sábado, 3 de marzo de 2012

Cerca de 7.000 personas le dieron forma a la marcha antiminera de Mendoza

Los manifestantes salieron de la Plaza Italia unos minutos antes del inicio oficial del Carrusel. Ninguna autoridad de primera línea de la provincia estuvo en el palco durante el paso de la marcha.

Más de 500 grupos ambientalistas de todo el país que marcharon desde la Plaza Italia para manifestarse en contra de la megaminería a cielo abierto. La idea era mostrar la resistencia que existe en nuestra provincia a este tipo de actividad, que fue recientemente reimpulsado por el Gobierno nacinoal.

Cuando llegaron al palco oficial, les subieron la Marcha de la Vendimia, pero miraron a las autoridades y les reclamaron "que les dan la espalda al pueblo", y pidieron responsabilidad de parte de los gobernadores.

En tanto, como contracara, militantes de La Cámpora y del MUD, con Mariano Maure a la cabeza, custodiaron el palco para evitar que el reclamo llegara a estar cara a cara con el gobernador Francisco Pérez y con los mandatarios invitados que representan a provincias con una importante explotación minera. 

Los antimineros exigieron "el cese inmediato de la represión a los pueblos en todas sus formas y escala, y la suspensión impostergable de todos los proyectos megamineros en cualquiera de sus etapas".

Las aproximadamente siete mil personas no pudieron ver a las principales autoridades de la provincia. Sólo un puñado de intendentes y de legisladores recibieron los reclamos. Cerca del palco, casi escondido, estaba el jefe comunal de Las Heras, Rubén Miranda, reconocido por su explícito apoyo a la actividad minera en Mendoza y, en especial, en su departamento.

El último grupo fuerte de la gran manifestación, que transitó las calles mendocinas, fueron los integrantes de Famatina.

El Sol Online