sábado, 22 de octubre de 2016

Corte Internacional de La Haya. Tribunal MONSANTO



Los días 14,15 y 16 de Octubre de 2016, Naturaleza de Derechos participó de la Asamblea de los Pueblos, en la ciudad de La Haya, Paises Bajos. Llegamos el Jueves 13 de Octubre conjuntamente con Miryam Gorban, Ana Broccoli y Pablo Rubino miembros de la Cátedra de Soberanía Alimentaria de la Escuela de Nutrición - Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires. Fuimos recibidos cálidamente por Alex y Barbara de Navdanya.

La convocatoria a la Asamblea de los Pueblos fue bajo el lema Un siglo de Genocidio y Ecocidio, como un espacio para intercambiar información y exponer los daños que el Agronegocio provoca en las distintas partes del mundo. Asimismo debatir, consensuar, articular acciones y estrategias para frenar el modelo agroindustrial, y a la par, postular urgentemente un cambio, en aras, de recuperar una agricultura que respete la vida y la naturaleza.

La asamblea acompañó las jornadas de recolección de pruebas de los daños que causa el agronegocio en la salud y ambiente, bajo la designación Tribunal Monsanto, que se desarrolló en la misma ciudad, en simultáneo con el encuentro ciudadano planetario democrático y horizontal, por excelencia.

El mismo jueves 13 a la noche, con Pablo conocimos a Ercilia, activista argentina, que actualmente vive en México e interactúa en la ONG Regeneration International, coorganizadora de la Asamblea de los Pueblos. Erzie, como la bautizamos, nos invitó a concurrir al lugar donde se iba a desarrollar la Asamblea, en el Baazar de Ideas, un hermoso lugar anexo al Students Hotel, residencia universitaria.

Cuando llegamos al Baazar todos estaban concentrados en los distintos aspectos organizativos, Els, una chica de Holanda pero que tenia una impronta bien argenta (vivió una década argentina en Laferrere), estaba en todos los detalles, y junto al hermoso equipo de Navdanya, habían estado trabajando días previos intensamente. Nosotros intentamos dar una pequeña mano en la tarea de colgar un enorme cartel del evento, para luego cerrar el primer día en La Haya, en la comunión de un merlot italiano asambleario.

El Sábado 14, era el gran día, que comenzó con una conferencia de prensa con los integrantes del Tribunal Monsanto y Asamblea de los Pueblos, Emilie Gaillard integrante de End Ecocide on Earth, Corine Leppage, Presidenta Honoraria de CRIIGEN (Independent Commitee for Research and Information on Genetic Engineering), Hans Herren de Biovision, Mindi Schneider , Vandana Shiva de Navdanya, Ronnie Cummins de Organic Consumers Association, Andre Leu, de IFOAM-Organics International, Nimmo Bassey de Health of Mother Earth Foundation de Nigeria y Renate Kunast, Coordinadora del Comité de asuntos legales y protección de los consumidores de Alemania.

La jornada plenamente asamblearia comenzó pasado el mediodía con dos Paneles de conferencias sobre el Patentamiento y Envenenamiento de la vida, respectivamente.

En el primero de ellos, Naturaleza de Derechos tuvo el privilegio de participar en la inauguración con la activista Vandana Shiva de Navdanya y el agricultor canadiense Percy Schmeiser, en la sesión titulada "Dueños de la Vida"

Vandana Shiva, en su discurso inicial, refirió a la necesidad de construir una coalición mundial contra la apropiación de la vida que las empresas como Monsanto y Bayer vienen realizando en varios países, a través del patentamiento de las plantas. Vandana fue contundente señalando que cuando hablamos de patentes sobre las plantas, estamos hablando de biopirateria, no de otra cosa. Compartimos las palabras de Vandana. Las semillas no tienen dueño, la naturaleza no tiene dueño, nosotros si somos dueños, de una verdad: la vida no se patenta.

