica a la sociedad humana. Pero nada de esto tiene que ver con la conservación medioambiental. El movimiento ecologista moderno nació en la naturaleza y en la ciencia, llevando el medio ambiente a la cultura urbana a través de pioneros como Rachel Carson, Paul Ralph Ehrlich, Aldo Leopold y otros, pensadores y naturalistas con zapatos científicos que lograron colar el desajuste entre población, progreso y sostenibilidad ambiental (en términos actuales) en el debate político y social de los países desarrollados. En cambio, el movimiento contemporáneo por los derechos de los animales es un producto netamente urbano, impulsado desde ámbitos filosóficos y jurídicos, nacido de la humanización de las relaciones entre las personas y sus mascotas, y extendido al conflicto más general entre el ser humano y el resto de las especies que coinciden con nosotros en esta roca mojada que llamamos Tierra.

Animalismo y ecologismo son cosas diferentes, causas diferentes con orígenes y fines diferentes, y a menudo mutuamente excluyentes, por mucho que se hayan mezclado en un mistificador batiburrillo debido, supongo, a varias causas. Entre estas, destaca el esfuerzo de ciertos movimientos por aunarlos en lo que consideran un espacio ideológico común, una corriente que se cuelga de la creciente adopción de militancias partidistas por parte de las organizaciones ecologistas. Pero tratar de fundir ecologismo y animalismo por el hecho de que ambos tienen algo que ver con los animales es una aberración semejante a aunar a bebedores y abstemios porque todas las bebidas contienen agua. Y como voy a explicar, esto tiene un efecto devastador sobre el ecologismo, ya que contamina lo que debería ser una causa transversal, convirtiéndola en un arma arrojadiza más para alimentar un eterno clima de frentismo político desde una ilusión de permanente clandestinidad. Y la ciencia (la ecología que nutre, o debería nutrir, el ecologismo) no puede dejarse engatusar por esta trampa.

Como ejemplo de los perjuicios de esta contaminación, voy al origen de los tiempos de la biología actual: la publicación de El origen de las especies de Darwin. En el momento en que un sector ideológico, el de las Iglesias cristianas, interpretó aquella teoría científica como un ataque directo a los fundamentos de su institución, se desató una postura cerril destinada no ya a negar, sino a desconocer deliberadamente cualquier evidencia científica. Pero por mucho que se pueda achacar a las Iglesias de entonces (y a algunas de ahora) una actitud hostil hacia el descubrimiento científico, la ciencia pierde su inocencia y su credibilidad cada vez que un postulado científico es enarbolado como ariete ideológico. La ciencia es inocente, y mantener esta inocencia es esencial si se pretende que sus descubrimientos influyan de forma coherente en el rumbo del progreso social independientemente de gobiernos, corrientes, ideologías o coyunturas políticas. Personajes como el excéntrico excientífico Richard Dawkins, reconvertido en feroz apóstol del ateísmo, hacen un flaco favor a la ciencia al convertirla en una opción ideológicamente excluyente y, por tanto, en algo opinable, que puede tomarse o dejarse.



La ciencia no es infalible, ni establece verdades absolutas, ni demuestra nada, sino que mantiene constantemente la posibilidad de refutación, algo clave en el método científico. Pero esto no significa que sea opinable, al menos sin utilizar los mismos instrumentos que la ciencia emplea. Los resultados científicos, sobre todo cuando se acumulan repetidamente en apoyo de una hipótesis concreta, ofrecen un sustento a una comprensión de la realidad que supera con mucho el grado de verdad ofrecido por cualquier razonamiento filosófico o político. La ciencia es refutable, pero solo por la ciencia.

Como ocurrió con el conflicto por el darwinismo, en las últimas décadas otro asunto científico se ha convertido en bandera ideológica: el cambio climático. Igual que en el ejemplo de Dawkins, el hecho de que organizaciones ecologistas hayan asumido una filiación política partidista, ligando la causa ecologista (avalada por una realidad científicamente objetiva) a un paquete ideológico integrado, al mismo nivel, por otras causas subjetivas de lo más variopintas, transmite el mensaje erróneo de que el cambio climático es algo opinable. Esto ofrece la oportunidad a los sectores más conservadores de sostener un escepticismo que carece de todo fundamento científico, pero que en cambio es propagandísticamente muy sólido, lo que convierte en absurdo juego de esgrima política algo que debería ser una prioridad mundial para todos los gobiernos de cualquier color.

