miércoles, 26 de junio de 2013

XX Encuentro de la Unión de Asambleas Ciudadanas en Corrientes


Un encuentro de tierra, luna, fuego y agua

Cientos de asambleístas, estudiantes, artistas, periodistas de medios comunitarios, docentes, investigadores/as de todo el país se reunieron en el XX encuentro de la Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC), en Corrientes para compartir conocimientos, estrategias de lucha y vínculos en defensa de la tierra y del sentido sagrado de la vida. El próximo encuentro será en noviembre en la provincia de San Luis.

Con el Río Paraná de fondo, la calidez de los anfitriones correntinos y decenas de termos de mate de por medio, del 20 al 23 de junio en la ciudad de Corrientes, numerosas asambleas de todo el país se encontraron una vez más para articular y potenciar las luchas contra el modelo extractivo.Emilio Spataro, integrante de la organización local Guardianes del Iberá, destacó que la convocatoria superó las expectativas, con una representación que se extendió desde la Patagonia hasta Salta. “Creo que estamos arriba de los 70 colectivos lo cual es muy auspicioso, demuestra que pese a todas las dificultades nos seguimos encontrando y encontrarnos sigue siendo un triunfo”, señaló.Explicó además, que la convocatoria a la UAC se produjo “en el momento más difícil de nuestra organización, porque nos han aplicado distintos dispositivos de persecución, para frenar nuestro desarrollo ya que hemos logrado enfrentar a corporaciones y frenar proyectos importantes. Conseguimos salir a la calle con acciones directas, cortes de ruta y plantear discusiones sobre el modelo en una provincia en donde nunca se había discutido tal cosa, desde la base de las mismas comunidades”.

A las resistencias históricas contra las pasteras y las mineras se agregaron nuevos conflictos ambientales como el descubrimiento de un centro de investigación para desarrollar caña transgénica, la problemática del fracking (fractura hidráulica para la extracción de hidrocarburos no convencionales) o la instalación de nuevas fábricas de insumos para la minería. Olga Fernández, de los Vecinos Autoconvocados de la Cuenca Río Juramento de Salta cuenta que están en un reclamo contra la instalación de una planta de nitrato de amonio usado como materia prima para fabricar explosivos para la minería. “Esta empresa no cumple con ningún requisito legal, el 15 por ciento de la producción se utilizará como fertilizante y el 85 por ciento se va a Santa Fe para construir explosivos para la minería”, explica Olga sin dudas, sin pausas, con la desesperación de quien emprende la defensa de su territorio. “Esta estructura obsoleta ya funcionaba en Canadá hace 50 años y ha sido trasladada a nuestro país con todos los riesgos que implica. En Waco, Texas, hace muy poco explotó una planta de nitrato de amonio pero diez veces más pequeña que esta y mucho más moderna. Casualmente es la misma propietaria de la fábrica que descartó como chatarra. ¡Les explotó la nueva y quieren instalar la vieja en nuestro país!”, agrega.

En las presentaciones de cada lucha, las asambleas expusieron las diferentes realidades características de cada región aunque ya no con la urgencia de la denuncia sino con la exposición de estrategias y conquistas ganadas en un ajedrez tremendamente desigual. “Hemos frenado a Techint en las costas de Avellaneda”, comparte Macarena Cifuentes de la Asamblea No a la entrega de la costa Quilmes/Avellaneda. A cada nuevo obstáculo, se agudiza la creatividad en el camino del respeto a la vida. Varias localidades se anticiparon y obtuvieron ordenanzas preventivas de prohibición del fracking. En este sentido, Giulio Soldani, integrante de la Asamblea Permanente del Comahue por el Agua (APCA) destacó que “uno de los logros más importantes en contra de la industria extractivista petrolera es el de la comunidad mapuche Winkul Newen ubicada a 12 km de Cutral Có (Neuquén), que logró parar un yacimiento de la empresa Apache en Portozuelo Chico. Apache planeaba perforar 40 pozos y esta comunidad logró reducir la cantidad de perforaciones a nueve”.Giulio explicó que “ésta acción directa le costó a la comunidad sufrir represión, encarcelamiento y una intervención policial en territorio comunitario. Tienen dos juicios por usurpación de tierras en los que fueron absueltos”.