A su turno Percy, agricultor canadiense expuso su historia de lucha en Canada. A mediados de los años 90, Monsanto demando a Percy, bajo el argumento de que había sembrado sin autorización Canola transgénica, cuando en realidad el desconocía esa condición. Percy fue muy valiente y contrademandó a Monsanto ya que en verdad el había sembrado Canola que fue contaminada por Canola GM de Monsanto en razón de la polinización cruzada. Su testimonio fue una crónica conmovedora de la lucha que emprendió contra la empresa transnacional extractivista y que fue registrada en el documental "David vs Monsanto".

Para Naturaleza de Derechos, la convicción de Percy ha sido y es inspiradora para nuestras batallas judiciales que hemos emprendido contra Monsanto (y ahora Bayer y Syngenta).

Luego fue el turno de Naturaleza de Derechos. Las chicas de Navdanya nos habían conseguido dos traductoras españolas voluntarias, las calidas Alicia y Carmen, con quienes ensayamos previamente el Power Point de mas de 30 diapositivas, para cumplir estrictamente con los 30 minutos que se nos había concedido.

El tema de exposición fue nuestra actual praxis en materia de Patentes en Argentina, destacando la participación de mas de 80 organizaciones nacionales y del mundo, con Vandana Shiva a la cabeza, en el caso judicial que se encuentra en la Corte Suprema de la Argentina, donde se solicitó la apertura de una instancia de Amicus Curiae para permitir la opinión y participación de todos los actores sociales que defienden la libertad de las semillas. En ese proceso judicial, Monsanto reclama la propiedad de las plantas GM.

En nuestra presentación pusimos en conocimiento de la Asamblea, el actual plan de trabajo que estamos llevando adelante en materia de patentes en la Argentina, que consiste en un relevamiento y alerta permanente sobre todos los reclamos judiciales y administrativos, en los cuales, las empresas reivindican derechos de patente. A su vez, informamos sobre nuestra participación en la Multisectorial contra la Ley Monsanto de Semillas, recientemente con estado parlamentario.

De ese plan de trabajo, mencionamos nuestra intervención en otros dos procesos judiciales donde Monsanto y Bayer, de modo coincidente, reclaman las patentes por las secuencias genéticas que hacen a las plantas tolerantes al veneno glifosato, buscando así, una forma encubierta de patentamiento de materia viva. Advertimos a la Asamblea que en ambos procesos, las empresas - en afán de argumentar vanamente sobre sus meritos inventivos - brindan información de carácter confesional muy interesante, que es una prueba cabal del experimento transgénico al que esta siendo sometida la humanidad.

Nuestro cierre fue dejar en claro que no le vamos a permitir a Monsanto y Bayer patentar la vida en Argentina. La búsqueda del patentamiento de las secuencias genéticas es una forma indirecta de patentar las plantas. Por ello, a la par que esperamos la decisión de la Corte Suprema de Justicia sobre el reclamo primigenio de Monsanto, abordamos estos nuevos frentes denunciando su improcedencia, en los respectivos procesos judiciales.

Luego de nuestra exposición, fue un desfile de expositores de excelentísimo nivel en tres sesiones. En la primera sesión bajo el titulo "Envenamiento de la Vida" contamos con la presencia de la científica Stephanie Seneff, que nos brindó una clase magistral sobre la relación de los agrotóxicos y el autismo. Le siguió el medico Brasileño Marcelo Firpo informando de modo coincidente a la argentina, los problemas graves en la salud que ha generado y genera el agro negocio en el hermano pais de Brasil.

A continuación expuso Francois Veillerette, de PAN y Generaciones Futuras, que brindó datos de la situación de la exposición directa e indirecta a los agrotóxicos, en Francia. Por su lado, Hans Herren de IASST nos habló sobre la necesidad de una agricultura sin pesticidas, afirmando que ello es absolutamente posible y que de hecho en muchas partes del mundo esta sucediendo. Cerraría la sesión, Andre Leu de IFOAM Internacional sobre la exposición de los niños a los alimentos con agrotóxicos.

