lunes, 1 de julio de 2013

DECLARACIÓN de ABYA YALA


Sobre el Desmantelamiento de la Doctrina del Descubrimiento

Territorio de las Naciones Akimel O'Otham

Abril 19 a 21, 2013

Nosotros los pueblos originarios, hacemos un llamado para reflexionar y tomar acción sobre
temas de crítica importancia para nuestra sobrevivencia presente y futura.

Afirmamos que es nuestro derecho tener existencia libre como naciones y pueblos originarios de este continente y hemisferio, Abya Yala, "llamado [America]", una existencia que se remonta al principio de los tiempos tal como ha sido expresado en nuestras historias de origen. Nuestros ancestros evolucionaron con sus idiomas profundos y sistemas de conocimiento. La sabiduría y la espiritualidad de nuestros antepasados, con sus poderes de discernimiento profundo y observaciones científicas han contribuido a la humanidad en términos de alimentos, medicinas, matemáticas, conocimientos espirituales y entendimientos, además de vastos sistemas ecológicos con agua pura y prístina, lo que constituye la fuente misma de la vida. Nuestros antepasados libres e independientes estudiaron las leyes del universo y desarrollaron nuestros sistemas originales de entendimiento espiritual y armonización. Nuestros originales sistemas de gobierno
legales son y estarán siempre profundamente arraigados en el suelo de nuestras tierras y
territorios tradicionales.

El año 1492 marca el inicio de un proceso continuo de crímenes contra nuestra humanidad como pueblos originarios de Abya Yala [America]. Cuando Cristóbal Colόn, También conocido como (Christopher Columbus) navegó a la isla de Guanahani Taino y reclamó la posesión de ella en nombre de la Cruz y la Corona de Castilla. Colon basado en la afirmación de que los monarcas cristianos tenían el derecho divino de descubrir, invadir y colonizar a los no cristianos, reclamo sus tierras, territorios y recursos. Colόn re-nombro la primera isla de San Salvador ("Santísimo Salvador"), y alzo una cruz y una horca para simbolizar la intención de imponer la dominación política y las leyes de la corona sobre las naciones originarias de nuestros territorios. Esto ocurrió en todas las naciones donde llego la cristiandad de forma invasiva reclamando posesión sobre los centros ceremoniales ancestrales para despojarnos de nuestra espiritualidad.

En 1493, el papa Alejandro VI pretendía hacer una "donación" Apostólica de tierras no cristianas a la corona de Castilla y Leόn, para "la propagación del Imperio cristiano" (emperii christiani), y expresó su deseo de que las naciones no cristianas (barbarae nationes) fueran subyugadas (deprimantur) y "convertidas a la fe misma." El documento del Papa decía a la Corona de Castilla y Leόn, lo siguiente:

"... Nosotros de común acuerdo.... hacemos por el tenor de las presentes, si alguna de
dichas islas han sido encontradas por los emisarios y capitanes, dar, otorgar, y asignar a
usted y a sus herederos y sucesores, los reyes de Castilla y León, por siempre, junto con
todos sus dominios, ciudades, campos, lugares y pueblos, y todos los derechos,
jurisdicciones y pertenencias, todas las islas y tierras firmes encontradas y por ser
encontradas, descubiertas y por descubrir...

Y hacemos, nombramos, y delegamos a usted y sus herederos y sucesores señores de 
ellas [las tierras] con pleno y libre poder, autoridad y jurisdicción de toda clase, con esta
condición sin embargo, que por este nuestro regalo, damos y no asignamos ningún derecho
adquirido por ningún príncipe cristiano ... es por tanto entendido que es quitado o retirado ".

Los derechos de colonización anteriores de "cualquier príncipe cristiano, 'específicamente la corona de Portugal, deben ser protegidos, pero no los derechos de las naciones o pueblos no cristianos. Esta orden resulto en una tradición de dominación y subyugación política, económica, social y cultural en contra de nuestras naciones y pueblos en nombre de la " civilización " y de la "conquista pacífica", los misioneros Católicos Dominicos, Franciscanos y Jesuitas consumaron la imposición religiosa como instrumento de dominación ideológica.

Durante tres días nos hemos reunido en el territorio tradicional de las Naciones O'Odham para discutir y analizar los efectos destructivos, mortales y el genocidio efectuado por la doctrina del descubrimiento en nuestras naciones y pueblos originalmente libres. Nos hemos enfocado en la necesidad de desmantelar y cuestionar las ideas inhumanas y los argumentos que han sido típicamente llamados doctrina del descubrimiento (también conocido como "el derecho de Descubrimiento"). Esas ideas de dominación y sometimiento están perfectamente ilustrados por la bula papal de 1493 y otros documentos emitidos por la Santa Sede en el Vaticano y adoptados por las coronas española, portuguesa y sucesores.

Inglaterra, Francia, Holanda y Rusia también hacen afirmaciones para crear derechos de
soberanía a través de actos simbólicos. Como resultado de la sucesión política internacional, los países del hemisferio occidental remontan su legado político de regreso a 1492, las prerrogativas a Colon y Las Bulas Papales de los siglos XV y principios del XVI. En los Estados Unidos, la formación de los estados de California, Arizona, Nuevo México, Nevada, Colorado y Utah se remonta a los dichos documentos.

Después de muchas presentaciones y muchas deliberaciones en la conferencia llamada
"Desmantelamiento de la doctrina del descubrimiento" los días 19, 20 y 21 de abril 2013, nos encontramos con que la doctrina del descubrimiento por todos estos siglos ha hecho y continúa su impacto destructivo contra nosotros los Pueblos Originarios.

Señalamos que desde la invasión, colonización y posterior imposición de estados coloniales, nuestros pueblos han sufrido persecución, masacres y la negación de libre movilización humana en nuestro propio continente. La Neocolonización actual nos impone las industrias extractivas y nos criminaliza con fronteras coloniales. La imposición religiosa aún sigue señalando negativamente nuestras prácticas ancestrales de espiritualidad, llegando al extremo de negarnos acceso a usar centros ceremoniales hoy considerados ruinas y centros arqueológicos para entretenimiento del turismo.

Por tanto, afirmamos que la dominación, sometimiento y la deshumanización son una clara
violación de nuestros derechos.

Para hacer frente a la sistemática violaciones a nuestro derechos y libertades fundamentales y las diversas formas de dominación y domesticación que afectan a nuestros Pueblos en la actualidad y teniendo en cuenta que los indígenas tenemos un imperativo en cuanto a salvaguardar nuestro derechos y configurar nuestro destino.


Bajo el principio de la autodeterminación hacemos un llamado de conciencia para constituir un "Tribunal de los Pueblos Indígenas" con el objeto de demostrar con evidencias las violaciones a nuestros derechos y sus consecuencias nefastas que impiden alcanzar un futuro mejor y del mismo modo condenar a los responsables de las violaciones de derechos humanos que, por su naturaleza son actos en contra de la humanidad. Cuyo Tribunal tendrá un carácter global y servirá para difundir e informar la situación histórica y actual de los Pueblos Indígenas y asimismo monitorear cada situación. Este órgano indígena dará información a nivel global y educará acerca de la Doctrina del Descubrimiento y sus efectos negativos en contra de nuestra humanidad.

DISMANTLING The Doctrine of Discovery International Conference
April 19-20, 2013
Maya Vision - Centro Cultural Techantit

TONATIERRA