Creo que así se comprende de dónde nace la equivocada fusión de animalismo y ecologismo en la percepción popular. Pero al tratarse de una causa ideológica y subjetiva, la aproximación del animalismo y su colonización de ciertas organizaciones ambientalistas dañan la credibilidad de la ecología, la ciencia que sustenta el ecologismo. Denunciar que las ballenas dejarán de existir si persiste el ritmo de destrucción de los ecosistemas marinos no es opinable ni subjetivo. Defender que es lícito agredir a los trabajadores de los buques balleneros y poner en riesgo su seguridad sí lo es, por más que su trabajo pueda resultar incluso más antipático que el de los telepelmazos de Jazztel, que probablemente tampoco han encontrado otro medio más digno de ganarse la vida sin molestar.

Llegamos así al más allá del animalismo, mi favorito, donde este movimiento pierde toda su respetabilidad. Entre la posmodernidad y la seudocultura New Age, en las últimas décadas ha venido creciendo un animalismo extremista caracterizado por la misantropía y la autoexculpación. Los extremistas del animalismo introducen el concepto de especismo o discriminación de especies, pero los criterios sobre a qué especies colocar al mismo nivel son, obviamente, de una subjetividad brutal. ¿Cuál es la frontera? ¿La capacidad de experimentar dolor, como algunos proponen? Los nociceptores, o receptores de dolor de las neuronas sensoriales, están presentes desde el ser humano hasta los invertebrados como los insectos, e incluso se han documentado en el Caenorhabditis elegans, un gusano nematodo de un milímetro de longitud. Dado que es probable que al menos algunos parásitos multicelulares de los humanos posean estos receptores, desde el animalismo extremo podría razonablemente llegar a discutirse qué vida vale más: la de la persona enferma o la de sus parásitos.




Al mismo tiempo, los animalistas extremos suelen abrazar opciones –como el veganismo– con las que se consideran autoexculpados de aquello que vilipendian, una actitud vana y pueril que comparten con cierto falso ecologismo. Es obvia la contradicción entre el uso de cualquier medicamento y la oposición a la experimentación con animales. Pero hay otros ejemplos más sutiles: estos movimientos suelen hacer un uso intensivo de los medios digitales. Y a no ser que carguen sus móviles, portátiles y tablets exclusivamente a base de fuerza de voluntad, ningún usuario puede considerarse inocente del cambio climático, ya que hoy las tecnologías de la información consumen el 10% de la energía de todo el mundo, un 50% más que el sector global de la aviación y un total equivalente al que en 1985 se dedicaba a la iluminación del planeta. Así que no basta con viajar en bicicleta: la única opción congruente en su caso sería renunciar también al uso de la tecnología.

Por razones como las anteriores, el animalismo extremista resulta ridículo por la ramplonería y el escaso calado intelectual de sus planteamientos, basados en poco más que una instántanea reacción pavloviana de vómito cada vez que se aborda la complicadísima relación del ser humano con la naturaleza, y en una constante acusación a todos los estúpidos que habitaron este mundo antes que ellos y que se equivocaron tanto para contribuir con su ensayo y error a que ellos, hoy, sean tan listos. A estos les recomiendo vivamente que, en coherencia con sus postulados, visiten este enlace http://vhemt.org/ y se apunten al Movimiento para la Extinción Voluntaria de la Humanidad, una iniciativa que habría divertido enormemente al mismísimo Darwin, puesto que extinguirá únicamente la parte de la humanidad que está de acuerdo con dicha extinción, eliminando así sus genes del conjunto general.

FUENTE: http://blogs.20minutos.es/ciencias-mixtas/2014/05/13/el-ecologismo-no-debe-caer-en-la-trampa-animalista/

Fotos de Aldo Leopold: Cazando con arco, pescando con caña y de a caballo.

lunes, 2 de enero de 2017

El Congreso Nacional Indígena participará en las elecciones del 2018 y el EZLN dice “vamos con ustedes”


Foto Mario Marlo


1 de enero de 2017. El Congreso Nacional Indígena (CNI) anunció hoy en la comunidad zapatista de Oventik, Chiapas, que contenderá en las elecciones presidenciales del 2018 con una candidata indígena, decisión que será apoyada por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

Durante la asamblea plenaria del Congreso Nacional Indígena, los pueblos del CNI anunciaron que en mayo del 2017 darán a conocer quién será la candidata indígena que los representará en la contienda electoral presidencial

De acuerdo a información difundida por Radio Pozol, medio alternativo chiapaneco, los pueblos, tribus y naciones integrantes del Congreso Nacional Indígena (CNI), informaron que por acuerdo de sus bases se creará un Concejo Indígena de Gobierno (CIG), “para gobernar al país”.

