lunes, 27 de febrero de 2012

MANIFIESTO GUARANÍ KAIOWÁ

MANIFIESTO DE RECHAZO POR LAS ATROCIDADES PRACTICADAS CONTRA LOS PUEBLOS INDÍGENAS - MATO GROSSO Y MATO GROSSO DO SUL, BRASIL 


"Mi abuelo murió (hijo de Laranjeira") murió así, y mi padre también. Quieren echarnos de aquí nuevamente. ¿Quieren matar más? Si es para morir atropellado, por suicidio, moriremos resistiendo – moriremos dentro de nuestro tekoha" ) Faride, líder Guarani Kaiowá de Laranjeira Nhanderu) 


El genocidio practicado contra los pueblos indígenas en el Estado de Mato Grosso (MT) y Mato Grosso do Sul (MS) prosigue a pasos largos. La violencia aumenta sistemáticamente. Repudiamos el letargo de los gobiernos estatales frente a los procesos de identificación, demarcación y revisión de los límites de los territorios tradicionales de estos pueblos. Tales gobiernos vienen cediendo constantemente a las presiones promovidas por el sector ruralista, infringiendo los derechos constitucionales de estos pueblos. 

Denunciamos el escenario aterrador vivido por tres pueblos: los Guarani (MS), los Xavante – Tierra Indígena Maraiwatsédé y los Tapirapé – Tierra Indígena Urubu Branco (MT). 

"Tekoha" es una palabra en la lengua del pueblo Guarani que se refiere a la tierra tradicional. Es difícil traducirla usando conceptos de la sociedad no indígena. Haciendo una aproximación podríamos decir que es el lugar donde se convive, donde se mantienen las relaciones con los demás y con los antepasados, donde la vida se multiplica en una relación cosmológica que va más allá de lo físico, de lo visible y de lo palpable. En contraposición violenta con esta forma de relacionarse con la tierra, los promotores del latifundio y del agro negocio en Mato Grosso do Sul vienen progresivamente expulsando, asediando con emboscadas y asesinando a los líderes Guarani kaiowá, desde que este pueblo decidió negarse al confinamiento impuesto en micro-espacios, insuficientes para cualquiera de las dimensiones atribuidas al tekoha. 

En Mato Grosso se vive una situación igualmente preocupante y escandalosa en la Tierra Indígena de Maraiwatsédé, de donde los Xavante fueron literalmente expulsados en 1966. Después de retornar en agosto de 2004 para su territorio, pasando hasta diez meses en los márgenes de la carretera y a pesar de la unánime decisión favorable del Tribunal Regional Federal de Brasilia, este pueblo aún no tiene su territorio tradicional integralmente de vuelta. Con esta indefinición, y postergando la retirada de los invasores que ocuparon su territorio, el Estado crea un ambiente favorable para amenazas, destrucción de lo poco que queda de naturaleza y además contribuye para que los invasores permanezcan en el local. El clima de tensión persiste, con riesgo de agravar el conflicto a cualquier momento. Maraiwatsédé representa una de las más perversas barbaries de la política mato-grossense, donde asistimos a los descalabros de las invasiones de tierra, desforestaciones, hambre, enfermedades, abandono y violencia. 

La etnia Tapirapé sufre Circunstancias semejantes de la Tierra Urubú Branco. El conflicto se debe a la permanencia de invasores en la región norte del territorio indígena, que continúan depredando impunemente. Las amenazas son constantes contra los líderes de este pueblo, habiendo, incluso, ocurrido un atentado contra el cacique tapirapé. 

La saga destructiva promovida secularmente en los territorios indígenas por el Estado brasileño, visto como "tierra de nadie", es también ejercida a través de la morosidad de la justicia, así como a través de la concesión de privilegios a algunos invasores, pasando por encima del inalienable derecho de vivir de los pueblos indígenas. La dominación privada de bienes, realizada en nombre del desarrollo, se configura como una práctica excluyente y elitista, pues sobrepone intereses económicos individuales a los intereses colectivos, destruyendo la biodiversidad e impidiendo el acceso a la tierra para vivir, producir y mantener modos de vida singulares. 

Si este mismo Estado es, supuestamente, la materialización de la representación de su pueblo, ciertamente no atiende los deseos del mismo. Así, para que el Estado contemple a la mayoría "marginada", los firmantes de este manifiesto solicitan agilidad en el proceso de demarcación de las tierras Guaraní (MS), así como presteza para hacer cumplir la ley en los casos conflictivos vividos por los Xavante y Tapirapé (MT) 

¡Luchamos por un Estado de todos, 

Que considere los Derechos Humanos y de la Tierra 
Y mantenga viva y digna la lucha de Marçal! 

Cuiabá, 21 de febrero de 2012. 


Foro de Derechos Humanos y de la Tierra – Mato Grosso 
direitoshumanosmt@gmail.com 
http://direitoshumanosmt.blogspot.com/ 

PARA FIMAR EL MANIFESTO, por favor, dejar una nota en el blog [http://direitoshumanosmt.blogspot.com/2012/02/manifesto-de-repudio-as-atrocidades.html] O ENVIAR UN MENSAJE A: direitoshumanosmt@gmail.com 

FECHA LIMITE - 07/marzo/2012