jueves, 12 de enero de 2012

Perú: El 21 de enero se inicia gran Marcha Nacional por la Defensa del Agua y la Vida

Servindi, 19 de diciembre, 2011.- Diversas organizaciones se vienen sumando a la convocatoria de una Gran Marcha Nacional por el Agua y por la Vida y exigir la modificación de la Constitución para que se respete la soberanía de los recursos y se declare al agua como derecho humano.
Además, planteará “la prohibición de actividades mineras en cabeceras de cuencas, glaciares y ecosistemas de alta vulnerabilidad ecológica, así como la prohibición del uso del cianuro y mercurio en actividades mineras de gran y pequeña escala como ya ha ocurrido en muchos países del mundo”.
También propondrá la “elaboración del Plan Nacional de Protección y Gestión de Recursos Hídricos con prioridad para uso de personas, agricultores, actividades económicas sostenibles y demás usos industriales”.
La gran marcha es convocado por la Comisión Organizadora de la Marcha Nacional por la Defensa del Agua y de la Vida y la Coordinadora Interprovincial de Frentes de Defensa de la Región Cajamarca y se iniciará como caminata en Cajamarca y otras provincias del país el día sábado 21 de enero de 2012 y llegarían a Lima a mediados de febrero.

Comunicado

Desde Cajamarca, 10 de diciembre 2011
  • A todos los ciudadanos y ciudadanas que defienden el derecho al agua y la vida digna en el Perú.
  • A todos los frentes de defensa ambiental;
  • A los colectivos ecologistas nacionales e internacionales;
  • A las rondas campesinas;
  • A todos los colectivos de la sociedad civil organizada;
  • A las juntas y comisiones de Regantes;
  • A los productores agropecuarios;
  • A los frentes de defensa de los intereses del pueblo;
  • A las federaciones de estudiantes de universidades e institutos;
  • A las organizaciones gremiales y sindicales;
  • A las diferentes iglesias, autoridades electas, gobiernos locales y regionales;
  • A los intelectuales, artistas y líderes de opinión…
Los que estamos comprometidos con un Perú socialmente justo y ecológicamente sostenible y que pensamos que el desarrollo no es solo crecimiento económico, sino respeto de los derechos humanos, sociales, económicos, culturales y ambientales; más aún en un contexto en que el cambio climático amenaza el acceso al agua en calidad y cantidad, la agricultura y la alimentación, así como la salud de la mayoría de los peruanos y peruanas que viven en condiciones de pobreza y extrema pobreza.
Los que trabajamos porque el Perú se democratice, se oiga y respete la lucha de los pueblos indígenas para defender la amazonía, su derecho a vivir en un país en que la diferencia no sea despreciada; que se promueva el derecho de los pequeños y medianos empresarios, agricultores y ganaderos para asegurar que el país no dependa de una única actividad económica como es la extracción de recursos naturales que son por definición agotables y que aspiramos a que las decisiones económicas y políticas que tomamos hoy dejen un Perú mejor para los niños y jóvenes que vendrán después de nosotros,
Los que pensamos que sin el agua ninguna actividad humana es posible y que no se la puede seguir dañando más de lo que ya lo hemos hecho y que admiramos la sabiduría andina amazónica y costera de nuestros ancestros que supieron ver a la Tierra y el Agua no solo como objeto de expoliación y comercio, sin como Madre Tierra (Pachamama) y Madre Agua (Yacumama) lo que nos permitirá caminar hacia un futuro de paz en que los pueblos no luchen ni hagan guerras por el agua, sino que se convoquen para vivir en armonía duradera;
Los convocamos a la Gran Marcha Nacional por el Agua y por la Vida que se iniciará como caminata en Cajamarca y en todos los pueblos del Perú el día sábado 21 de Enero de 2012 y que, como un gran río fluirá acrecentándose con adhesiones de todos los pueblos hasta confluir en Lima a mediados del mes de febrero para exigir los siguientes cambios normativos y jurídicos:
1. Modificatoria constitucional: para recuperar la soberanía de nuestros recursos naturales y obtener la declaración constitucional del agua como derecho humano, libre de privatización, la prohibición de actividades mineras en cabeceras de cuencas, glaciares y ecosistemas de alta vulnerabilidad ecológica, así como la prohibición del uso del cianuro y mercurio en actividades mineras de gran y pequeña escala como ya ha ocurrido en muchos países del mundo.
2. Elaboración del Plan Nacional de Protección y Gestión de Recursos Hídricos con prioridad para uso de personas, agricultores, actividades económicas sostenibles y demás usos industriales.
3. Concordamiento del marco normativo ambiental; forestal, agrícola, hídrico, pesquero, minero, energético, petrolero; económico, de consulta de los pueblos, ordenamiento territorial y de descentralización para evitar sobreposición de funciones así como conflictos entre gobierno nacional y gobiernos regionales y locales.
4. Reforma tributaria para que paguen más los que más ganan y la renta de los recursos naturales se orienten a educación, investigación, desarrollo biotecnológico y proyectos de inversión y desarrollo humano sostenible de manera que el Perú no se vea condenando una vez más a un futuro de pobreza y contaminación.
5. Creación del Fondo Nacional de compensación para recuperación de pasivos ambientales generados por actividades mineras, petroleras y de apoyo a los municipios locales para el tratamiento de aguas servidas, residuos sólidos y creación de conciencia ambiental para dejar un Perú mejor para los que vienen después de nosotros.
Comisión Organizadora de la Marcha Nacional por la Defensa del Agua y de la Vida
Coordinadora Interprovincial de Frentes de Defensa de la Región Cajamarca