viernes, 4 de febrero de 2011

Alberto Galván, una víctima más del racismo hacia las comunidades originarias


Alberto Galván, una víctima más del racismo hacia las comunidades originarias

Asamblea de la comunidad para organizarse ante el crímen

     El estructural y sistemático racismo del Estado hacia las comunidades originarias se ha cobrado una nueva víctima. El día 21 de enero Alberto Galván de 32 años, miembro de la comunidad qom de El Colchón, fue asesinado por un grupo de criollos entre los que se encontraba un comerciante de la zona de apellido Gómez. La comunidad qom denunció que el cuerpo fue mutilado y arrojado al Rio Bermejito. Por el contrario, fuentes policiales, judiciales y medios de comunicación locales sostuvieron que el joven qom se ahogó luego de escaparse tras perpetrar un robo a un turista. Esta versión fue rechazada por la comunidad y por los mismos implicados en el hecho. Por su parte testigos denunciaron que Galván fue perseguido por personas que portaban un arma de fuego.

     El mismo día de la desaparición, familiares quisieron radicar, infructuosamente, la denuncia en la comisaría. La policía se negó a tomarla advirtiendo que de aparecer el joven la familia debería pagar una multa.

     La comunidad en asamblea denuncia la complicidad por encubrimiento de agentes policiales y judiciales, y está discutiendo como organizarse para que este crimen no quede impune.

     Este no fue un hecho aislado, todavía resuenan en la misma localidad los crímenes impunes de Juan Aguirre asesinado a golpes en el año 2009 en la ruta 3, en cercanías del paraje 10 de mayo. Alvino Claudio, asesinado en 2010 dentro del territorio comunitario  a cuchillazos por criollos que perversamente lo invitaron a una fiesta con ese fin. Noelia Pérez, una joven violada por tres criollos en El Espinillo en el año 1999. En el año 2001 un joven de apellido Alberto fue asesinado y colgado en el monte. Varios vecinos aseguran que el victimario fue Gómez, el mismo criollo que habría asesinado a Galván.

  
Leni


__,_._,___

No hay comentarios: