lunes, 9 de abril de 2012

Tres mil delfines han muerto víctimas de la explotación petrolera



Las petroleras usan frecuencias de onda acústica que producirían la muerte de estos cetáceos y de otros como lobos marinos y ballenas en las playas del norte. Organizaciones piden detener el uso de práctica aniquiladora.
Claudia Toro.
Su pequeño cuerpo no le responde. Tampoco puede respirar. Mira a su madre desesperado, mientras sus oídos continúan sangrando. Sus gritos lastimeros se escuchan desde el fondo del océano. Entonces decide salir desesperado en busca de ayuda. Y, como si fuera un ser humano, luego de varios días a la deriva llega hasta la orilla en busca de oxígeno. Se arrastra. La arena lo recibe, y es cómplice de su último suspiro hasta que llega la muerte (...) Así, sin cortes ni lesiones externas, casi tres mil delfines y otros cetáceos han muerto este verano en las playas de nuestro país.
¿La razón? Esta mortandad masiva se debería a la llamada 'burbuja marina', una bolsa acústica que se forma al usar en la profundidad del mar equipos para buscar petróleo, gas y otros minerales. Según un informe de la Organización Científica para Conservación de Animales Acuáticos (ORCA)  la revisión médica y los análisis de histopatología forenses realizados a estos delfines revelaron que padecían de síndrome de descompresión aguda evidenciado por fracturas en los huesos perióticos y hemorragia en el oído medio, enfisema pulmonar diseminado, y burbujas de aire en órganos como el hígado, riñón y vasos sanguíneos. 
Los delfines no presentaban lesiones externas de ningún tipo, por lo que se concluye que el impacto acústico sería la causa primaria de varamiento. Para el médico veterinario y director de ORCA,Carlos Yaipén-Llanos, los efectos producidos por estas "burbujas" no son visibles a simple vista o de inmediato, sino que generan efectos posteriores en los animales impactados.
"Este hecho ha cobrado la vida de más de 3 mil delfines y otros cetáceos. Además, no todos los animales que se encuentran en el espacio físico o alcance  de una "burbuja marina" son afectados. Solo aquellos cuya frecuencia de comunicación/audición se encuentra en el rango acústico de la "burbuja" van a sufrir el impacto de manera directa, produciéndoles pérdida de equilibrio, desorientación, hemorragias internas, destrucción del oído interno, destrucción mandibular, descompresión respiratoria, burbujas de aire en órganos y sistema circulatorio, derrames cerebrales, y eventualmente, la muerte", describe el experto.
MÁS VÍCTIMAS EN EL NORTE
Desde hace tres meses, ciudadanos vienen reportando a la línea de rescate de ORCA que más de1500 delfines han varado en las playas de Lambayeque y Piura.
Es por ello que junto al investigador Hardy Jones, director ejecutivo de la organización internacional para la protección de los delfines “BLUE VOICE” (Voz Azul), llegaron hasta la zona norte del Perú en coordinación con la Policía Nacional para confirmar el varamiento masivo, contabilizar los animales, y determinar la causa de muerte de estos delfines.
Según la organización ambiental Mar Azul, en nuestro país existen más de 30 especies de ballenas y delfines registradas en aguas peruanas, lo cual corresponde a más o menos el 37 % de todas las especies de cetáceos conocidas.
"En este examen forense no se encontraron lesiones que justificaran intoxicaciones ni envenenamiento, así como tampoco las típicas lesiones hemorrágicas en la piel o destrucción masiva de tejidos producidas por la explosión de dinamita, por lo que se descarta que este gran número de delfines hayan sido agredidos por pescadores", indican.
Según el jefe del Instituto del Mar del Perú (Imarpe) en Lambayeque, Edward Barriga Rivera, los delfines se encuentran incluidos en la lista roja de especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN).
"En el distrito de San José se han hallado 29 delfines muertos, a los que se les practicó la necropsia. En la zona denominada “Dos mujeres” se encontraron otros 29 delfines varados en estado de descomposición avanzado, en el sector “El pato”, se hallaron 26 más", dijo.
MUERTES SIN PRECEDENTES
Yaipén-Llanos sostiene que este es el varamiento masivo de delfines más grande registrado en nuestro país y en el mundo. Y, lo que es peor, advierte, se ha comprobado que cientos de personas aprovechan esta carne contaminada para consumirla. 
"En el poblado de San José se comprobó que algunos pescadores están consumiendo la carne de los delfines varados y ahora están padeciendo diabetes pues la carne de estos animales contiene alta cantidad de elementos contaminantes como hidrocarburos y metales pesados. Estos delfines expuestos a impacto acústico  también son afectados por la gran cantidad de contaminantes en el mar de Piura, lo que puede producir inmunosupresión y desatar enfermedades", alertó el especialista.
CULPAN A PETROLERA
El reconocido cineasta y ecologista Hardy Jones estuvo en el Perú junto a su equipo el día que el mar varó cerca de 615 delfines en una playa de Chiclayo el pasado 30 de marzo. "Esta sería tal vez la mayor muerte masiva de delfines que se haya registrado en la historia", señaló.
Jones vino al Perú contactado por ORCA. Él narra en su blog que en su viaje fue testigo del cruel escenario a lo largo de la costa: "Todos estaban muertos". Luego escribió en su Facebook "Perú, esta tragedia es indescriptible. Bluevoice (otra organización) está trabajando con el Dr. Carlos Yaipén Llanos de ORCA. Se han obtenido muestras de tejido y se analizarán".
En países como Francia y Estados Unidos, las organizaciones culpan de este hecho a la petroleraBPZ Energy, que inició la explotación comercial de petróleo en el Lote Z-1, ubicado en el zócalo continental frente a la Región Tumbes.
Sus embarcaciones habrían provocado que gran parte de estos animales fallecieran víctimas de la llamada "burbuja marina". "Queremos que esto se detenga y no ver más de nuestros delfines morir en la orilla", señala un poblador.
EN CIFRAS
30 especies de delfines y ballenas existen en aguas peruanas. Esto corresponde a casi el 37% de todas las especies de cetáceos conocidas.
615 delfines quedaron varados en una playa de Chiclayo el pasado 30 de marzo.
CLAVES
Los delfines expuestos a impacto acústico también son afectados por la gran cantidad de contaminantes en el mar de Piura, lo que puede producir inmunosupresión y desatar enfermedades provocando una mayor presencia de delfines en la costa.
ORCA señala que en los próximos días continuará con las investigaciones. 
ENFOQUE
"La noticia dio la vuelta al mundo"
Roberto ochoa B.
Editor
Los turistas de una playa brasileña nunca olvidarán aquella tarde del 10 de marzio pasado cuando unieron esfuerzos para salvar a decenas de delfines varados por una corriente marina. La noticia dio la vuelta al mundo.
En Nueva Zelanda, la creación de zonas marinas protegidas ha mejorado la supervivencia de cierta especie de delfines amenazados por la actividad humana. La noticia también dio la vuelta al mundo.
En una playa australiana los bañistas hicieron lo imposible para salvar a una docena de delfines varados. El esfuerzo fue inútil y la imagen de la impotencia ante la muerte de los cetáceos dio la vuelta al mundo.
En el Perú más de tres mil delfines aparecieron muertos en las playas del norte del país, afectados por las actividades de exploración y explotación petrolera. La noticia dio la vuelta al mundo como señal de barbarie ambiental en medio del supuesto "milagro" económico.