lunes, 21 de septiembre de 2015

2º Cumbre de los Pueblos y Naciones Indígenas



Declaración de la 2º Cumbre de los
Pueblos y Naciones Indígenas


Territorio de Agua de Castilla –
Ayllus Abralaite – Cuenca de Salinas Grandes y Lagunas de Wayatayoc
18, 19 y 20 de Septiembre 2015


Nosotros, las autoridades y organizaciones de pueblos indígenas Kolla, Atakama, Qom, Wichi, Nivacle, Pilaga, Diaguita, Huarpe, Mapuche, Comechingon, Guarani, Calchaqui, Omahuaca, provenientes de los distintos puntos del país, y con la importante presencia de hermanos de Pueblos Originarios de Bolivia. Desde esta Cumbre de Pueblos y Naciones Indígenas, enviamos un saludo fraternal a todas las hermanas y hermanos indígenas del país y de toda América. Asimismo enviamos un fraternal saludo a todo el pueblo argentino que también sufre las consecuencias de este modelo económico extractivista.

Ante la grave situación que sufren nuestros pueblos consecuencia de las políticas impulsadas por los diferentes gobiernos del estado argentino e implementado en nuestros territorios. Reunidos en cuenca de Salinas Grandes y Laguna de Wayatayoc en territorio de 33 comunidades en resistencia a la explotación del litio.

Celebramos haber llegado a esta segunda cumbre convocados por la necesidad de un debate político indígena que nos permita afrontar conjuntamente la situación en la que nos encontramos. Ante la necesidad de un movimiento indígena que nos reúna y bajo el llamado de la unidad para la libre determinación de nuestros Pueblos.

El Estado argentino, a través de sus diferentes gobiernos, ha sostenido desde su constitución un modelo extractivista basado en el saqueo y profundización de la desigualdad y el empobrecimiento, la violación de los derechos humanos, la incapacidad del sistema judicial, la explotación de los llamados “recursos naturales” (biodiversidad para los pueblos indígenas) y, por consecuencia, el destrozo del medio ambiente, la salud humana y el patrimonio cultural material e inmaterial. Todo esto atenta contra el equilibrio y la vida armónica de la Madre Tierra y todos los seres que habitamos en este planeta.

Venimos desde nuestros territorios ancestrales para manifestar que siempre estuvimos vivos como pueblos y culturas indígenas, para dejar a las futuras generaciones una vida en base a nuestros principios y valores.

Desde nuestra participación en la primera cumbre, en la cual manifestamos todas las problemáticas de nuestros pueblos a lo largo y lo ancho del territorio ancestral, el gobierno nacional se ha negado sistemáticamente a recibir nuestros reclamos y vemos con preocupación la profundización de todos los conflictos.




Por eso manifestamos que:


1) Nos comprometemos a seguir con nuestras luchas, defendiendo nuestros valores y derechos ancestrales, defendiéndonos de cualquier violación a nuestros pueblos y derechos, y protegiendo nuestras tierras y territorios.

2) Reiteramos nuestro pedido al dialogo que durante décadas hemos tratado de establecer con los diferentes Gobiernos Argentinos, para que se respeten nuestros derechos, reconocidos en el Derecho Internacional y consagrado en la Constitución Nacional, Constituciones Provinciales y diversas leyes nacionales y provinciales; repudiamos que esta solicitud de diálogo no haya sido nunca correspondida, mientras que se llevan a cabo grandes violaciones de dichos derechos.

3) Repudiamos y responsabilizamos a los gobiernos nacional y provincial por las muertes de los hermanos y hermanas en los últimos años que han sido asesinados por las balas de la policía, los mercenarios y los terratenientes que asaltan nuestros territorios; y por la desidia y abandono del estado en sus responsabilidades, como en el reciente caso de Oscar Sanchez, el niño Qom del Chaco.

