lunes, 27 de mayo de 2013

Todo el mundo contra MONSANTO


Menos los gobiernos, los multimedios, los monopolios, los bancos, los exportadores. 

Con la copiosa evidencia científica habida recientemente no alcanza, tampoco alcanza con la estadística sanitaria sobre el impacto en la salud humana de lo que ya podríamos denominar como la era de los biocidas, un tiempo en que la vida y la salud fueron tomadas como enemigas de la prosperidad y del progreso civilizatorio.

Una pandemia de cinismo y mezquindad que no repara en sostener la viabilidad de un modelo agro alimentario que ya está promoviendo una catástrofe sanitaria en todo el orbe. 

Sustancias biologicamente potentes en manos de inescrupulosos intereses atentan hoy contra la fauna y la flora silvestre, contra nuestras costumbres rurales y hasta con los alimentos que consumimos cotidianamente en las grandes ciudades. 

Ya respiramos muchas de estas substancias también a través de los biocombustibles, de modo que es hora ya de ponernos de pie y luchar contra esta forma de inescrupuloso genocidio.  

PERMAHABITANTE