jueves, 4 de octubre de 2012

El movimiento 'Madres de Ituzaingó’ reclama la eliminación de los alimentos transgénicos


‘Mujeres de Ituzaingó’, cuya líder, Sofía Gatica, ha ganado recientemente el premio Goldman 2012 de Medio Ambiente por su lucha contra las fumigaciones con herbicidas tóxicos, ha pedido la eliminación de los alimentos transgénicos, “no solo por la salud de las personas, sino porque están convirtiendo las tierras verdes en desiertos”.

Así lo afirmó María Godoy, una de las mujeres integrantes del grupo ‘Mujeres de Ituzaingó’, en declaraciones a Servimedia. “Argentina", dijo, "es el mayor exportador de soja de la Unión Europea. La utilizan para alimentar a los animales, pero en última instancia lo estamos consumiendo nosotros, las personas. Desde los gobiernos nos dicen que los transgénicos no producen daños, pero sí lo hacen. No solo a la salud, sino a la tierra en general. Las tierras verdes se están convirtiendo en desiertos”.

Sofía Gatica, María Godoy y todas ‘Mujeres de Ituzaingó’ han realizado una gira europea con paradas en varias ciudades españolas, con el fin de concienciar sobre los peligros que entrañan los cultivos transgénicos y la agroindustria. 

Además, han formado parte de la Good Food March (Marcha por los Buenos Alimentos), con el objetivo debatir en Bruselas la reforma de la Política Agraria Común (PAC) y sus implicaciones en las políticas agrarias europeas, en la sociedad y en el medio ambiente. 

“Hemos planteado esta problemática aquí en España, y hemos visto que muchos agricultores ven el panorama igual que el argentino. Hemos estado también hablando con un diputado del Partido de los Verdes de Alemania, y entre todos vamos a intentar que se permitan vender y exportar alimentos ecológicos, porque ahora no nos dejan, y estamos muy preocupados”, señaló Godoy. 

MADRES DE ITUZAINGÓ

Con respecto a los alimentos transgénicos y sus efectos nocivos en la salud, María Godoy quiso recordar la experiencia de la ganadora del Premio Goldman de este año, y la situación por la que atravesó el barrio de Ituzaingó, en la ciudad de Córdoba (Argentina), y sus campos de soja, los cuales “siempre se fumigaron con sustancias tóxicas para los seres vivos”, apuntó.

Sofía Gatica, junto con María Godoy y otras mujeres, fundó el grupo ‘Madres de Ituzaingó’ después de constatar un aumento en el número de casos de cáncer y de defectos congénitos en su comunidad y de que una de sus hijas muriera a los tres días de nacer, con un riñón malformado.

“En 1996 nos empezamos a dar cuenta de que la mayor parte de la población de la comunidad (unas 6.000 personas) presentaba problemas de salud. Enfermedades de riñón, enfermedades neurológicas y respiratorias y elevada mortalidad infantil. Además, los casos de cáncer eran 41 veces el promedio nacional”, señaló Godoy. 

“En 2001, Sofía Gatica comenzó la lucha realizando estudios y pidiendo ayuda a médicos y a epidemiólogos para llevar los informes al Gobierno, tanto municipal como al nacional”, explicó Godoy, quien aseguró que nadie les escuchó hasta que un día les cortaron el agua en su zona.

“Nos cortaron el agua porque estaba contaminada por endosulfán. Cuando nos pusieron agua de red, agua potable, nos hicieron firmar unos papeles en los que nos comprometíamos a no demandar al Estado. Esa fue la única respuesta que tuvimos de algún responsable y, sin embargo, pese a ello, las enfermedades siguieron apareciendo”, añadió Godoy. 

Según Godoy, las sustancias tóxicas que se encontraron en el agua tras otros estudios realizados por el asesor de la Organización Panamericana de la Salud fueron el endosulfán y el glifosato, sustancias que se encuentran en el pesticida que, afirma, utiliza la empresa Monsanto para fumigar los campos de soja de Ituzaingó. 

“Hace más o menos siete meses que nos entregaron los resultados del último estudio, los cuales revelaron que el 33%de los fallecidos de Ituzaingó lo hicieron por tumores. Además, el 82% de los niños del barrio tiene agrotóxicos en sangre”, manifestó Godoy. 

Sin embargo, y pese a que este año la ONU ha agregado el endosulfán en la lista de sustancias tóxicas y prohibidas, el Gobierno argentino no ha hecho lo propio en su país, por lo que ‘Mujeres de Ituzaingó’ recurre a ordenanzas municipales para que las fumigaciones se prohíban de barrio en barrio, o a instancias internacionales.

“Hemos pedido ayuda a nivel latinoamericano porque nuestro Gobierno no nos hace caso ni nos resuelve el problema. Lo que pedimos es la asistencia a la gente que está enferma y que se tomen medidas de análisis para detectar enfermedad. Desde que empezamos esta lucha y todas las denuncias, creemos que nuestro mérito es haber dado a conocer una problemática que estaba instalada no solo en nuestro barrio sino en toda Argentina y también en Europa, ya que estas malas prácticas las hacen en todo el mundo”, agregó.
Sin embargo, y pese a que Godoy confía en que el premio de Sofía Gatica servirá para “concienciar a la población de los problemas de salud que puede acarrar el uso de sustancias tóxicas”, añadió que “la presidenta de Argentina anunció hace pocas semanas en EEUU que se va a instalar en las Malvinas una plantación de semillas por parte de la empresa Monsanto, convirtiéndola en la planta más importante de Latinoamérica, por lo que tendremos que seguir luchando, no solo para que no se fumigue, sino para que no se realicen plantaciones cerca de las comunidades de vecinos, ya que la plantación supondrá la inevitable fumigación”.

(SERVIMEDIA)