4) Más de mil hermanas y hermanos están siendo judicializados por defender sus territorios y la Naturaleza. Hay represión, intimidación y un plan sistemático de judicializar nuestra resistencia y la protesta de nuestros luchadores que defienden la vida, nuestros territorios y la Madre Tierra. Repudiamos a los gobiernos que han avanzado con la judicialización hacia los hermanos de los pueblos naciones preexistentes y exigimos su nulidad. Los gobiernos han agudizado la criminalización en vez de resolver los conflictos a través de los marcos jurídicos que ellos mismos legislaron. Por lo tanto entendemos que estas causas deben ser resulta en fuero federal.

5) Denunciamos el incumplimiento que el gobierno argentino continúa haciendo, violando con total impunidad las leyes nacionales y los acuerdos internacionales ratificados sobre los derechos indígenas, así como el derecho ambiental internacional y el derecho a tener una vida sana y saludable. Se trata de que el gobierno argentino respete:

- La Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos Indígenas;
- El Convenio 169 de la OIT;
- El Foro Permanente sobre Asuntos Indígenas y sus decisiones y recomendaciones;
- La Relatoría Especial de Naciones Unidas sobre Pueblos Indígenas
- El Grupo Asesor de la ONU de Expertos Indígenas y sus recomendaciones;
- El Convenio sobre la Diversidad Biológica (especialmente los artículos 8j, 10c y artículos conexos) y otros convenios ambientales internacionales;
- El Convenio sobre el Cambio Climático.
- El Convenio RAMSAR sobre humedales
- Instrumentos Jurídicos y Jurisprudencia del Sistema Inter-Americano de la OEA;
- La Convención Americana de Derechos Humanos (art. 75, inc.22)
- La Constitución Argentina y las constituciones provinciales;.
- Ley de Bosques
- Ley de Glaciares
- Ley General del Ambiente
- Toda ley argentina nacional y provincial y ordenanzas municipales respecto de los pueblos indígenas y la conservación ambiental

6) Denunciamos la táctica de los gobiernos de sectorizar la discusión de la problemática indígena a grupos afines al mismo gobierno, haciendo uso de la violencia económica y aprovechándose de las necesidades de los hermanos. Repudiamos ese tipo de dirigencia clientelar y exigimos la minuciosidad en las discusiones para abarcar a todas las comunidades de los pueblos y naciones preexistentes que habitamos en el territorio. Invalidamos los documentos firmados por “lideres” sin contar con el aval de sus pueblos. Asimismo denunciamos que el INAI (instituto nacional de asuntos indígenas) no es representativo de la realidad de los pueblos y naciones originarias. Y denunciamos el uso arbitrario y tendencioso de la inscripción de personerías jurídicas a las comunidades. Entendemos como violatorio de la constitución nacional todas las trabas burocráticas para la inscripción de las personerías, generando divisiones internas entre las comunidades, utilizándolo como herramienta para dividir y debilitar a las comunidades. Entendemos también que la obligación del reconocimiento de los pueblos naciones preexistentes es responsabilidad del estado, no puede ser que el reconocimiento del estado caiga sobre la espalda de las comunidades y en eternos trámites burocráticos.

7) Denunciamos el intento de avalar el anteproyecto de ley de propiedad comunitaria que ha avanzado sin el debido proceso de consulta y participación de los pueblos originarios. Sostenemos que la opinión de los CPI (consejo de participación indígena) no es el proceso adecuado para establecer la consulta.

8) Reafirmamos que la forma de solucionar los problemas es a través del diálogo para todo proceso de construcción política, proyecto de ley o actividad nacional y el respeto por los principios democráticos básicos reconocidos a nivel internacional o sea:

a) La consulta con los pueblos indígenas para cualquier proyecto del llamado “desarrollo” respetando nuestras estructuras, autoridades y tiempos;
b) La participación plena y efectiva, respetando el proceso de llegar al consenso;
c) El libre consentimiento libre, informado, previo, con el derecho de decir “no” en caso de no estar de acuerdo.

