lunes, 19 de enero de 2009

“Round Up” el producto estrella de MONSANTO es el asesino Glifosato.




Se multiplican las señales que indican que el actual modelo del monocultivo de soja está terminado.

“Round Up” el producto estrella de MONSANTO es el asesino Glifosato.

El que trae muerte, enfermedad y malformaciones infantiles entre la gente de campo.


La formidable buena salud con la que cuenta la multinacional MONSANTO, contradice la decreciente tendencia del mercado norteamericano al que pertenece. Sus utilidades en el último período del 2008, indican que gracias al extraordinario desarrollo alcanzado en América del Sur, sus acciones se han valorizado en un 117 %, sobre un total de utilidades netas de 556 millones de dólares. (1)



Nada hace suponer entonces que el reciente fallo judicial de la Provincia de Córdoba por daños a toda la comunidad de Ituzaingó Norte, inhibiendo de fumigar con su producto estrella el “Round Up”, deba preocupar al ahorrista. Como imagino que tampoco la sentencia condenatoria a prisión por la muerte del niño paraguayo Silvino Talavera, rociado por agrotóxicos por los sojeros de la zona, deba inquietar al operador de bolsa más fogueado.







Sin embargo nuestra presidenta anunció ayer, que "Vamos a seguir muy de cerca este tema, porque son hechos muy importantes que hacen a la salud de todos los argentinos". La presidenta Cristina Fernández de Kirchner consignó que dio instrucciones a la Ministra de Salud, Graciela Ocaña, para "que realice una investigación" sobre el uso de determinados agroquímicos para la fumigación "por el impacto que puede tener en la población". (2)



Sirva entonces esta pequeña reseña como contribución a la investigación en curso:


Dice Sofía Gatica presidenta de las Madres de Ituzaingó (Cordoba): “Cáncer y Leucemia acá hay en todas las familias”…”hay niños con hasta 20 tumores cancerosos en la cabeza”.

Dice el Dr. Gabriel Gianfellice, prestigioso médico de la pequeña comunidad de Cerrito, Entre Ríos en su libro de reciente aparición La soja, la salud y la gente:

“La salud deberá enfrentar por mucho tiempo (décadas, centurias, milenios tal vez) los efectos deletereos de los venenos agroquímicos sobre el ambiente y los animales que forman parte de él.”

Libro en el que se relata el doloroso caso de los primitos Portillo; Alexis, Rocío y Cristian muertos tras recibir sucesivas fumigaciones sobre la humilde vivienda que tenían en un paraje rural próximo a Rosario del Tala, también en Entre Ríos.

Norma Portillo, mamá de Cristian declara: “Cuando fumigaban, nos encerrábamos en la pieza. Por días nos dolía la cabeza, picaba la garganta y ojos. Y si llovía, el arroyo bajaba con peces muertos, nada deja el veneno”

También resulta interesante el minucioso relevamiento del Dr. Jorge Kaczewer (Médico UBA) sobre el uso de agroquímicos en las fumigaciones periurbanas. Donde se puede leer: “Sabemos que los agroquímicos producen efectos tóxicos agudos y crónicos. Los impactos de largo plazo (crónicos) sobre la salud humana pueden resultar tanto a partir de una única exposición a altas dosis de pesticidas, como también de exposiciones a lo largo de un extenso período de tiempo, aunque los niveles de exposición sean bajos. Pese a que la gente no sepa que estuvo expuesta, los problemas consecuentes pueden emerger muchos años luego de una exposición crónica a bajas dosis de pesticidas”.

Donde también dice este minucioso estudio científico: “No se debe trasladar a las comunidades el peso de la prueba sobre una actividad mientras otro se está llenando los bolsillos. Los debates sobre políticas de reglamentación de actividades contaminantes deben ser abiertos, transparentes y brindar seguridad a las voces de las comunidades impactadas”.

Se puede visitar el B° Malvinas de Rosario acompañado por el Dr. Victor Smith (tel. 0341 4376644) y verificar la escalofriante cifra de bajas de su silenciosa guerra contra los silos que la empresa Cargil posee en la zona portuaria, que según entiendo ya supera en afectados al del verdadero conflicto del Atlántico Sur.

Arturo Avellaneda
Permahabitante.blogspot.com

(1) América del Sur alimenta a Monsanto. Univisión, Internet, 8-1-09. biodiversidadla.org
(2) Agencia TELAM


3 comentarios:

Andrea dijo...

