miércoles, 16 de enero de 2013

Apoyo militar israelí y entrenamiento antiterrorista


Policía chilena recibiría entrenamiento militar y armas israelíes contra comunidades Mapuche

Con armamento proveniente de Israel se efectuaron allanamientos a comunidades Mapuche el jueves pasado, según reportó El Ciudadano. Se trataría del rifle de asalto Tavor TAR-21, fabricado por la Industria Militar Israelí (IWI).


La serie de allanamientos fue realizada por efectivos de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI) en las localidades de Lleupeco y Tres Cerros, ubicadas en las cercanías de Temuco.

“No es primera vez que armamento proveniente de Israel se usa en el actuar policial”, señala un artículo alojado en el portal electrónico de El Ciudadano. “Cabe recordar el uso de lacrimógenas de alto poder disuasivo dada su carga química, provenientes del mismo país, usadas para reprimir las manifestaciones estudiantiles y de trabajadores en los últimos años.”

La crudeza de los allanamientos podría tener relación con informaciones aparecidas este viernes en el semanario Panoramas News.

En un artículo titulado “Informe de la ANI entrega nombres de infiltrados en el conflicto mapuche”, el medio de comunicación reproduce a cabalidad un supuesto reporte enviado por el teniente de Carabineros y analista de la ANI, Carlos Espinoza Garín, al organismo encabezado por el ex fiscal de Quillota, Gonzalo Yuseff.

El texto revela que la PDI finalizó en diciembre de 2012 un curso de tres meses conducido por la Brigada de Fuerzas Especiales del Ejército, entrenamiento que oficialmente serviría a la policía “en el área de narcóticos”.

Espinoza Garín explica que el Ejército se sorprendió cuando en la solicitud de malla curricular realizada por la PDI se incluyó entrenamiento en “Guerrilla”, “Combate de Localidades”, “Manejo de vehículos en Convoy”, “Supervivencia”, “Mimetismo”, entre otras capacidades. Fuerzas Especiales del Ejército tuvo entonces la certeza de que el curso requerido “no se relacionaba al tema narcótico”.

“Se desarrolló la instrucción por casi 3 meses, en base a un programa netamente enfocado a Guerrillas, inclusive de a poco los del Ejercito tomaron confianza y bromeaban respecto a que el entrenamiento era para repeler ataques mapuches”, escribe el teniente de Carabineros en el informe de inteligencia.

De acuerdo a la información entregada por Espinoza Garín, el grupo de la PDI esperaría “dentro de 3 o 4 meses comenzar a operar en el sur” basándose “doctrinariamente en el modelo británico y americano” de Fuerzas de Tarea militares.

La presunta filtración del documento también revela la utilización de un informante de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) para infiltrar a grupos ligados a la “Violencia Política” en la Araucanía.

“La ANI, dentro de las medidas innovadoras, enviará al Sur a Nicolás Soriano Mora (el Iguana), individuo que se encuentra reclutado a pago por la Agencia”, explica el teniente Espinoza Garín. “Soriano Mora fue blanco de DIPOLCAR (Dirección de Inteligencia de Carabineros), debido a que se encontraba directamente ligado a imputados del Caso Bombas, además de participar de actividades de tipo Anárquicas, entre otros hechos”.

El analista de la ANI revela que la misión de Soriano Mora “sería ir a reunirse con Francisco Abarca Arap, que es amigo de él y que se fue para la Zona de Conflicto, siendo sus actividades inciertas, pero es de suponer que se relacionan a Violencia Política”.


Fuentes: VerdadAhora.cl