En la segunda sesión de conferencias, se mantuvo el nivel de excelencia de los exponentes. El panel tenia un tema, el ataque a los agricultores y la Agricultura. Primero fue la palabra de Charito Medina de MASIPAG (Philipines), que expuso sobre los impactos de los GMO en la agricultura. En el mismo sentido, Farida Ahkter de UBINIG, Blangadesh.

Luego, Ali Tapsoba de Burkina Faso, Nivia Silva del MST Brasil y Via Campesina y Nimmo Bassey de Health of Mother Earth Foundation de Nigeria, expondrían sobre los ataques a los agricultores, haciendo visible una cruda realidad que el agronegocio provoca y el estado consiente en muchos casos: el despojo de tierras a movimientos campesinos con casos puntuales de violencia extrema.

En la tercera y ultima sesión, integraron el panel sobre los ataques a los científicos, Claire Robinson editora de GMwatch.org y Shiv Chopra, científico. También estaba prevista la participación del Científico francés, Gilles Eric Seralini, pero no pudo estar presente, lamentablemente, a causa del fallecimiento de su compañera, días previos al evento. Nuestras condolencias a Gilles. No obstante, fue reemplazado por su coequiper Nicolas Defarge, quien expuso sucintamente y con crudeza las descalificaciones de las cuales fueron objeto Eric y su equipo de investigación. Descalificaciones que han sido merecedoras de reproches en la justicia con resultados a favor de Seralini.

Los exponentes denunciaron los mecanismos que las empresas como Monsanto utilizan para descalificar a los científicos cuyos trabajos muestran una realidad inocultable, los riesgos de daño grave e irreparable a la salud humana y biodiversidad de los agrotóxicos y transgénicos.

En la noche de la primera jornada, y en el marco de la muestra del FINCA en la Asamblea, en una de las aulas, se exhibió el documental de Pablo Piovanno, "El Costo Humano de los Agrotóxicos" que testimonia magistralmente el trabajo fotográfico de Pablo -merecedor ya de varios premios internacionales - , el cual fue también parte del evento de la Asamblea, con una exhibición en uno de los salones y por supuesto receptor de elogios de todos los asistentes.

También en salones contiguos se expusieron otros documentales, todos de alta calidad, entre los cuales destacamos Sementes de Marcelo Engster de Brasil, Shave it de Fernando Maldonado y Jorge Tereso, Naturaleza Vida de Juan Baldana, y los cortos de La Tribu Audiovisual, todos de Argentina. Nuestras felicitaciones al equipo del FINCA.

El arte fotográfico también contó con muestras de Gerald de Vivies "Seed "Outlaws"", Jordi Ruiz Cirera y Global Justice Now "The Batlle against global food corporations" y Navdanya "Seeds of Freedom".

Luego del documental de Pablo Piovano, espontáneamente surgió un debate muy interesante entre los participantes, ciudadanas y ciudadanos de distintas partes del planeta, que quedaron conmovidos por las imágenes que captó la lente de Pablo. Fue un debate enriquecedor en el cual intervinieron los argentinos Miryam Gorban, Ana Broccoli, Pablo Rubino y otros queridos connacionales que viven en Europa. El intercambio de opiniones e ideas terminó con una ronda humana y nuestra Miryam en el medio, para pasar luego al saludo caracol vivando todos juntos "te lo digo te lo canto, fuera monsanto", que fue festejado con aplausos alegremente. De eso, también se trata estos encuentros, fraternizar.

En simultáneo a la exhibición de los documentales del FINCA, el arte estuvo presente con las perfomances teatrales , "Monzado" de Marieke Vingerhoets y un grupo de jóvenes entre 14 y 23 años, y "My Saints look different" de Gerindo Kartadinata. Tras ello, se hizo lugar a un espacio llamado micrófono abierto, que permitió el uso libre del escenario para que los asistentes asamblearios pudieran realizar una exhibición musical, en forma individual o grupal.

