jueves, 26 de septiembre de 2013

Mesa No a las Represas: Carta a la Sra. Presidenta CFK


Carta a la Presidente de la Nación desde la 

Marcha por los Ríos Libres



Los que marchamos desde Panambí hacia Posadas reclamando por el Sí a la Vida, los Ríos Libres, el No a las Represas, y aprovechando su visita a nuestra provincia apelamos a su sensibilidad humana y a su responsabilidad como máxima mandataria del país para pedirle que garantice el cumplimiento de las leyes vigentes y ordene la suspensión de todas las obras del proyecto hidroeléctrico Garabí Panambí hasta tanto el pueblo se pronuncie a través del plebiscito que el gobernador Maurice Closs debe convocar a más tardar en el primer semestre del 2014.

Nuestra  lucha tiene la legitimidad que nos da estar en defensa de nuestro territorio, de nuestros Ríos, el de nuestros hijos y nietos. La legítima lucha en contra de las mega obras que algunos insisten en construir en nuestra provincia y que son causas enfermedades y pobreza. Nuestra calidad de vida se degrada porque mucho depende de la calidad del agua que es maltratada por las represas. Pero nuestra lucha también está amparada en las leyes vigentes, en nuestra Constitución Nacional, es por eso que nos vemos en la obligación ciudadana de pedirle a Ud. y a los demás gobernantes tanto de la Provincia como de la Nación  que  reflexionen.

Prioricen los intereses de un pueblo que quiere seguir existiendo, que está de pie luchando por la vida. Hay otras formas de generar energía para un modelo del que todos podamos ser parte y no solo al servicio de los grandes intereses que siguen saqueando nuestros bienes comunes.

Hay otras formas de generar energía. Los misioneros ya entregamos nuestro territorio, nuestro Río Paraná para la construcción de Yacyreta, la terminación de esa obra que Ud. viene hoy a inaugurar. Una obra que solo nos trajo pobreza, enfermedades, desplazamiento de poblaciones costeras hacia barrios alejados, sin servicios, con vecinos empobrecidos, sin trabajo, sin acceso a condiciones mínimas de vida. Una obra que nos ha cambiado el Río, cuyas aguas estancadas son sinónimo de agua enferma, de maltrato ambiental y de nuestra salud. No hubo desarrollo industrial como prometieron, no hubo ni hay energía barata como prometieron. Es más desde la propia empresa de energía de la provincia –EMSA- reconocen que más del 40 por ciento de los misioneros siguen sin acceso a la energía eléctrica y no porque la producción no sea suficiente para garantizarles ese derecho.

Estamos marchando del Río Uruguay al Río Paraná en un abrazo que incluya toda la Provincia, en defensa de sus Ríos, del agua y de la Vida, más de diez mil misioneros y de otras latitudes nos estamos manifestando. El recientemente fallecido Obispo Piña, presidente honorario de la Mesa Provincial por el NO a las Represas, formada por casi 40 organizaciones de toda Misiones, nos acompaña con su presencia espiritual.

Como ciudadanos misioneros y argentinos pedimos se nos escuche.

Septiembre 2013, desde las Rutas de la Resistencia misionera.