En el marco del 23 aniversario del alzamiento zapatista y de la segunda parte del Quinto Congreso Nacional Indígena, los pueblos reunidos en el caracol de Oventik, en Los Altos de Chiapas, “presentaron el resultado de la consulta a 525 comunidades indígenas de México, para la creación del CIG, del cual sería vocera una mujer indígena, que también se postularía como candidata para las elecciones presidenciales de 2018”. De las comunidades consultadas, indicó Radio Pozol, 430 respondieron afirmativamente, mientras que 80 aún están en proceso de consulta, por lo que se esperará el resultado total.

A continuación fragmentos de la nota de Radio Pozol

“Es el momento de los pueblos de pasar a la ofensiva. Tiempo de que la dignidad gobierne”, expresaron las indígenas, acompañadas del Comandante Insurgente David del EZLN y del subcomandante Moisés, ante un auditorio repleto de la Junta de Buen Gobierno de Oventic.

“Vamos por todo no tengan duda”, aseguraron las integrantes del CNI, quienes llamaron a cerrar filas para reconstruir a los pueblo y al país en sus conjunto, de las ruinas que ha dejado el sistema capitalista. Llamamos a un cambio pacífico y radical, a un gobierno centrado en la ética, enfatizaron las voceras indígenas.

¿Qué camino le dejan a la indignación?

Por su parte el Subcomandante insurgente Moisés, aseguró que hoy el país “está en peores condiciones que hace 23 años”, cuando ocurrió el levantamiento zapatista. “Nuestros hermanos del CNI han decidido gritar su ya basta, y no van a permitir que se destruya al país”, afirmó el vocero zapatista.

“El CNI lucha por sanar los suelos y los cielos, mediante un camino pacífico, sus causas son justas. ¿Quién les cuestionará el camino al que convocan?”, cuestionó Moisés. “si no se les apoya ¿qué mensaje le dan a la sociedad, qué camino le dejan a la indignación?, abundó el rebelde chiapaneco.

“Al CNI lo van a atacar, calumniar, comprar, pero no se va a rendir, ni vender ni claudicar”, alertó el subcomandante, ello debido a que “el compromiso del CNI, no viene de sí mismo, viene de las tribus y pueblos originarios donde nacieron y se formaron”, explicó. “nosotros para el alzamiento zapatista nos preparamos 10 años, el CNI se ha preparado 20 años para mostrarnos este día un buen camino. ¿Lo seguimos?, preguntó Moisés.

“El CNI va por todo y para todos”, enfatizó el insurgente zapatista; “va por verdad y justicia para Ayotzinapa; por respeto para la madre tierra; por vivienda digna; salarios justos; salud completa y gratuita; educación libre, gratuita, laica y científica; por la autogestión y la autonomía; por las ciencias y por las artes”, enumeró el vocero indígena.

“El EZLN respalda su propuesta, vamos con ustedes, vamos con el CNI. Tienen nuestro apoyo con toda nuestra fuerza”, enfatizó el subcomandante zapatista. “Tal vez sea la última oportunidad de que estos suelos no desaparezcan entre tanta muerte. Hay que escuchar el dolor que hay en México”, alertó Moisés.

Por su parte una comisión de madres y padres de Ayotzinapa se hizo presente en el evento del CNI y el EZLN, para indicar que “a pesar de tanto dolor, aquí seguimos. A los poderosos les decimos que no nos vamos a callar”. Los originarios del estado de Guerrero, expusieron que lo que argumentaba la Procuraduría General de la República de la incineración de sus hijos está descartado. “Me avergüenzo de Peña Nieto”, aseguró una de las madres, ante el desempeño del ejecutivo federal en las indagaciones del caso. “Me quitaron un hijo y ando buscando 43”, expresó ante el apoyo solidario de las y los presentes. “No solamente son 43, son miles en México”, evidenciaron ante las constantes desapariciones forzadas en el actual sexenio.

Fuente: Desinformémonos

https://soundcloud.com/bolsita-de-papel/audio-acuerdo-final-cni-ezln-1

sábado, 17 de diciembre de 2016

ASAMBLEAR EL MUNDO.



10 años de luchas socioambientales
Asamblear el mundo


No caben diez años ni 27 encuentros en las palabras. La Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC) siquiera cabe en su nombre. Se convirtió en un espacio de encuentro único, que interpela y obliga a revisar las prácticas para llegar a los fines. El consenso, la acción y la reflexión para construir una alternativa al extractivismo. “El ego fue una de nuestras peores debilidades, lo que logró dividirnos” ilumina Tatiana haciendo referencia a uno de los puntos oscuros de cualquier construcción social y política. A ese nivel finito llega la discusión en la 27° UAC de La Rioja. Y Catamarca. Son cinco las asambleas que organizan este encuentro que busca, incansablemente, como hormigas consecuentes, encontrar las grietas de un sistema que asesina, contamina, depreda los territorios.

