sábado, 1 de agosto de 2015

Venimos a defender nuestra Madre Tierra



DÍA DE LA PACHAMAMA. Ayer se cumplió otra jornada histórica para la lucha de los pueblos originarios de Formosa. Con el lema: "La Tierra es nuestra Vida", una caravana partió desde Retiro, donde recibieron a 60 nuevos hermanos indígenas que se sumarán a los 50 ya presentes en el acampe QoPiWiNi, iniciado hace casi 6 meses en Buenos Aires. Luego de la experiencia del acampe Qom hace 4 años, dejaron en claro que no se irán sin una respuesta concreta para su reclamo territorial.

"Llegamos para reforzar el Acampe Qopiwini. No queremos seguir sufriendo este gobierno que masacra", expresaron desde el colectivo QoPiWiNi. Los pueblos originarios del noreste del país invitaron a sumarse a esta lucha, celebrando el Día de la Pachamama. "Venimos a defender nuestra Madre Tierra", manifestaron.

Como ilustra el lema de la caminata, "la Tierra es nuestra Vida" indica que el territorio es un elemento central de la identidad comunitaria. Eso vienen a dejar en claro a los gobiernos de Formosa y Nacional: "La Tierra robada será recuperada".

El comunicado de la convocatoria sintetiza el reclamo: "El gobierno provincial de Gildo Insfrán les ha arrebatado más de tres cuartas partes de su territorio. Esta práctica se ve acompañada de la persecución y asesinato de integrantes de las comunidades, y el silencio de los medios de comunicación y las autoridades judiciales".

5 siglos, 5 años, 5 meses

"Quieren hacernos ver como los malos de la película, que no quieren negociar. Manejan medios, justicia, todo". Félix Díaz no pudo estar presente en la caravana, porque se encuentra con su salud delicada, justamente por todo el esfuerzo que tuvo que pasar en estos meses y años que lleva la lucha. Su voz igualmente se escuchó por la transmisión de la Red Nacional de Medios Alternativos.

También por esa misma vía, el Presidente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de La Matanza, Pablo Pimentel, se mostró muy preocupado por la situación. Incluso contó que pensó en contención psicológica para el líder qom, pero la sabiduría de la Madre de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas, retrucó: "Sí, necesita que lo atienda la Presidente". En el acampe un cartel reclama: "Presidente, no se vaya sin recibirnos".

Pimentel expresó que después de 5 siglos de la conquista, 5 años de la represión a los qom, 5 meses del acampe Qopiwini, no los han atendido. "Es una vergüenza nacional", sentenció. Recordó la situación en que el Premio Nóbel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel esperó por horas junto a la delegación qopiwini, pero que ni siquiera recibieron la carta con los reclamos.

Hace un mes exacto, algunos integrantes del acampe lograron ser recibidos por funcionarios nacionales, encabezados por el Secretario de Derechos Humanos, Martín Fresneda. Sin embargo, no hubo actos concretos ni compromiso alguno. Fue el mismo día en que el acampe amaneció rodeado de policías, que amenazaban a desalojarlos, con intimidaciones, como había sucedido con el anterior acampe qom.

La próxima vez que vieron a Fresneda fue en una reunión improvisada, justo en el día de la inauguración de la escultura de Juana Azurduy. En el acampe qopiwini se discutía realizar una movilización hasta donde la Presidente Cristina Fernández se mostraba con el Presidente de Bolivia, Evo Morales. La presencia del funcionario contuvo esa situación puntual.

Marchando por justicia, por la vida, por la tierra

"¡Alerta alerta alerta que caminan. Los pueblos Qopiwini por América Latina!", podía escucharse con el avance de la caravana que partió desde Retiro, pasó por el acampe qopiwini, y llegó a Plaza de Mayo, bien cerca de la Casa Rosada donde esperan ser recibidos por la máxima autoridad de la Nación Argentina.

Y volvieron a exigir: "¡En el centro de Buenos Aires reclamamos exigimos Justicia! ¡Basta de hostigarnos! ¡Basta de perseguirnos!". Recordemos que el propio Félix Díaz está judicializado por el conflicto territorial, mientras que la causa por el reclamo comunitario no avanza en Formosa, sino que retrocede desde hace años.

Por eso desde QoPiWiNi destacan, con paciente firmeza: "La vida no se negocia, la vida no se vende. El Estado tiene que garantizar el derecho a la tierra a la vivienda. Queremos que nos reconozcan como pueblos pre-existentes. Derechos humanos. De eso se habla mucho, pero el Estado esta violando esos derechos". La caminata ya llegó a la histórica Plaza de Mayo, mezclándose con la imagen de los pañuelos.


Fuente: http://www.comambiental.com.ar/