La Segunda jornada no era menos intensa que la primera, todo lo contrario, era la hora de los grupos de trabajo. Se formaron 5 grupos de trabajo con tres sesiones: A) GMO (Órganos Genéticamente Modificados), B) Pesticidas, C) Semillas, D) Responsabilidades y E) Agroecologia

En nuestro caso, intervenimos en el Grupo de Campañas contra los agrotóxicos. Primero fue la palabra de la querida cumpa de Paraguay, Inés Franceschelli deÑamoseke Monsanto Paraguay / BASE IS, quien expuso sobre la lucha de los movimientos y organizaciones sociales en el hermano país. Inés fue directa en su reclamo: hermanos europeos no compren los productos transgénicos y las carnes de Paraguay, son el resultado de un proceso devastador de nuestros ecosistemas con implicancias en la salud, sumado a los despojos territoriales a las comunidades campesinas.

Luego fue el turno de Naturaleza de Derechos, en 10 minutos desarrollamos el proceso transgénico Argentino, iniciado en el año 1991. Dimos cuenta de nuestras experiencias en reclamos judiciales en los últimos 10 años, frenando las fumigaciones aéreas y terrestres en las cercanías de la población y escuelas rurales, y el reciente fallo de la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires, contra Papel Prensa, en el cual obliga a la empresa a probar que los agrotóxicos no representan un riesgo de daño grave al ambiente y la salud humana, si quiere hacer uso de ellos.

En nuestra exposición, contamos con la ayuda de la cumpa Barbara Coloma Barcelo de Navdanya que gentilmente realizó la traducción al ingles. También hicimos mención de los logros de otros cumpas y organizaciones, como son los casos de Córdoba, con el bloqueo y el juicio penal de Ituzaingo, la lucha incansable de los hermanos de la Red Salud Popular Ramon Carrillo del Chaco, las campañas Paren de Fumigar Santa Fe, Paren de Fumigar las Escuelas de Entre Rios, y el grito serrano de los Campesinos del Valle de Conlara, en la provincia puntana de San Luis.

Sabemos que nuestro trabajo jurídico es poco y no es suficiente para cambiar el modelo del agronegocio. Pero también sabemos que se trata de una construcción firme, responsable y comprometida socialmente cuyo objetivo es perforar el sistema legitimante del agronegocio basado en la ciencia basura.

Esa ciencia basura ha servido a los que promueven el agronegocio, incluido las autoridades y el poder político mismo, invisibilizar los daños bajo el espurio argumento de la multicausalidad. No tiene mucho alcance ese ardid, pues cuando se les solicita la garantía de seguridad e inocuidad de los agrotóxicos y órganos genéticamente modificados, la negativa es la respuesta. Pero si levantamos el velo, a través de ordenes judiciales - como efectivamente lo hemos hecho - la realidad nos muestra la construcción de un relato que tiene entidad para ser considerado un acto punible.

En el workshop pudimos escuchar a hermanos de distintos puntos de la tierra con los mismos planteos e inclusive con los mismos resultados, ello nos han afianzado nuestra posición, no estamos solos.

Dejamos de manifiesto que desde el campo jurídico la sociedad argentina siempre tuvo y va a tener nuestro aporte, para visibilizar los impactos del agronegocio que los medios ocultan, y legitimar los reclamos al poder político que de modo cómplice omite actuar ante la situación - evidente de daño - a la que conduce el modelo extractivista de la agricultura basada en el uso de transgénicos y agrotóxicos.

Somos concientes que el poder judicial es un instrumento del poder político, como éste del poder económico. Pero ese poder judicial algunas veces presenta grietas: son mujeres y hombres que tienen un sentido de la equidad, que no se dejan presionar, que son libres, que piensan como nosotros.