Diez años


Flavia, integrante de la anfitriona Asamblea Riojana Capital, explica que “hemos construido una red enorme, nos conocemos, nos entendemos y nos queremos (esto es importante). En estos encuentros buscamos poder profundizar la reflexión y volver a preguntarnos sobre nuestra identidad, nuestras articulaciones y cómo queremos seguir”. También los pueblos originarios llegaron junto con compañeros y compañeras desde Chile, Uruguay y todo el país llevando la voz de casi trescientas asambleas y organizaciones sociales.

A propósito de transitar los encuentros, reflexiona Marcos de la Comunidad indígena del Valle de Tafí: “Estos diez años de la UAC son una conjunción de voluntades y de saberes unidos por un territorio que fuimos construyendo como UAC, un foro de restablecimiento para nuestra espiritualidad y nuestra intelectualidad.Todos los avances logrados son producto de las grandes luchas de pequeñas organizaciones populares de todo el espectro social, tanto urbanas como campesinas y de las comunidades indígenas donde fuimos intercambiando en acciones solidarias y recíprocas. Nuestros debates pasaron del fragor de la confrontación a lo que hoy se ha convertido en un espacio de reflexión. Hemos entendido que las ideas son de todxs y que van de los pueblos hacia los foros y de los foros hacia los pueblos. Nadie reclama propiedad intelectual, sino que hemos logrado integridad intelectual y espiritual que será el combustible que va a impulsar las luchas de la próxima década que sabemos va a ser muy dura”.

Las luchas territoriales


Las asambleas expusieron las problemáticas que constituyen el núcleo de la conflictividad socioambiental del país y la región y describieron su experiencia en la UAC. Se analizaron las experiencias de la campaña “Paren de Fumigar las Escuelas”, la instalada megamineraBarrick Gold que contaminó cinco ríos de Jáchal en San Juan, las explotaciones que siguen extrayendo oro, cobre y molibdeno como Bajo La Alumbrera en Catamarca, un yacimiento que en veinte años acumuló un pasivo ambiental altamente tóxico, provincia que además sufre la extracción minera de litio al igual que Jujuy o Salta. Otros temas fueron la contaminación urbana descontrolada, la presión para desvirtuar los ordenamientos territoriales de bosques nativos en Córdoba y Buenos Aires, la ampliación de la explotación forestal en el litoral argentino, la violación sistemática de la legislación de protección ambiental, la ocupación del territorio de pueblos originarios, el lobby para modificar la ley de semillas por parte de las corporaciones del agronegocio, entre otros muchos conflictos.

Saberes colectivos

Además de los análisis y debates, se realizaron talleres sobre cuerpo y territorio, ferias de intercambios de productores, y se generó una cartografía social crítica para visibilizar las zonas de sacrificio y de resistencias.

Tras una década de denunciar al patriarcado, la UAC decidió revisar en un taller los hilos ocultos que sostienen un sistema de dominación que pretende ocultarse detrás de la cultura. El resultado fueron coplas, comedias y un juego de la “Patrioca” en el que se retrocede cinco casilleros con actitudes sexistas. Los ecos del taller continuaron en las charlas y reflexiones entre compañeros y compañeras al compartir la convivencia intensa que se genera en la UAC. Casi como una provocación, de fondo sonaba la obra vial de la ruta La Rioja-Sanagasta, que forma parte de un proyecto de conexión bioceánica para exportar de manera masiva los productos del extractivismo, a través del Consejo Suramericano de Infraestructura y Planeamiento de Unasur, más conocido como IIRSA –COSIPLAN, que fue tema de uno de los talleres específicos que se desarrollaron durante la UAC.

Marcha, canciones y baile por la ciudad enfrentando el extractivismo


Bajo una llovizna inesperada para el mes de diciembre en La Rioja, se inició la marcha que caracteriza a la UAC, esta vez por el centro de la ciudad capital riojana. Con enorme alegría, compañeras y compañeros se movilizaron frente a los Tribunales locales, la Dirección General de Minería y la Casa de Gobierno, portando las banderas contra el extractivismo de las diferentes luchas en Catamarca, Córdoba, Entre Ríos, Misiones, Buenos Aires, Mendoza y San Luis, entre otras provincias, además de una delegacion muy festejada de la revista de cultura villera La Garganta Poderosa.

La marcha llenó de color las calles céntricas, en una ciudad que en numerosas oportunidades se manifestó rotundamente en contra de la megaminería a cielo abierto, desde que se formaran las primeras asambleas ciudadanas en Chilecito y en Famatina en el año 2006.

