lunes, 9 de mayo de 2011

Declaración de Asturias: Un Llamado a la Acción

Declaración de Asturias: Un Llamado a la Acción


A pesar de su relativo escaso impacto en prensa, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha celebrado la "Conferencia internacional sobre determinantes ambientales y laborales del cáncer: intervenciones para la prevención primaria" en Avilés y Gijón (Asturias) durante los días 17 y 18 de marzo respectivamente.


Doce millones de cánceres son diagnosticados cada año en todo el mundo, y cada año más de 7 millones de personas mueren de cáncer. La mayoría de los cánceres se produce en países de bajos y medianos ingresos, y esta proporción va en aumento. Un porcentaje considerable de todos los cánceres se debe a exposiciones ambientales y ocupacionales. Las mujeres embarazadas, los fetos, bebés, niños y los trabajadores son especialmente vulnerables. Muchos tipos de cáncer causados ​​por exposiciones ambientales y ocupacionales pueden prevenirse. La prevención primaria - la prevención de los riesgos que causan el cáncer - es el medio más eficaz de prevención.

La prevención primaria previene la ocurrencia siempre. La prevención primaria salva vidas y ahorra también miles de millones de dólares. La prevención primaria es absolutamente independiente de investigación, debe ser financiada con fondos públicos que adviertan sobre las causas ambientales y ocupacionales de cáncer.


La Declaración de Asturias pide que la prevención primaria, el medio ambiente y el cáncer profesional, sean contemplados en todo el mundo bajo las siguientes recomendaciones:


1. La prevención de los riesgos ambientales y ocupacionales que causan el cáncer debe ser un componente integral del tratamiento y control del cáncer en todo el mundo. La prevención de estos se requieren una estrecha colaboración en todos los sectores - salud, medio ambiente, trabajo, comercio y
sectores financieros y entre los países, y también con la sociedad civil y los medios de comunicación.


2. La OMS para desarrollar un marco global para el control del medio ambiente y la sanidad laboral como fuentes de cáncer, se concentrará en las causas laborales y ambientales de cáncer que reconoce la IARC como cancerígenos probados o probables.


3. La OMS liderará el desarrollo de indicadores mensurables de la exposición a las causas de la enfermedad para orientar la vigilancia del cáncer en países de todo el mundo.


4. Todos los países deberán adoptar y hacer cumplir la legislación para la protección de las poblaciones, especialmente las poblaciones más vulnerables, contra el cáncer ambiental y ocupacional.


5. Todos los países desarrollarán campañas de comunicación pra educar a la población acerca de estrategias ambientales y las causas del cáncer ocupacional y sobre las previsiones debidas.


6. Las empresas cumplirán con todas las normas y reglamentos para la prevención del medio ambiente riesgoso y aparición de cánceres ocupacionales y utilizarán las mismas medidas de protección determinadas en países desarrollados y en desarrollo con un pie de igualdad..


7. La investigación para descubrir las causas ambientales y ocupacionales de cáncer todavía no son reconocidas por tipos de cáncer. Pero tienden a orientar la prevención en el futuro.