Es cierto, no son la mayoría, pero sabemos que están ahí. uno tiene la libertad de elegir, o quedarse en la abstracción teorizando con un discurso retórico o actuar a brazo partido para hacer tangible la lucha por el cambio del modelo productivo agroalimentario y exhibir un trabajo de resistencia en el campo jurídico que contagie y se replique en cada rincón donde el agronegocio acomete con sus impactos.

Nosotros como tantos otros cumpas del mundo presentes en el workshop y en la Asamblea, elegimos sin dudarlo, lo segundo. Vamos a seguir generando brotes en la grieta. Es nuestra misión irrenunciable.

Luego de nuestra presentación, se destacaría las exposiciones del Químico Lorring Pang de Hawai. Nos contó como Monsanto ensaya sin escrúpulos sus semillas transgénicas en campos de experimentación sin ningún tipo de control. Dada su calidad de especialista químico, afirma que en la agricultura se puede llegar a utilizar mas de 15 agrotóxicos con distintos formulados, lo cual puede representar miles de combinaciones sinérgicas, con efectos nocivos en la salud humana. Esas sinergias no son tomadas en cuenta por la industria y los gobiernos. Nos alertó que las semillas que se ensayan en Hawai, son las que después se siembran en Argentina.

También Adam Breasley GM Free de Australia brindaría datos de la situación de Australia, que es idéntica a la de Argentina. Acto seguido expondría Sarah Schneider sobre la campaña de la Fundación Ethecon ,que periódicamente entrega el Premio Planeta Azul a las acciones que se consideren significativas para la protección del medio ambiente, y por el contrario, el Premio Planeta Negro, a las que se consideran que lo destruye. Hizo mención del Premio Planeta Negro a Monsanto en el año 2006.

A su turno Maura Crudeli, presidenta de la "Asociación Italiana de personas expuestas al amianto", brindó testimonio de la lucha de 25 años contra la enfermedad que provoca la exposición al amianto. Maura relató que tras años de reclamos se obtuvo la sanción de una ley, en el año 1992, que prohibió el amianto en Italia. Detalló que hay muchas pruebas que determinan la culpababilidad de los empresarios de las empresas cementeras como Eternit, de no garantizar la salud y seguridad, sabiendo todo el tiempo de la nocividad del Amianto y los resultados devastadores de la enfermedad de la asbestosis causada por la inhalación de dicho producto.

Italia, también estuvo representada por Ken Hertoge de PAN Italia (Pesticida Action Network) quien expuso un Power point sobre la campaña en el pueblo de Mals, en el norte italiano, contra el uso de agrotóxicos a metros de las viviendas. Ken contó la historia conmovedora de un pueblo de 5 mil habitantes que realizó una campaña para habilitar un referéndum y decirle No a los agrotóxicos, con un resultado categórico de los vecinos.

Por último y cerrando el workshop, Angeliki Lysimachou de PAN Europe, nos relató todo el derrotero de la organización para evitar la prorroga del glifosato en Europa, que lamentablemente sucedió aunque no con las pretensiones de Monsanto. Fue una exposición muy interesante que coincide con la actual campaña que estamos llevando a cabo, en la Argentina, con la Red de Médicos de Pueblos Fumigados, Fesprosa y Red Nacional de Acción Ecologista (RENACE), entre varias organizaciones y asambleas mas. A igual que en Argentina, las autoridades ambientales europeas de la EFSA, han negado el acceso a los estudios que las empresas como Monsanto han presentado para obtener las autorizaciones del principio activo glifosato y sus formulados.

Angeliki nos contó que están a las expectativas ante una ultima solicitud realizada por PAN Europa. Por nuestro lado, pusimos en conocimiento nuestro trabajo y la reciente acción judicial interpuesta en Argentina, en la que se solicita la exhibición de los estudios de Monsanto, Dow y Atanor, entre otros sobre la inocuidad y seguridad del glifosato - que debe ser resuelta en lo inmediato -, y el pedido de revisión de dicho principio activo y todas sus formulaciones comerciales, como pretensión de fondo.