9) Hemos escuchamos dramáticos testimonios de hermanas y hermanos sobre la situación de injusticia que se vive en los territorios. Deliberamos para unificar criterios, buscar soluciones y proponer acciones sobre los temas que deben ser considerados con urgencia, como ser:
a) La violación de los derechos humanos,
b) el despojo de nuestros territorios,
c) la exploración y explotación convencional y no convencional (Fraking) del petróleo, como por ejemplo la explotación petrolera en el Parque Nacional Calilegua, Jujuy,
d) la mega minería, como por ejemplo el caso de mina el Aguilar en Ayllus Abralaite, y el caso del intento de exploración de litio en Salinas Grandes,
e) los desmontes,
f) la falta de políticas efectivas de protección de humedales, glaciares y peri glaciares, bosques, vías acuíferas naturales y los salares,
g) el avance sojero, Monsanto y la ley de semillas,
h) las represas hidroeléctricas, la consecuente contaminación del agua,
i) la comercialización a través del turismo de nuestros territorios ancestrales, la comercialización de nuestro patrimonio y otros temas críticos.

9) Los pueblos originarios estamos particularmente preocupados por la problemática del agua, sostenemos que el agua vale más que el oro, que el litio y que cualquier proyecto económico extractivo. Ya que entendemos culturalmente que sin el agua no puede existir la vida. Defendemos la vida sobre todo y por eso defendemos el derecho al acceso al agua para todos y condenamos cualquier política que busque privatizar su acceso universal.

10) Llamamos al pueblo argentino a reflexionar sobre qué futuro queremos para nosotros y las futuras generaciones. Desde el espíritu de nuestros ancestros queremos construir una sociedad más justa, equitativa y que respete la diversidad cultural y en armonía con la naturaleza.

11) Resaltamos el rol de la mujer como protagonista en la construcción política de nuestros pueblos, además de ser transmisoras del conocimiento ancestral y guardianas de la diversidad. Defendemos la dualidad de género y generacional como la base de nuestra cosmovisión.

12) Propusimos desde esta cumbre la creación de una red de comunicación indígena propia, que nos permita impulsar y fortaleces nuestras luchas desde la cosmovisión de nuestra identidad. Entendemos la importancia de poseer nuestros propios medios de comunicación, ya que los medios hegemónicos, opositores y oficialistas, son un poder más a la hora de negar, mentir, silenciar, y tergiversar la información de nuestras luchas.

13) Exigimos al Estado garantizar el derecho a la educación autónoma e intercultural. Respetando la cosmovisión de los diferentes pueblos y naciones originarias. Criticamos la imposición de la educación monocultural en la educación pública. Exigimos la reforma del sistema educativo a través de un proceso de participación y consulta con los pueblos.

14) Exigimos al gobierno el reconocimiento y participación como naciones preexistentes de todos los pueblos y naciones indígenas del territorio en las políticas publicas con todos nuestros derechos.

La Cumbre se posiciona y acompaña los siguientes casos:

El protocolo de consulta y consentimiento, libre, previo e informado realizado por las comunidades de la cuenca de Salinas Grandes y laguna de Wayatayoc perteneciente al pueblo nación Kolla y Atakama (Salta y Jujuy).

El derecho al acceso de la ley provincial de expropiación 6920 y el otorgamiento inmediato de las personerías jurídicas de las comunidades Peletay y Pablo Carmona del pueblo nación Huarpe (Mendoza).

El desprocesamiento de todos los hermanos y hermanas indígenas procesados:

- De la Comunidad Winkul Newen de la provincia de Neuquén en donde estan procesados Relmu Ñamku, Martin Maliqueo, y Mauricio Rain acusados de tentativa de homicidio y daños por defender su territorio de las petroleras.

- Del Qarashe Felix Diaz del pueblo nación Qom la comunidad Potae Napocna Navagoh.

- Imputados de Rumi Cruz por oponerse al paso del rally Dakar del hermano Delfin Kipildor y Enrrique Gonzales entre otros, Jujuy.

- Imputados a las hermanas y hermanos de la comunidad Cueva del Inca, Tilkara, Jujuy

Repudiamos la represión del Pueblo Nación Guaraní de Takova Mora de Bolivia, por la defensa del territorio ante el avance petrolero.

Repudiamos el encarcelamiento de los hermanos mapuce en Chile, bajos cargos improbables, sostenidos por la ley anti terrorista.