Intenso trabajo en comisiones con plenario bajo los árboles y los cerros

Entre las múltiples ideas, se acordó abrir una cátedra abierta de la UAC, crear un sello editorial con una serie de publicaciones propias para compartir la riqueza y diversidad de experiencias en los territorios que integran esta construcción. Además se coordinará una campaña de escraches a responsables específicos (funcionarios y legisladores) de la contaminación y de la modificación de leyes ambientales en beneficio del capital extractivo. Se decidió dar seguimiento a las leyes de bosques, de humedales y de semillas para lograr ampliar el debate social en torno a estas problemáticas y de generar un espacio de producción alternativa por fuera de las lógicas mercantiles del capitalismo.

No sólo se discutieron las consecuencias que produce el extractivismo en poblaciones y ecosistemas sino que también se celebró que se retire la planta de semillas transgénicas de Monsanto en Córdoba; que se pudo preservar de la nueva embestida minera a la legislación que protege el agua en Mendoza mediante la Ley 7722; que en la Rioja siguen sin poder instalarse corporaciones mineras y que los emprendimientos como Agua Rica en Catamarca permanezcan paralizados y también el inspirador “No a la Mina” del pueblo de Esquel.

Un momento importante en la deliberativa actividad de las asambleas fue proponer la próxima sede del encuentro. En esta ocasión se aprobó como sede la ciudad de Gualeguaychú, Entre Ríos para los últimos días de abril, una propuesta que será llevada adelante por la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú.

La asamblea de asambleas que resisten la presión sobre ambiente y pueblos cierra una vez más un encuentro donde se potencia la construcción de una forma diferente de sentir y crear el hacer político, impulsando la defensa del territorio y el derecho a decidir.



sábado, 12 de noviembre de 2016

SOBRE NUESTRA SUPERVIVENCIA COLECTIVA



Noviembre del 2016


¿Usted cree que las futuras dictaduras serán militares? 
No, señor. El militar no vale nada junto al industrial. Puede ser instrumento de él, nada más. 
Eso es todo. Los futuros dictadores serán reyes del petróleo, del acero, del trigo. 
Nosotros, con nuestra sociedad, prepararemos ese ambiente. 
Familiarizaremos a la gente con nuestras teorías. 
Para eso hace falta un estudio detenido de propaganda". 

"Los siete locos", Roberto Arlt, 1929.


Distopía en la restauración conservadora


Me he propuesto asumir un lugar en el relato político social de nuestra región Abya Yala, a nombre de sus genuinos habitantes.

Durante todo este tiempo he cultivado el enfoque de nuestros conflictos desde la perspectiva de la Ecología Social, una rama nueva del conocimiento colectivo orientada a combinar aspectos determinados por los fenómenos naturales en conjunción con aquellas intervenciones que aporta el programa civilizatorio, observados como un solo fenómeno histórico.

Así conjugo rápida y casi intuitivamente aspectos propios de la observación de comunidades biológicas complejas, a lo que a mi entender sería una de las claves interpretativas de la economía política actual, menos consideradas. De esta manera encuentro necesario poner atención sobre tres objetivos de observación principales. Ellos son: Los alimentos, la población y la energía. Tres configuraciones cuya total desadaptación los coloca en el centro de la crisis del programa civilizatorio en curso de ejecución.

Cualquier observación de una comunidad biológica dada, estará inexorablemente sujeta a dos condicionantes principales de su conducta: La nutrición y la reproducción. En etología no hay muchas más condicionantes constitutivas de la conducta animal que debamos equiparar en relevancia a ellas, de modo que en cuanto a los aspectos colectivos e inconscientes que cualquier comunidad humana posee, podemos decir que tanto una como la otra conservarán un considerable peso en lo que ha de conformar la composición de la condición de bienestar de las comunidades humanas actuales, sea cual fuera la estructura organizativa que posean.

Para el caso de la energía deduzco sencillamente, cual es la fuente real que motoriza todo programa político económico y lo traslada al plano de la realización concreta. Desde ya que no puede ser la moneda, el trabajo, o la fe como parecerían señalar los sistemas religiosos o racionalistas que parece profesar aún el occidente judeo cristiano. Sino que por el contrario es sencillamente el hallazgo de fuentes de energía baratas y abundantes, lo que impulsa toda esta era a la que muchos identifican con el desarrollo moderno.

No existe retraso mental alguno en el hombre del pasado, ni son las razas occidentales superiores a las demás en ningún plano de observación. Por el contrario la civilización moderna embrutece, debilita y enferma a sus mentores con la misma fluída cotideanidad que los predadores naturales capturan sus presas y los convierte en sus cautivos. .

