domingo, 25 de marzo de 2012

Una pesca limitada


El legislador del Partido Socialista Auténtico en Proyecto Sur, Adrián Camps, presentó un proyecto de ley para proteger especies de gran valor del Estuario del Plata que se encuentran gravemente amenazadas.
La iniciativa está en tratamiento en la Comisión de Ecología de la Legislatura y cuenta con el aval del Club de Pescadores de la Ciudad. El próximo lunes 19, representantes de la entidad participarán de la reunión de Comisión.
El proyecto busca prohibir la comercialización de Dorado, Pacú, Surubí atigrado y Surubí pintado en territorio porteño. Estos peces son considerados de gran valor por su tamaño, las bondades de su carne y su combatividad en la pesca deportiva. "Nuestra Ciudad está perfectamente abastecida de pescados provenientes del litoral marítimo en cantidad, calidad y precio. Por lo tanto, no tiene sentido agravar la situación declinante de estas especies", explicó Adrián Camps.
Ante la alarmante disminución de su población, el gobierno nacional sancionó en 2005 la Ley 26.021 que declara al Dorado "Pez de Interés Nacional" e invita a los gobiernos provinciales y de la Ciudad a adherir a la norma y sancionar otras que permitan su protección.
"Con este proyecto queremos dar solución a una nueva realidad y subsanar el vacío legal que hay en nuestra Ciudad respecto al tema; además de preservar estas especies que en los últimos años han sufrido un gran retroceso, tanto en su población como en el tamaño de los ejemplares. Otras provincias ribereñas como Buenos Aires, Entre Ríos, Santa Fe, Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones ya cuentan con legislación en este sentido", aseguró el diputado porteño.
Décadas atrás, el Dorado, el Surubí y el Pacú no tenían prácticamente presencia en la cuenca inferior de los ríos Paraná, Uruguay y en el Río de la Plata. Pero el cambio climático, la construcción de grandes represas hidroeléctricas y las inundaciones, han modificado el régimen de migraciones y las zonas de cría, desplazando hacia el sur el hábitat de estas especies.