viernes, 9 de marzo de 2012

PALABRAS DE ALFONSO PÉREZ TÉNOCH SOBRE JORNADAS DE PAZ Y DIGNIDAD


Saludos hermanos y hermanas miembros del Fuego Sagrado. Es un placer saludarlos desde la Coordinación General de la primera carrera del Fuego Sagrado de Itzachilatlan. En concordancia con la propuesta de llevar el rezo de las Jornadas 2011-2012 que se dio en el marco del Consejo de Consejos en Urcupacha Ecuador, estamos haciendo el llamado a quienes dieron su aprobación y compromiso. A todos aquellos que sienten el llamado de tomar acción, a movilizarse desde su región,  desde su talento corriendo como una sola nación, una sola cultura. A quienes están dispuestos a dar el paso, uno tras otro y recorrer el continente.

Los cambios que se precipitan piden acciones extraordinarias de seres extraordinarios, dignos descendientes de aquellos que soñaron vernos unidos mas alla de las diferencias y actuar por lo que es verdaderamente importante. Hubo un tiempo en que los seres humanos fuimos conscientes de pertenecer y estar emparentados con toda forma de vida mineral, vegetal, animal y humana; de ser parte de una red en armonía y respeto con los elementos: aire, agua, tierra y fuego. Conscientes de pertenecer a una unidad superior.

La voz de los Ancestros habla de un tiempo crítico para la humanidad y nosotros somos testigos de la reacción de la Madre tierra. Nuestra forma de vida insostenible, de olvido y desconexión con la cadena vital de la que somos parte.

La tradición roja habla del surgimiento de un nuevo pueblo conformado por gentes de todos los pueblos, colores y tradiciones que se levantarán en una misma voz por la Madre tierra, por la consciencia, por el respeto a toda forma de vida y de pensamiento. Por el amor y el respeto entre todos los Seres.

Sabiendo que nuestro camino por la Madre Tierra es efímero lo que nos une ahora es la acción por la Madre Tierra, por nosotros, por nuestros hijos, por la vida. Vamos a hacer un rezo en movimiento, para activar la memoria ancestral paso a paso tejiendo una red en peregrinación a la casa de todos, al recuerdo de quienes somos.

Nosotros somos esos seres extraordinarios, el tiempo es ahora. Pedimos entonces desde la Coordinación a los miembros del Fuego Sagrado que en su momento mostraron su apoyo para llevar a cabo esta carrera, se movilicen cada uno desde su lugar y confirmen su participación con ideas y propuestas que puedan nutrir la organización de este gran paso.

Alfonso Pérez Ténoch
Coordinador General Jornadas del Fuego Sagrado de Itzachilatla