Por su parte, Jenny Luján, de la Asamblea de Ciudadanos por la Vida de Chilecito alertó que si bien en La Rioja gracias a la movilización de ocho años de trabajo de las asambleas se frenó la megaminería, “existen más de dos millones de hectáreas de territorio riojano entregado a las mineras, con lo cual los negocios continúan y también siguen intentando torcer la voluntad popular sobre todo a través de la judicialización de la protesta. Esta semana tenemos 19 nuevos compañeros encausados por asociación ilícita, hechos de violencia y figuras preocupantes del código penal que son la expresión de la ley antiterrorista”.


UAC de luna llena

En la última jornada de encuentro, se conformaron las comisiones a paso lento después de compartir un desayuno rápido endulzado con una botella de miel colectiva que embadurnó las manos enfriadas en “un clima nunca visto en Corrientes”, según una de las guardianas del Iberá casi oculta dentro de una boina.

Ese frío unió aún más los grupos repartidos en seis comisiones que reflexionaron sobre las acciones que la UAC debería acordar de conjunto, el alcance de las comisiones permanentes repartidas en ejes de trabajo sobre salud, educación, agroecología, legales, comunicación y reflexión. Con énfasis, se argumentó que las comisiones no pueden tener autonomía de la UAC porque “los egos son parte de lo que tenemos que transformar” y que así siempre circule y se comparta el conocimiento generado en común.El sol de la tarde permitió disfrutar de la arena correntina y los grupos discutieron sobre el Estado y su despliegue de nuevas estrategias de dominación y represión; y de cómo superar la indiferencia frente al llamado de la tierra.Las tonadas se enlazaron en el momento de compartir el plenario en un círculo en el que cada regional (Cuyo- NOA, Litoral, Buenos Aires, Centro, Patagonia) explicó lo que se emprendió en los territorios y las decisiones de las asambleas locales con un consenso amasado a base de respeto y perseverancia. Hubo críticas duras y así se fomentó el camino de la dignidad por ensayo y error.
Se ovillaron las palabras de Mendoza, La Rioja, Entre Ríos, Salta, Tucumán, San Luis, Córdoba, Neuquén, Río Negro, San Juan, Chubut, Santa Fé, Buenos Aires, Chaco y Corrientes incluso el tono cortante italiano y la cadencia caribeña de Uriel, refugiado hondureño, declarado amigo de la UAC por ovación.


Durante el plenario se acordó que el próximo encuentro se realizará el 15, 16 y 17 de noviembre en la provincia de San Luis, donde la empresa Monsanto planifica instalarse en el Valle de Conlara (zona cercana a Merlo) para producir un nuevo tipo de maíz transgénico, según denuncia la Asociación de Campesinos del Valle. Desde hace catorce años se fumiga con agrotóxicos y ya hay afectados entre los pobladores y trabajadores golondrina. El grupo anfitrión será la Asamblea del Buen Vivir.Entre las principales conclusiones del encuentro, se destacaron la elaboración de una carta en apoyo y solidaridad a la lucha territorial de pueblos originarios en el marco de la Cumbre celebrada en Formosa en junio; la solidaridad con los Autoconvocados de la Cuenca del Rio Juramento que bloquean en forma selectiva la construcción de una planta de nitrato de amonio por ser peligrosamente contaminante y por fabricar explosivos destinados a la megaminería; la realización de un taller de mecanismos institucionales de iniciativa popular, para conocer las herramientas ciudadanas de democracia participativa; la socialización de los fallos favorables de criminalización y judicialización de la protesta y las herramientas antirrepresivas y la adhesión al día mundial contra el fracking el 22 de septiembre.También se decidió el apoyo al Encuentro de Pueblos Fumigados de todo el país que se llevará a cabo en noviembre y la realización de una carta a estudiantes, docentes y no docentes para instarlos a que rechacen los fondos provenientes de la megaminería. Se aprobó además la propuesta de trabajar conjuntamente con la Unión de Asambleas Patagónicas (UAP), que sesionó en simultáneo en la localidad Chubutense de Comodoro Rivadavia.

Mientras transcurría el plenario se fue pergeñando una cena vegetariana: cocineras y cocineros picaron, cortaron y lavaron para cientos. “Habría que cocinar para celíacos”, exclamó alguien y nadie se asombró porque incluir incluso lo impensado es práctica de laUAC. Avanzó la noche y el fogón para fundirse en un abrazo y celebrar la luna llena que inundó el río, el fuego, los chistes malos. El charango y la guitarra entonaron un verso compartido y es cuando las voces se hicieron canción para convertirnos en compañeros y compañeras de lucha y de camino.