Así fuimos consolidando nuestra doctrina, de una forma simultánea a la ocurrencia de los hechos validados por el relato colectivo, o bien verificando su causalidad por medio de la técnica científica, aportada ya por el testimonio de numerosos facultativos que espontánea y desinteresadamente se fueron sumando y congregando a la par que la propaganda continuó creciendo. Así también fuimos integrándonos a grupos de opinión de diverso origen y composición que adherían a esta naciente casuística, y con ellos fuimos conformando entonces una nueva corriente de opinión, ni inspirada por la ciencia, ni por la religión; sino por la observación directa y la denuncia colectiva en contra de un modelo económico aberrante a todos los valores históricos que han hecho de este bello animal que fuimos la especie dominante de nuestro armónico planeta. Una reafirmación impensada de la identidad humana sobre su historia de adaptación a estos sagrados territorios que desata entonces un nuevo conflicto social entre los excluidos y damnificados por esta verdadera usurpación del espacio biológico habitable y todos los intereses involucrados en el bienestar de sus comunidades políticas.

De esta forma nos fuimos reconociendo parte integrante de variedad de colectivos aunados por la necesidad de resistir la ostensible expansión de un adversario común, sin que haya mediado convocatoria formal previa, o marco lógico anterior a los hechos que la provocaran. Así comenzamos a reconocernos como genuinos integrantes de numerosos movimientos sociales.

Es así entonces como coincidimos con Pueblos Originarios, Campesinos y ambientalistas, de muy diverso origen y pertenencia, con quienes acudimos a formular un nuevo relato emergente y a postularlo en numerosos foros y asambleas inicialmente de trascendencia local pero que hoy componen numerosas organizaciones de carácter ya federativo con proyección regional y como todos podemos corroborar hoy, de una determinante influencia como formadores de opinión a escala planetaria.

Pero la caracterización de los conflictos, si bien representa un indicador valioso del grado de deterioro de una conducta dada, no revela por sí mismo de una manera perceptible, la razón que los respalda, ni atribuye responsabilidades, ni repara tampoco el daño acaecido; por lo que habrá que remitirse entonces a la reconstrucción analítica de los episodios que se conjuguen como nocivos, para poder recién entonces alcanzar a caracterizar a una conducta colectiva, como a un típico delito social, moral o jurídico para así entonces salir a combatirlo con las herramientas más adecuadas.

Y más aún, cuando quienes forman estas nocivas voluntades parten de sectores pertenecientes a factores de poder concentrado política, económicamente capaces de revertir o enmascarar las demandas emergentes, corrompiendo el tejido social que hubiera podido acudir a repararlas.

De esta manera culmino infiriendo que concurren tan diversas fuerzas programáticas y complejas en la caracterización de las nuevas metodologías de intervención territorial por parte del gran capital trasnacional concentrado, que bajo ninguna duda podemos afirmar que ha existido una sofisticada premeditación, que ha involucrado con selectiva antelación a muchas de nuestras estructuras de poder estatal en las que hoy depositamos nuestra confianza. Bancos, multinacionales y nuevas formas de la represión de Estado; se han conjugado operativamente en dispositivos complejos que no solamente comprometen la forma directa de acción enunciada, sino que alcanzan ahora a vulnerar a jueces, universidades y medios de masas, interviniendo sobre toda estructura formal de percepción de la verdad, que pueda poner en peligro el relato del modelo en actual curso de ejecución.


El extractivismo, la etapa superior del monetarismo.

En la actualidad los periodistas militantes
son más peligrosos que los militares de la dictadura.

Gustavo Grobocopatel
(Rey de la soja)

A medida que crecía el siglo se fue caracterizando entonces, el desacople entre el relato ofrecido como modelo de desarrollo, y las genuinas apetencias de progreso buscadas como propósito natural de las masas. Y viendo así como se sintetizaban las ideas fuerza claves de la propaganda política dominante sin ningún sentido de verdad; un análisis comenzó a sobresalir al vertiginoso ritmo que avanzaban las propuestas de inversión financiera internacional sobre nuestro suelo: las “commodities”. Un modelo de intervención territorial completamente subordinado a la obtención de renta financiera, sin ningún reparo por los genuinos intereses del poblador histórico. Un despilfarro obsceno del capital natural de los países periféricos a cuenta del bienestar de las empresas a las que la mano mágica del mercado consagró tanto como para someter a la gente a puñetazos, con el sólo propósito de inhibir a nuestros pueblos de acceso a nuestros más elementales Bienes Comunes. Así prolifera todo tipo de agresión a nuestra integridad territorial como un intento sistemático de alejar a nuestras genuinas culturas de toda capacidad de continuidad histórica, envenenando el agua en sus fuentes, fracturando las napas freáticas en los desiertos, apropiándose de la ruralidad y del suelo; y hasta sometiendo a un irresponsable saqueo nuestras cuencas pesqueras.

