miércoles, 10 de octubre de 2012

Estados Unidos - 32 Millones de Dólares para evitar el etiquetado de organismos genéticamente modificados


El próximo 6 de noviembre, se celebrará en el estado de California, un referéndum, llamado "la propuesta 37", para exigir que los alimentos transgénicos, sean etiquetados como tales en los envases. El nuevo etiquetado, si es aprobado, podría perjudicar mucho a la industria biotecnológica estadounidense, país donde se estima que el 70% de los alimentos vendidos en los supermercados contienen OGMs.

Ya se sabía que los opositores del nuevo etiquetado, no iban a quedarse quietos y que iban a usar su mejor arma para impedirlo: el dinero . La asociación "right to know", promovedora del referéndum , acaba de publicar la lista de las empresas, y otras instituciones donantes, que hacen campaña en contra de la propuesta 37. Y ya son 32 millones de dólares, donados para derrotar la propuesta.

Solamente las "6 grandes" empresas, relacionadas con la producción de plantas genéticamente modificadas y pesticidas, han contribuido con 19 millones de Dólares de los 32 del total. Monsanto, que acaba de dar un adicional de 2,89 millones de Dólares, suma una contribución de 7,1 millones de Dólares. Dupont 4,9 millones de Dólares, Bayer CropScience 2 millones de Dólares, Dow AgroScience 2 millones de Dólares, BASF Plant Science 2 millones de Dólares y Syngenta 1 millón de Dólares.

Otras empresas relacionadas con la alimentación, también han hecho contribuciones sustanciales como: Nestlé, Coca Cola, Kellogg, Pepsico, etc. Por último, hay también organizaciones de lobbies, como por ejemplo, Council for Biotechnology Information, Grocery Manufacturers Association, Biotechnology Industry Organisation...

No podemos dejar de relacionar, estas grandes cantidades de dinero, con el argumento, que estas mismas empresas utilizan, de no poder asumir los costes de investigación más profundos, que garanticen la seguridad de sus productos (recordemos el reciente estudio realizado por el equipo de investigación Séralini que costó 3,2 millones de euros).