domingo, 24 de junio de 2012

Mario Mazzitelli: Nuestra repulsa al golpe fascista en Paraguay



El presidente Lugo fue destituido y como hombre de bien, más allá de cualquier debilidad personal, ha buscado evitar nuevos derramamientos de sangre.

La Democracia latinoamericana está herida. Sangran de dolor sus pueblos al observar las viejas miserias de oligarquías egoístas, explotadoras, autoritarias y corruptas.
Los tiempos han cambiado y estos golpistas no tomaron nota. Discutimos con nuestros gobiernos democráticos, pero son el resultado de la VOLUNTAD POPULAR y son NUESTROS gobiernos.


Quienes hoy roban los lugares políticos que no conquistaron, merecen la calificación de traidores y nuestra REPULSA.

El Pueblo sufrido de nuestra hermana república del Paraguay, no detendrá su marcha para reconquistar lo que legítimamente les pertenece. Y el resto de esta América postergada y lucida acompañará la recomposición democrática.

La mentira, el manejo de los medios reaccionarios, las tareas abiertas y encubiertas de desprestigio y las operaciones manipuladas, fueron organizándose para crear el clima golpista. Son lo peor de lo ya conocido.

Los gobiernos populares deben ser enérgicos pero no con medidas que puedan afectar su calidad de vida de su pueblo.

Nuestra solidaridad con los sectores postergados del Paraguay que hasta hoy se sintieron representados por el Presidente Lugo.

Nuestro repudio a los sectores reaccionarios, oligárquicos y terratenientes que produjeron este golpe de estado "pseudoinstitucional" y profundamente anti-democrático que no es más que la reacción fascista de los sectores de privilegio, que no aceptan ni una tibia experiencia democrático/popular.

Mario Mazzitelli

Presidente PSA