Una descapitalización de activos naturales flagrante que despiadadamente escaló además magnitudes monopólicas en sectores extractivos de recursos no renovables, con inmenso impacto sobre nuestras reservas minerales y de combustibles fósiles. Un creciente pasivo ambiental con una profunda huella en el inventario de agua, bosques, pesca y suelos, por no abundar ahora en ya descritos detalles.

Entretanto, la emisión irrestricta del Euro y el Dollar como monedas de referencia impuestas en toda nuestra región determinan la expansión de estas mismas multinacionales, las que inmediatamente señalarán los sectores objetivo a intervenir: La megaminería, el sector energético y rural principalmente. Los alimentos, la población y la energía.

Es así que interpretamos tempranamente, el aborregamiento de un público adicto a una falsa forma de desarrollo, simplemente anticipando el resultado del despliegue de tales intervenciones territoriales y comparándolas con las metas sociales y ambientales que dignamente se llevan adelante en múltiples escenarios de todo el orbe, y que desde ya tienen por meta lograr un sustancial mejoramiento del bienestar humano y que buscan alcanzar más biomasa, diversidad biológica e interacción cultural como base fundacional de un nuevo entendimiento con nuestra madre naturaleza. Y que desde ya contradicen diametralmente la perspectiva de futuro ofrecida desde estos centros de poder cuyas crisis en adelante son compensadas por nuestro empobrecimiento directo con la sola molestia previa de remitir moneda electrónica dentro del holding extractivista, trayéndonos como resultado un masivo empobrecimiento de nuestra población residente.

De esta forma pudimos corroborar en carne propia y ante la azorada mirada de todas nuestras comunidades afectadas, como el criterio de progreso se cernía como un estigma sobre el programa de bienestar propuesto por la más elemental lógica y era impuesta una nueva lógica a la ocupación territorial histórica en aras de una nueva composición de intereses ajenos, y en absoluta contradicción con los genuinos intereses encarnados por la presencia histórica del habitante natural. Nuestro sujeto político. 


Biopolítica. El discurso político de la elite.  


El ecocidio en actual curso de expansión, es impronunciable como discurso político social. Su trama se basa en los peores recuerdos que la humanidad guarda en materia de ideología política. Propicia un postulado originado en la necesidad de expansión territorial, fundado en la superioridad de unas determinadas poblaciones sobre otras y el poder de la intervención humana para eliminar a los grupos seleccionadas como objetivo. Su herramienta es la la propaganda científica, su meta la extracción de una elite de elegidos para su propósito sectario, y su metodología de construcción social es la subordinación de todas las expresiones de autoridad que no les sean adictas, ya sea por descrédito, sustitución o la más elemental eliminación del rival. El actual programa bio político es simple y sencillamente, la continuidad del nazismo europeo por otros medios. Incluso muchos de sus actores económicos son la continuidad de sus fábricas, y hasta sus bases científicas y patentes siguen formando la base del paquete de intervenciones bio tecnológicas que en la actualidad se emplean indiscriminadamente en le campo par poner fin a toda forma de vida ajena a sus intereses económicos. Los agrotóxicos no son entonces productos que manejar con responsabilidad porque pueden ocacionar efectos no deseados. Son elaboraciones específicas para borrar completamente ramas completas de la biodiversidad que defendemos ahora. Fungicidas, herbicidas, insecticidas está aquí para eliminar la vida de nuestro suelo en todas sus más mínimas formas.

Gracias a la exportación hacia la periferia de este modelo de exterminio de la flora, la fauna y ulteriormente del suelo, muchos países desde los que se avalan estos programas de intervención, aplican en sus propios escenarios domésticos la contra cara de este discurso falsamente disfrazado de progresismo. Principalmente en los miembros del Commonwelth se observan el crecimiento del bosque nativo, la pesca de mar y la disponibilidad de excedentes de fauna mayor incluso como para alentar la caza deportiva. Mientras que en sus colonias la hecatombe eco social se expande al ritmo de sus prósperas inversiones.

Para nuestros pueblos la meta de la que aguardar prosperidad no puede ser otra que aquella que promueva la masiva expansión de la vida en su único estado posible: La libertad de las especies originarias. Las únicas aptas para promover el desarrollo de nuestras culturas. Más biomasa, diversidad e interacción humana genuina y ordenada es la meta a alentar entonces como “progreso”, si deseamos alcanzar el “Buen Vivir” que aún profesan nuestros ancianos.


