miércoles, 18 de mayo de 2011

Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca-ACIN

AUTORIDADES DE LA CXAB WALA KIWE RECHAZAN EL ASESINATO DE MARIA DEL PILAR UL SECUE Y OMAR CONDA

El pasado sábado 14 de mayo de 2011 en el lugar conocido como la Nifa del corregimiento del Palo en el municipio de Caloto fue asesinada la señora María del Pilar Úl Sécue, de 27 años. María del Pilar Úl Sécue viajaba en la chiva que de Santander de Quilichao conduce a Toribío en horas de la tarde, acompañada por sus dos hijos, de 11 y 8 años respectivamente y su esposo.

Una vez la chiva se acercó al punto de la Nifa hombres milicianos de las FARC encapuchados  detuvieron la chiva, registraron banca por banca y procedieron a asesinar a la Sra. Úl Sécue, quien era habitante de la vereda los Chorros del Municipio de Caloto, Resguardo de Huellas. Su esposo e hijos, así como las demás personas de la chiva fueron amedrentados por estos hombres armados. En estos mismos hechos fue herido el comunero y docente William Ascue de la vereda Carpintero del Resguardo de Huellas, quien fue trasladado a Cali donde se recupera.

Este hecho se suma a las múltiples agresiones de las que son objeto los comuneros y comuneras indígenas del Norte del Cauca, entre ellas el asesinato el pasado 6 de mayo en el mismo sitio de la Buitrera del Señor Omar Conda de la vereda Pajarito, también por parte de milicianos de las FARC.

Las autoridades de la CXAB WALA KIWE - ACIN reafirmamos nuestro rechazo a la victimización de nuestras comunidades, advertimos que las acciones bélicas de la insurgencia y del Ejército, así como el batallón de alta montaña anunciado por el gobierno nacional rompe con la armonía territorial y cultural y atenta contra el proceso político -organizativo de las comunidades indígenas expresadas en sus planes de vida.

Así mismo, expresamos nuestra preocupación porque las actividades cívico militares desarrolladas por los soldados en el polideportivo de Caloto con niños, niñas y jóvenes, que ponen en alto riesgo a la población civil involucrándolos en el conflicto. Insistimos en la necesidad de que todos los actores armados respeten el Derecho Internacional Humanitario, emprendan acciones de diálogo y se abstengan de atacar a la población civil, porque como lo manifestamos durante la celebración de los 40 años del CRIC: no habrá paz para los indígenas si no hay paz para Colombia, no habrá paz para los colombianos y colombianas si no hay paz para los pueblos indígenas.

Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca-ACIN