miércoles, 23 de noviembre de 2011

Detienen al empresario sojero Jorge Ciccioli acusado de mandar a asesinar al militante del MOCASE - Via Campesina Cristian Ferreyra



El Gobernador de Santiago del Estero Gerardo Zamora habló de un "hecho entre vecinos"

El empresario Jorge Ciccioli, finalmente, se entregó ayer a la justicia y quedó detenido. Está acusado de haber tenido una participación secundaria por haber empleado y armado a quienes mataron el miércoles pasado de un escopetazo a Cristian Ferreyra, de 23 años, miembro del Movimiento Campesino de Santiago del Estero. La organización campesina, sin embargo, lo acusa de haber ordenado el crimen. Además, siete días después del asesinato, hizo su primera aparición pública el gobernador Gerardo Zamora. Reconoció que en su provincia hay muchos problemas de tierra. Pero redujo el asesinato a "un hecho entre vecinos" y eligió para defenderse un argumento curioso: que él apoyó la Resolución 125 y que por eso se equivocan quienes lo tildan de "sojero" (ver aparte).
La noticia de la detención se conoció ayer. En las últimas horas se habían difundido diversas versiones confusas, como que Ciccioli había estado en otro juzgado el martes negociando su entrega. El empresario santafesino, que hace dos años adquirió un campo de 1.800 hectáreas en el departamento Copo, tenía pedido de captura librado por el juez penal de la ciudad de Monte Quemado, Alejandro Sarría Fringes. Y quedó alojado en la Alcaidía del Palacio de Tribunales.
La gran incógnita es cuándo será traslado a Monte Quemado. En Santiago del Estero hoy es feriado. "Hay que ver qué trato le van a dar", le dijo a este diario Antenor Ferreyra, abogado de la organización campesina. Ciccioli es el empleador del supuesto autor material del asesinato de Ferreyra, quien murió desangrado a manos, según la acusación del juez, de Javier Francisco Juárez, de 38 años. Juárez también le disparó a Darío Godoy, quien quedó herido de gravedad y fue hospitalizado. En la causa también figura José Ciccioli, hermano de Jorge, señalado como quién habría provisto de armamento a los custodios que atacaron a los pobladores que llevan una vida comunitaria hace más de 20 años en el lugar (por lo que exigen su derecho veinteañal sobre las tierras).
Ciccioli llegó al juzgado acompañado por su abogado personal y por el letrado santiagueño Guillermo Ruiz Alvelda, quien lo representará en la causa. El empresario fue examinado por un médico de Sanidad Policial y posteriormente, bajo una fuerte custodia policial, fue trasladado hacia la Alcaidía del Palacio de Tribunales, donde quedó alojado a la espera de ser trasladado.
Según anticipó su abogado defensor, Guillermo Ruiz Alvelda, Ciccioli expondrá ante los funcionarios judiciales que no estaba en su campo ni en la provincia de Santiago del Estero cuando fue perpetrado el crimen. Asimismo, según la misma fuente, dirá que tampoco ordenó a Juárez que tome represalias contra las víctimas por incidentes anteriores.
En Monte Quemado, entretanto, era el turno de la indagatoria a Hugo Juárez (hermano del supuesto autor material), pero este también se negó a declarar.
Después de los pronunciamientos a favor de la condena a los culpables del asesinato del CELS, el Movimiento Evita y La Cámpora, entre otras organizaciones cercanas o alineadas con el gobierno nacional, ayer fue el turno de los miembros de Carta Abierta. "En medio de las grandes esperanzas, sucede nuevamente el penoso acontecer de la sangre derramada. El asesinato de Cristian Ferreyra es un hecho de inconmensurable gravedad. Afecta nuestras vidas no sólo porque nuestras vidas son de por sí afectadas por una memoria bien conocida, sino porque en cada una de estas muertes inocentes surge a bocanadas el signo de una historia irresuelta e injusta", dicen los intelectuales oficialistas en su décima carta. Hoy por la mañana, la CTA que conduce Hugo Yasky, el Movimiento Evita y el MOCASE brindarán una conferencia de prensa sobre el caso. 
Fuente: TIEMPO Argentino Publicado el 23 de Noviembre de 2011



Visión Siete: Santiago del Estero: Se entregó el terrateniente sojero