Un agricultor, mientras me llevaba a la terminal de omnibus en su camioneta, me dijo que "estan atrapados" por el monocultivo, ningún productor agropecuario tiene la intención de cambiar su estilo de vida y cambiar su modelo de producción, simplemente compra trasngénicos y tira glifosato. Mientras se siga pensando que el otro (las personas excluidas del trabajo, las aves que se alimentan de "nuestros granos" las malezas, etc) son enemigos que "se quedan con lo nuestro" se va a seguir usando glifosato y Monsanto seguira acumulando riqueza.
Un abrazo

Rafa dijo...

Blogs como éste son pequñas chinitas en el camino para MONSANTO. Puede parecer que no podemos hacer nada solos, pero si hacemos como tú, seguro que al final, grano a grano, acabemos con este tipo de empresas. Tenemos la fuerza de la razón y de nuestro número, la unión hace la fuerza.

FILATINA Fund Integrad Latinoam Ambiental dijo...

Chinita usado como MUJER SIN IMPORTANCIA, me cae francamente mal. Como sé que es una expresión popular y por ende muy utulizada, me cae peor. Por eso les envío lo que sigue solicitando considerar su publicación y ver de qué manera entre todos lo evitamos. El uso es también un verdadero problema a revertir. En todo el país pasa algo similar. Es un fenómeno al que no debemos acostumbrarnos. Hay que insistir en que se evite.
La difusión de la PROSTITUCIÓN en Buenos Aires viene produciendo ruido espantoso en Buenos Aires. Se han llenado todos los teléfonos públicos de tarjetitas con propaganda de prostíbulos con fotos pornográficas de mujeres que ofrecen su sexo, con dirección y/o teléfono del lugar de encuentros.
Hay varios motivos para estar en contra de esta acción de oferta organizada de sexo explícita, que los gobiernos nacional y de la ciudad no parecen conocer. Entre ellas que oculta la trata de personas.
También sucede que las oficinas que deberían ocuparse no lo hacen, las que lo intentan lo hacen muy tibiamente mientras carecen de la preparación y profesionalismo necesario para enfrentar al crimen organizado.
Así es como la policía que al parecer tiene la lista completa, visita esos sitios pero para cobrarles coimas, bajo el rótulo de brindarles protección.
Denuncias a la Ciudad Autónoma no han prosperado. Denuncias al titular del Gobierno de la Ciudad, tampoco. El mismo Macri se burló frente a las cámaras de Pino Solanas ante su reclamo, diciendo que están poniendo lavaderos y prostíbulos para ganar cuando se lavan y cuando se ensucian las sábanas. Además del reconocimiento explícito de que GANA CUANDO SE ENSUCIAN, muestra su voluntad de INACCIÓN.
Estas inacciones más las implícitas complicidades, llevan a la complicidad que al crimen organizado lo hace posible. Así la oferta de sexo en la Ciudad de Buenos Aires ha crecido exponencialmente en los últimos 4 años y sigue en esa tendencia, en forma creciente.
La trata de personas está de parabienes con estas complicidades.
Relevamientos de esas direcciones de las tarjetitas de publicidad, desparramadas pegándolas en todas las paredes de la ciudad y en los teléfonos públicos, permitió a varias ONGs realizar una denuncia con 680 direcciones de prostíbulos sólo algunos de los que hay en la Ciudad de Buenos Aires. Se presentó el 15-12-2009 en la UFASE, al Dr. Colombo, quien tras agruparlas y descubrir algunas repetidas (lo que denota la diversidad de ofertas en una misma dirección, que corrobora la acción prostibularia)las pasó desde el 5-1-2010 a la Procuraduría General de la Nación, donde el titular Esteban Righi, las mantiene. Resulta que es amigo íntimo del Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Para mí eso explica su inacción, ya que los prostíbulos siguen proliferando y no se cierran.
Si no se logra que de inmediato la policía cumpla su cometido y encierre a los proxenetas, cafiolos, cafishos, que son ilegítimos e ilegales, además de verdaderos secuestradores y torturadores de jovencitas en nuestros países, hay que cambiar lo que haga falta, porque estamos ante cadenas de complicidad con el crimen organizado, que por acción u omisión lo hacen posible.
El paliativo ocasional de tener adecuados centros de recepción de las pocas jovencitas que logran ser rescatadas o que se escapan del suplicio diario sobreviviendo a esas torturas, no sirven para evitar el tormento permanente del resto, ni para evitar que en todo el país y en el exterior se sigan capturando más mujeres para someterlas a esta perversa esclavitud.
Una acción concreta, suficiente, coercitiva, efectiva, preventiva es absolutamente necesaria. La prevención es la esencia para que no se continúe. Y la publicidad para explicar públicamente el crimen y desalentar usuarios. www.bastadetrata.wordpress.com