Tras un descanso, la jornada de la asamblea continuó, entrada la tarde con dos sesiones de conferencia. En la primera de ellas se trató el ataque a la democracia y a las leyes de protección de la naturaleza, con Nina Holland de Corporate Europe Observatory y Ronnie Cummins, Fundador de la Asociación de Consumidores Orgánicos.

Nina desarrolló el problema de los lobby en Europa, contándonos el incansable trabajo de su organización para hacer visibles las operaciones que realizan las empresas del agronegocio en la Comunidad Europea, para que se designen funcionarios "amigos" en puestos claves en los estamentos del estados o en organismos estratégicos para el modelo extractivista. Nina expuso diapositivas que muestran las famosas puertas giratorias y el funcionamiento de organizaciones aparentemente benéficas, pero que en realidad son entes operadores de las corporaciones del agronegocio, como es el caso de ILSI; que bien conocemos y hemos denunciado en Argentina.

Ronnie, por su lado, con un discurso vehemente hizo un llamamiento a la lucha global contra el agronegocio, a su vez, se solidarizó con America del sur, "lo que esta sucediendo en Argentina y Brasil es gravísimo". Aquí hallamos uno de los mayores puntos de emoción de la asamblea.

En la segunda sesión, la temática de las conferencias, tuvo como eje, las nuevas estrategias de las empresas agro biotecnológicas. Fueron de la partida, Vandana Shiva sobre los procederes de Bill Gates, a quien responsabiliza como uno de los principales articuladores de promover un control sobre las semillas. Vandana señaló enfáticamente: "No vamos a dejar el futuro de la evolución humana en las manos de Bill Gates, la vida no es un programa de Microsoft: nuestro futuro no esta para sus apuestas"

Después vendría la exposición de la querida cumpa china Xiulin Gu, sobre la peligrosa asociación entre Syngenta y Chem China Merger.

Siguiendo el derrotero de denuncias, tomó la palabra Antonius Michelman de Alemania, miembro y coordinador de la Coalición contra Bayer en el país teutón. Naturaleza de Derechos tomo contacto con Antonius para intercambiar información, ya que actualmente estamos en procesos judiciales contra Bayer que nos ha permitido acceder a información muy valiosa para los cumpas Alemanes. Lo mismo con Yvonne Zimmerman de Multi Wacth Basel, organización que está llevando a cabo una fuerte campaña contra Syngenta, en la misma Suiza.





Destacamos de esta sesión, la precisión y calidad técnica de la exposición del Etc Group, siempre con las novedades en materia de transgénicos, y como no podía ser de otra manera, con un trabajo de investigación profundo. Jim Thomas del ETC Group nos adelantó las nuevos procederes de las empresas para obtener patentes, creando secuencias genéticas sintéticas, como así también la tecnología Gene Drives que provoca una uniformidad genética a partir de la cuarta generación de plantas.

Con el transcurso de la Asamblea, los participantes latinos empezamos a interactuar en los distintos breaks. Nos dimos cuenta que éramos varios países de latinoamericanos representados y decidimos cenar todos juntos, Belice, México, Guatemala, Colombia, Paraguay, Uruguay, Brasil y Argentina decían presentes.

En la misma cena del sábado 15, decidimos pasar directamente a una reunión como un grupo de trabajo mas, en la misma asamblea y durante mas de dos horas intercambiamos información y opiniones. Como conclusión de esa juntada espontánea latina, surgió armar un comunicado y pronunciarlo en el plenario de la Asamblea. Había motivos para festejar eso comunión, hicimos un tren humano y nos dirigimos al centro del salón comedor donde estaban todos los cumpas del mundo al grito emergente del alma: "Alerta Alerta Alerta que camina, la lucha de los pueblos en America Latina", que fue aplaudido por todos.