El mundial declive de reservas energéticas

En cuanto a la mendacidad del discurso político dominante, otro ejemplo francamente aterrador lo representa el despiadado estímulo al consumo de energía. No existe posibilidad de estimular al mundo a consumir otra energía que no fuera la más barata disponible, si se tiene como meta el combate de la pobreza, de modo que hablar de energías no basadas en la extracción de recursos naturales, es por ahora una forma indirecta de promover la concentración del nivel de vida deseable, en una elite. Las represas. Los paneles solares y generadores eólicos, son todos hijos de la era industrial; y su aplicación está industrialmente basada en el empleo de energías fósiles.

El hallazgo de reservas fósiles (gas, carbón o petróleo), decrece desde los años '60, su extracción desde los años '80 y actualmente decrece el consumo desde mediados de la primera década del siglo. Ahora mismo estamos inmersos en la mayor crisis que haya atravesado la especie humana desde tiempos históricos. Un marcado declive de la disponibilidad de energía con la que alumbrar otro siglo del programa civilizatorio en curso está en debate, y aún la solución no aparece. 


La renovada explotación de las masas


Sino fuera por la sobrepoblación, el colonialismo sería algo incluso pintoresco. Veríamos pasar cada tanto algún escuálido europeo fatigado por el calor y los mosquitos buscando algo que robar a algún incauto que crea en el valor de su moneda de papel.

La superpoblación es desde sus comienzos, una meta colonialista amañada a la primera revolución industrial, período en el que sobraban recursos y faltaban operarios. Así China e India comienzan tempranamente su periplo hacia la condición actual como primitivas factorías de la explotación humana.

Nuestra región se hizo tempranamente inmune gracias la fertil expansión de nuestro programa emancipatorio. Haití, una verdadera fábrica humana de esclavitud, encendió tempranamente la mecha del reguero de pólvora que nos resguardó del azote de esta forma moderna de cautiverio económico. Simultáneamente, el modelo de expansión territorial que acuñara la conquista española tenía una trágica predilección por la producción primaria, lo que desde un principio impulsó la merma de nuestros planteles poblacionales, en directo beneficio de su más exitosa unidad económica la reducción, la plantación y la encomienda; o más tardíamente la misión y la estancia.

La Comunicación social, cautiva de la magnitud industrial de las masas, no hoza asomar a la realidad, ni aplicar siquiera criterio de verdad alguno a los contenidos impuestos por todo este complejo andamiaje del control social, como en las peores fantasías orwelianas.


El habitante natural como meta histórica 


Pero la condición natural de nuestra población no fue nunca depuesta completamente. Hoy dan sana muestra de digna pervivencia en exclusivo contacto con la naturaleza, numerosos pueblos nativos de todo nuestro amado Continete. Subsisten culturas a todo lo largo de su maravilloso recorrido. Naciones originarias que incluso en muchos casos conservan autoridad, creencias y hasta un lenguaje aún bajo el total sometimiento político y económico al que los sujeta el Estado moderno. Territorios sagrados donde tampoco se ha podido corroborar progreso alguno en la estéril deposición de su rica flora, ni tampoco en la deposición de sus mega diversas formas de vida nativa. Nada se ha ganado frente a la mirada de la historia con devastar los cerros, envenar las aguas de los ríos y con desertificar los suelos. Pueblos a los que en Europa nunca pudieron igualar en libertad, ni con las más racionales fuentes de inspiración dogmática, palpitan hoy en el interior de nuestras modestas democracias sudamericanas.

Es así como no alcanzan las categorías políticas occidentalizadas ahora a asistir de razón a nuestras causas populares, sencillamente porque no corroboran conducirnos a ninguna meta loable que reconocer como objetivo colectivo. Nuestro tiempo es ahora, cuando la mezquindad y rivalidad por la sed de recursos reales ahoga a las economías centrales con fracasos y restricciones.

Nuestro modelo entonces es la vida y su facultad metabólica de acumular energía de manera infinita. Bregar por su masiva extensión territorial, su compleja diversidad de formas y especialidades, sea nuestra meta. El sagrado aprendizaje inherente a cada forma de conducta irracional que trasmiten las manadas a lo largo de generaciones. Millones de años de experiencia en el corazón y la mente de nuestra Madre Tierra, de la que también somos parte de una manera tan inconsciente como inevitable. El espacio que nos honra, el nicho ecológico de nuestra especie y la dignidad de la tarea con que nos honra el lugar que la humanidad el espacio natural al que desde siempre pertenecemos. 

Arturo Avellaneda



PERMAHABITANTE 2016