Impulsamos desde esta Cumbre un gran Movimiento de Unidad de los Pueblos Originarios que nos permita afrontar esta realidad que estamos viviendo. Desde los cuatro puntos cardinales y comprometidos para volver a ser pueblos naciones libres, autónomos y en nuestros propios territorios ejerciendo el derecho a la libre determinación.

Ya K´athila - Jallalla - Marici Wew – Na´añaxaq
Takeyiwe - Kausachum - K´rahañaga´k



lunes, 14 de septiembre de 2015

MANIFIESTO de la 38º Asamblea Anual de la RENACE

In memoriam Javier Rodríguez Pardo


Dedicamos esta Asamblea a nuestro 

incansable, leal e íntegro compañero

fundacional de éste y tantos otros espacios 

de activa defensa de la Vida. Supo infundir 

fuerzas en los momentos más difíciles, nos 

enseñó perseverancia para sostener 

procesos que parecían imposibles, y 

derramó siempre sensibilidad y amor.








MANIFIESTO de la 38º Asamblea Anual de la Red Nacional de Acción Ecologista

11 al 13 de setiembre 2015 Buenos Aires, Argentina

En su 30 aniversario

De la ciencia digna

RENACE celebra la creación de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad y la Naturaleza de América Latina, un colectivo que reacciona ante los espacios académicos cooptados por los intereses económicos, con el objetivo de producir ciencia al servicio de los pueblos y de la vida.

Del sistema agroalimentario agroecológico, sostenible y solidario

Desde la RENACE continuamos promoviendo el cambio del sistema agroalimentario transgénico hegemónico debido a los daños y riesgos ambientales, sociales y económicos que produce.

Cada año los cultivos transgénicos se extienden más y ocupan ya en nuestro país las tres cuartas partes de la superficie total cultivada. Cada año se multiplican las resistencias populares a la radicación de instalaciones de corporaciones químico-semilleras en nuestras provincias. Sigue sustentándose en argumentos fraudulentos generados por los propios intereses agroindustriales corporativos que manejan el comercio mundial de alimentos y su distribución.

Insistimos en que este modo de producción industrial con alta demanda de insumos altera el funcionamiento de los ecosistemas liberando al ambiente semillas transgénicas y agroquímico biocidas; modificando procesos ecológicos esenciales y el equilibrio biológico entre las especies y los nutrientes. Estas alteraciones obligan al uso cada vez mayor de agrotóxicos biocidas y fertilizantes, siendo por añadidura el principal responsable de la generación antrópica de los gases de efecto invernadero.

Reiteramos que desde el punto de vista social y económico, pone en riesgo la soberanía alimentaria, ya que concentra el control de la producción, comercialización y utilización de insumos básicos y destruye las culturas que reproducían la complejidad ecosistémica.

Seguimos alertando que genera grandes impactos en la salud de la población, poniendo en riesgo la sostenibilidad económica integrada del sistema productivo, entregando al mercado alimentos de menor valor nutricional que contienen residuos de agroquímicos biocidas.

Interpelamos al Estado Nacional que a través del Gobierno guarda silencio ante estas evidencias irrefutables, que hemos sabido exponer en tantos espacios populares, académicos y políticos.

Nos mantenemos en alerta y exigimos información sobre el oscuro proceso de revisión de carcinogenicidad del herbicida más usado en el país, que ha iniciado la OMS a través de irregulares convocatorias a comisiones de expertos, muchos de los cuales tienen claros conflictos de interés.

Este conflicto de cientificidad da cuenta con claridad de que cuando los estudios son serios y científicos concluyen que el glifosato enferma y mata, tal como lo viene confirmando la denuncia de los pueblos fumigados en toda la zona sojera desde hace décadas, biológicamente erosionada por el modelo agrícola industrial.

El oficialismo, sin importar el partido político de pertenencia, tiende a ser socioambientalmente depredador en beneficio de los intereses privados.

Alertados por las evidencias que hemos recogido, solicitamos además que a los análisis actuales realizados en los Centros de Hemoterapia autorizados en “sangre para transfusión”, se les incorpore la búsqueda de principios activos químicos utilizados en explotaciones agrícolas y fruti-hortícolas en el territorio nacional.