El domingo como habíamos acordado, madrugamos y se armó un grupo de redacción que durante 5 horas de debate y de búsqueda de consenso, plasmó en un documento los puntos coincidentes entre todos los participantes latinoamericanos, hubo intercambio de posiciones, ideas, debates intensos, pero con un común denominador que nos viabiliza: rechazo al agro negocio como modelo productivo y reclamo urgente por recuperar una agronomía que respeta la vida, la naturaleza y el bien común.

El documento lo titulamos Declaración Latinoamericana contra el Agronegocio en la Asamblea de los Pueblos-Tribunal Monsanto en La Haya, y fue leído entre todos los latinos, consecutivamente, en el cierre de la Asamblea. Finalizada la lectura no se pudo evitar al mentado grito del Alerta America Latina e inmediatamente al canto obligado y contagioso Te lo digo te lo canto, fuera monsanto, vitoreado por toda la asamblea.

Las conclusiones de los distintos grupos de trabajo de la Asamblea fueron las que esperábamos, las mismas son producto de un consenso y las avalamos en su totalidad. Dichas conclusiones fueron:

El agronegocio, con Monsanto a la cabeza, tiene la responsabilidad por los delitos contra la biodiversidad, la integridad y el valor intrínseco de las especies mediante la definición de las semillas y las plantas como su invención.

También es responsable de los crímenes contra las especies y la biodiversidad, los delitos contra el suelo - destrucción de la fertilidad del suelo y la desertificación- , contra los agricultores -con más de 300.000 agricultores de la India que se han suicidado a causa de Monsanto.

No cabe dudas sobre la responsabilidad por la propaganda pseudo-científica y mentiras para engañar al mundo y encubrir sus crímenes. Y consecuentemente, de los ataques a científicos que se han destacado por una ciencia digna y la investigación independiente.

La Asamblea lo halló culpable de los ataques a la democracia y a sus instituciones como en el caso de los gobiernos nacionales en la India Argentina, México, Brasil, etc, sobre la violación el derecho a saber sobre nuestros alimentos.

Corresponde su culpabilidad por el Ataque a la bioseguridad y la Convención sobre diversidad-Biológica. Monsanto con su contaminación genética y tácticas ha transgredido descaradamente el CDB y todas las normas de bioseguridad.

Y por ultimo, de los delitos contra la Tierra / Gaia . Monsanto y las empresas de venenos son los mayores contribuyentes a los cambios climáticos. Son ellas las que nos están poniendo en el camino de la aniquilación.

En el tramo final de la Asamblea, hubo dos sesiones de conferencias del panel "Vision de los pueblos y acciones para el futuro de los alimentos y del planeta". En la primera sesión, estuvieron Andre Leu, de IFOAM-Organics International, Bart Staes de European Green, Renate Kunast, Coordinadora del Comité de asuntos legales y protección de los consumidores de Alemania, Hans Herren de Biovision , Rachel Parent de Kids Right to Know Founder y Ronnie Cummins

Andre Leu pensando en el futuro inmediato, aseguró que "el modelo de agricultura de Monsanto es absolutamente innecesario, podríamos alimentar a dos mundos si queremos con la agricultura orgánica . "

Ronnie Cummins, en un discurso esperanzador dijo: "Tenemos que globalizar la esperanza! Tenemos que derribar los muros que nos dividen. Con el fin de sobrevivir como especie y el planeta, necesitamos una alianza transnacional para la Tierra. Necesitamos combinar todos los movimientos de los agricultores de la India a México para la supervivencia de nuestro planeta ". Contundente Ronnie.

En la segunda sesión y ya cierre definitivo de las conferencias en la Asamblea, el panel de expositores se conformó con Brid Brennan de Transnational Institute , Miryam Gorban de la Cátedra de Soberanía Alimentaria de la Universidad de Buenos Aires, Valerie Cabanes, abogada y miembro de la organizacion End Ecocide on Hearth y Vandana Shiva de Navdanya.