Desde la RENACE proponemos y celebramos un sistema agroalimentario agroecológico, familiar, campesino, solidario, diversificado e inclusivo, que recupera la soberanía alimentaria y preserva las funciones ecosistémicas de los sistemas productivos.

Ese sistema está en marcha y florece a lo largo y ancho de todo nuestro país, en la forma de múltiples experiencias agroecológicas pequeñas o extensivas que nos llenan de esperanza y demuestran que otro modo de producir comida, es posible. Un modo que produce alimentos sanos, naturales, sin biocidas ni eventos transgénicos, cerca de los consumidores.

De la minería y las políticas extractivas

RENACE participa de las luchas de las comunidades que defienden sus ecosistemas y sus culturas contra la megaminería hidrotóxica y reclama que se modifique la Ley de Inversiones Mineras, que permite y avala la contaminación y el saqueo.

Las comunidades siguen alertas y reactivas frente a las posturas políticas que anuncian la intensificación de extractivismo minero. Promovemos el restablecimiento de la legislación contra la megaminería hidrotóxica y defendemos las normas protectivas existentes.

Advertimos la importancia de apoyar los estudios de reconstrucciones paleoclimáticas en las cavernas de la Cuenca Neuquina, como asimismo en los glaciares, a fin de contribuir a los estudios estadí­sticos de cambios climáticos. El norte neuquino y el sur mendocino constituyen un área geológica que además coincide con los espacios socialmente más postergados de ambas provincias, donde se verifica un despoblamiento rural, lo que favorece el asentamiento de emprendimientos megamineros y petroleros contaminantes, aunque las externalidades también impacten aguas abajo en las cuencas hídricas. Las cavernas son depósitos de información paleoambiental y paleoclimática y de fauna endémica, es indispensable que las áreas protegidas cuenten con adecuados planes de manejo y adecuados programas de uso público. Sabemos que las áreas protegidas no son islas y están insertas en ecosistemas más amplios que es necesario renaturalizar.

De la Ley de Semillas

RENACE se opone a la modificación de la Ley de Semillas posicionados en el rechazo frontal a cualquier intento de apropiación de la vida a través de los derechos de propiedad intelectual. Somos parte de la Campaña “No a la nueva Ley Monsanto de Semillas en Argentina” junto a decenas de organizaciones sociales, campesinas y políticas de todo el país. El anteproyecto de Ley al que hemos podido acceder impide el denominado “uso propio” de las semillas, al limitar la posibilidad de “guardar semilla” para la siguiente cosecha e ilegaliza o restringe gravemente prácticas que han estado en vigencia desde los inicios de la agricultura, abriendo las puertas para que se profundice la expropiación y privatización de la biodiversidad agrícola y silvestre de Argentina y fortalece aún más la posibilidad de apropiación al extender por veinte años el derecho de obtentor. Fortalece un sistema policial para asegurar que las disposiciones de la Ley se observen “adecuadamente” y permite el decomiso y embargo de los cultivos y cosechas de quienes sean acusados de no cumplir con la Ley considerándolos, además, delitos penales. Este proyecto de ley legitima la privatización de la vida. RENACE seguirá trabajando junto a todas las organizaciones comprometidas con la Soberanía Alimentaria para que las Semillas sean reconocidas como un Patrimonio de los Pueblos al servicio de la Humanidad y no como una mercancía en manos de las corporaciones.

De las tierras públicas urbanas


Los movimientos vecinales y ecologistas siguen manteniendo duras luchas contra las administraciones para la defensa de los espacios verdes públicos urbanos, para la preservación del paisaje y el respeto de los usos para los que fueron creados, para la conservación del patrimonio arquitectónico, paisajístico y artístico, en oposición a los proyectos y leyes que enajenan los espacios públicos, que los desnaturalizan para la explotación comercial privada.

En Buenos Aires, por ejemplo, se solicita la creación de un Sistema Metropolitano de Grandes Parques en base a tierras públicas nacionales y de la Ciudad, última reserva existente. RENACE denuncia que los participantes de estas campañas reciben amenazas, represalias o demandas judiciales.

De la fauna

RENACE acompaña la lucha contra el tráfico de fauna silvestre, y denuncia la depredación sin control de la fauna oceánica y continental.

La pérdidas de ecosistemas produce desplazamientos de especies hacia zonas urbanizadas generando situaciones como la cacería y matanza sistemática de pumas, habiéndose realizado muchas reuniones y pedidos, presentado miles de firmas pidiendo la derogación de esas legislaciones desactualizadas y sin embargo, la matanza continúa. Es imperioso hacer estudios serios sobre el daño real que haga este felino a la ganadería, así como censos fidedignos del estado de las poblaciones y medidas integradas de control y planes de manejo que no impliquen necesariamente su matanza.

Del agua, y del agua por gas y petróleo

En nuestro posicionamiento adverso al petróleo por su contaminante proceso extractivo y su impacto en la naturaleza y el clima, y promoviendo una transición hacia la diversificación energética con energías renovables y limpias, RENACE denuncia la estructura de corrupción que sostiene al sistema de fractura hidráulica o Agua fracking en Argentina y las perforaciones off shore, promovido por el Gobierno de la Nación junto con las provincias petroleras en alianza cómplice con sus respectivos municipios, con sus aliados en el poder legislativo y judicial, en concomitancia con países inversionistas; empresarios y técnicos profesionales que aceptan envenenar el Agua para generar petróleo.

Usar y contaminar el agua de nuestros ríos para obtener gas y petróleo es una actitud incongruente, amoral y ecocida, en perjuicio de nuestras próximas generaciones. Advertimos además el descuido de las aguas subterráneas en todo el territorio, en particular donde las actividades productivistas/extractivas vuelcan compuestos químicos en suelos, sin identificar las áreas de recarga de los acuíferos para uso y consumo. Hace una década el Consejo Hídrico Federal había anunciado el Plan Nacional de Recursos Hídricos, que justamente preveía lo anterior y procuraba el menor impacto sobre el medio. Esto no se difunde. Tampoco que el Plan Nacional de Aguas Subterráneas suponía la confección de Mapas Temáticos de Aguas Subterráneas, para biorreferenciar los focos de contaminación, como feed lot, sembradíos, perforación para termas, efluentes; previendo la identificación de Áreas de Recarga. Nada de ello se ha hecho, por lo cual se invisibilizan las zonas vulnerables.

Nos manifestamos profundamente preocupados porque el agua se está contaminando, agotando y privatizando. Reclamamos la restitución de los 35 metros del camino de sirga y el acceso público a los cursos de agua. Exigimos la incorporación a los análisis de aguas de consumo en plantas potabilizadoras, la pesquisa de químicos utilizados en la agricultura industrial, en la minería, así como de los productos veterinarios utilizados en los Feed lot.

De la energía nuclear
RENACE refuerza su fundacional postura antinuclear y denuncia el ocultamiento de los descomunales costos, la permanente inseguridad y sus riesgos invalorables.

La energía nuclear es la más cara de la historia, la más insegura e incontrolable, y solo es posible en Argentina y en el mundo amparada en el secretismo y la mentira.

De la Encíclica “Laudato Si”

Vemos con beneplácito la encíclica Laudato Si del Papa católico, ya que pone en relieve ante la comunidad cristiana y el mundo occidental el deterioro de los ecosistemas de los cuales forma parte, y con los cuales evoluciona y auspicia un cambio radical necesario para la vida en el planeta. Porque integra la ciencia y la razón con la fe y la espiritualidad, y propone también la integración de las diversas sociedades y culturas entre sí. Porque llama a la reflexión y a la acción, a la revisión del sistema capitalista para la construcción de un mundo digno, para toda la humanidad en la naturaleza.

De los pueblos originarios


Exigimos a las autoridades nacionales y provinciales el respeto a las comunidades de los Pueblos Originarios, sus territorios y su cultura. Nos solidarizamos con las comunidades en su lucha por la recuperación territorial, repudiando las acciones de inteligencia sobre vecinos y periodistas que apoyan las autonomías y los procesos de descolonización.