Valerie Cabanes, es abogada especializada en derecho internacional y pertenece al movimiento End Ecocide on Earth. Con solvencia académica, Cabanes expuso a todos los presentes el trabajo que viene realizando desde su organización para la constitución del Ecocidio como delito penal internacional, en el marco del estatuto de Roma. El crimen internacional de ecocidio estaba incluido en el borrador del Estatuto de Roma (1985 – 1996) y contaba con el apoyo de muchos países, pero fue eliminado a último momento, por ello la propuesta de End Ecocide on Hearth merece ser apoyada y militada en cada uno de los países, entre ellos, Argentina, tomamos la posta.

Con claridad la abogada señaló que el Ecocidio es la destrucción del medio ambiente mundial, estamos hablando de "un extenso daño o destrucción que tendría por consecuencia una alteración significativa y duradera de los bienes comunes o los sistemas ecológicos de la Tierra, sobre los cuales se sustenta la vida de todos los seres vivos y de la humanidad"

Valerie afirmó - algo que suscribimos plenamente -, debemos considerar que la destrucción de sistemas ecológicos vitales es igual a un crimen contra la humanidad y las generaciones futuras. Por lo tanto, el ecocidio debe tener una jurisdicción internacional. Compartimos y adherimos a la propuesta de Valerie.

A su turno, nuestra querida Miryam Gorban, titular de la Cátedra de Soberanía Alimentaria de la Escuela de Nutrición de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, dio clase sobre la lucha y militancia con sus 84 años, "Tengo varios años acumulados de juventud y realmente me emociona ver como hoy hay tantos ciudadanos del mundo resistiendo a este modelo extractivista. "

Miryam expuso sobre la experiencia argentina en las Universidades publicas, con la creación de las cátedras de soberanía alimentaria que cumplen un rol fundamental en los espacios de formación profesional. "Mientras las empresas transnacionales se concentran, como Bayer y Monsanto, nosotros nos desconcentramos, nos dispersamos por el mundo entero, para llevar la alianza estratégica que significa de las universidades con los productores, con los consumidores, esta es la lucha que llevamos a través de las cátedras de soberanía alimentaria que hoy se multiplican en nuestro país, estamos también aprendiendo a encontrar el camino de la agroecologia."

En el cierre de las conferencias, estuvo a cargo de Vandana Shiva. Su mensaje fue claro y preciso, tenemos que armar una acción común planetaria, por la vida. En la asamblea de este pueblo, y en cientos de otros que ocurren, en todo el mundo, la gente ha dictado su veredicto. Empresas como Monsanto, Bayer han destruido la vida, vegetal y humana por igual. Esas empresas han hecho caso omiso de todas las leyes de la naturaleza y de la legislación nacional de los países con el resultado de la destrucción de la biodiversidad de nuestros campos y nuestros sistemas de alimentos. Como parte de la Alianza por la Democracia planetaria de la Tierra vamos a seguir para resistir el intento de estos fabricantes de veneno para controlar nuestra comida, nuestra vida y la democracia.

Este es nuestro "Stop!"- concluyo Vandana. Cada paso que damos de vuelta a nuestras raíces, guiados por el suelo bajo nuestros pies, nos acercará a la armonía - entre sí y con la naturaleza. Estamos aquí, presente, y este es nuestro tiempo. Adherimos plenamente.

Y ya en la culminación de la Asamblea en si, la despedida empezó con todos los participantes tomados de las manos, muchos llorando, como si fuera la pincelada final de cuatro días hermosos, intensos de democracia comunitaria, fraternidad y hermandad asamblearia, con empatía, humildad e igualdad, sin fronteras, apostando a la vida, a defender la naturaleza, los bienes comunes, y mantener las convicciones firmes, la posición critica y de denuncia sobre las pretensiones de apropiación de la vida por parte de las corporaciones del agronegocio y muy principalmente sobre este ecocidio, del cual somos testigos y victimas a la vez.

Pero lo bueno es que no estamos de brazos cruzados, sino con las manos levantadas, la alerta permanente y la voz en alto. No hay plan B, la acción es ahora. En eso estamos. Argentina dijo presente. El Planeta dijo presente.