De las reacciones sobre los pueblos


RENACE repudia las acciones violentas que patotas de las dirigencias sindicales, asociadas a gobiernos y corporaciones organizan contra las expresiones ciudadanas en defensa de la vida. Repudiamos la criminalización, judicialización y espionaje que en diferentes provincias del país se vienen sucediendo de manera recurrente y preocupante.

www.renace.net

jueves, 10 de septiembre de 2015

COMUNICADO DE LA ASAMBLEA PERMANENTE DEL COMAHUE POR EL AGUA – APCA



El petróleo no respeta el futuro ni el pasado y juega con todxs en el presente

Vivir en Allen se ha vuelto algo cada vez más parecido a una prueba de supervivencia, sobre todo en las últimas semanas. Las políticas públicas municipales, provinciales y nacionales designaron a esta ciudad como tierra de nadie, la transformaron en un campo de prueba para cada aventura de extracción de gas o petróleo. YSUR-YPF, Mirasal, MUAD (y antes Apache) son las empresas que trabajan aquí y que con macabra bizarría cumplen con el saqueo y con la contaminación.

Unas perforan a 50 metros de un hogar de ancianos, otras preparan dos perforaciones frente a las escuelas en área rural. En las locaciones de los barrios de la Costa Este, se ven seguido las llamas de muchos metros de altura,porque a las empresas les encanta quemar gas de sobra, por medio de venteos nocturnos. En la meseta está de moda acumular barros con residuos tóxicos en piletones, o verter ilegalmente crudo en los cañadones, en ambos casos al aire libre. Como si esto fuera poco, hay empresas que se ocupan de pinchar ductos y dejar a Allen y Fernández Oro sin el agua vital para el ser humano. La última idea fue la de romper un cable de fibra óptica, así que nadie pudo comunicarse por celular ni conectarse a la web.

A esta altura cabe preguntarnos: ¿Cuál será la próxima acción de las petroleras y de sus subsidiarias?

Es cierto que a este ritmo los delitos ambientales podrían incrementarse si no se pone un freno a todo esto. Además de la muy impune amenaza a la seguridad, a la salud pública y también al contexto ambiental, las perforaciones están aniquilando a la fruticultura, que todavía es la fuente de trabajo para la mayoría de la población. Pero también lxs niñxs, que todavía no trabajan, y lxs ancianxs que ya no trabajan más, están amenazadxs. El petróleo no respeta el futuro ni el pasado. Parece estar destinado a la población económicamente activa, los jóvenes adultos que hoy tienen en sus manos el futuro del planeta. Muchos esperan trabajar en el petróleo, pero todos se van a encontrar afectados por esta actividad contaminante y corrupta. El agua para consumo, y para riego, el aire y la tierra se están contaminando.

¿Bajo estas condiciones, cómo haremos para pensar en un futuro armonioso? Las autoridades hasta ahora han decidido que el futuro de Allen tendrá color a petróleo y sin siquiera tener infraestructura, personal suficiente y adecuado para garantizar una seguridad mínima. Nos están exponiendo cada hora más a nuevos peligros mortales, sólo para que las empresas transnacionales se beneficien. ¿Esto vale realmente la pena? Alberto Weretilneck, Pedro Pesatti, Sabina Costa, Dina Migani son cómplices por acción de las corporaciones que defienden... pero también hay muchos otros cómplices por omisión. ¿Quién establece la legitimidad? ¿Quién es el soberano, la máxima autoridad sobre algo? ¿Los políticos de turno? ¿ Las empresas multinacionales? ¿Las petroleras? O un pueblo unido defendiendo el bien común, porque no quiere vivir contaminado.

FRENTE A ESTA SITUACIÓN ¡LOS VECINOS MOVILIZADOS SEREMOS LOS ÚNICOS QUE PODREMOS LOGRAR QUE ESTO SE DETENGA!

VECINO, VECINA, ¡UNITE A LA LUCHA POR LA VIDA !

ASAMBLEA PERMANENTE DEL COMAHUE POR EL AGUA

ALLEN – SEPTIEMBRE 2015