lunes, 27 de abril de 2015

ANTE-PROYECTO DE LEY por el "BUEN VIVIR"



Creación del Consejo de Mujeres Originarias por el 

Buen Vivir


Art.1º: CREASE el Consejo de Mujeres Originarias por el Buen Vivir, en adelante EL CONSEJO, el que tendrá el carácter de ente autónomo y autárquico sin dependencia orgánica ni funcional de ningún estamento del estado.

Art. 2º: CADA PUEBLO designará dos (2) Consejeras, de acuerdo a su filosofía ancestral y a sus modos propios de organización en un plazo no superior a seis meses.

Art. 3º: DETERMINASE como objetivo del Consejo la realización de un proceso de consulta, participación, información y difusión para elaborar y proponer normativas y políticas que garanticen y efectivicen el Buen Vivir.

Art.4º:
ENTIENDESE como la filosofía del buen vivir, el restablecer la cohabitación en reciprocidad y armonía entre los pueblos y con la naturaleza.

Art. 5º: DOTASE al Consejo de Mujeres de Pueblos Originarios, de iniciativa parlamentaria.

Art. 6º: DENTRO del plazo de 180 días de su constitución el Consejo deberá dictarse su reglamento de funcionamiento.

Art. 7º: ASIGNENSE los fondos necesarios para el cumplimiento de los fines de la presente, debiendo el Consejo elaborar y elevar su Presupuesto Anual a los efectos de la atribución de la Partida Presupuestaria independiente.


FUNDAMENTOS


Señor Presidente: En febrero del 2012, las hermanas del Pueblo Qom del Barrio Toba de Rosario se reúnen con una hermana Mapuche y plantean la necesidad de ser vistas, reconocidas en su condición de mujeres originarias; señalaron la importancia de hacer escuchar su voz, ya que padecemos siglos de opresión, sufrimos de manera particular la violencia institucional no sólo racista sino también sexista. Luego, mujeres originarias del Pueblo quechua de Jujuy definieron que para ser vistas y oídas debíamos hacer una marcha todas juntas; las mujeres M´bya Guarany recomiendan que sea una marcha de propuestas. 


Finalmente, las Mujeres Mapuches se reúnen y sumando a las ideas que se fueron construyendo sugieren que la propuesta que se llevara adelante será la implementación del Buen Vivir como un derecho, el cual entendemos es la relación dereciprocidad entre los pueblos y la naturaleza que nos permite alcanzar la armonía. A partir de 2013, realizamos talleres participativos en diferentes puntos del país, sobre todo en comunidades en conflicto y lucha por sus derechos. Se va conformando el Colectivo de Mujeres Originarias por el Buen Vivir. Desde diferentes pueblos y puntos del país, se coincide en la necesidad de realizar un encuentro, donde profundizar la propuesta. Así, del 13 al 16 de febrero de 2015 se realizó en Epuyén, provincia del Chubut, el Primer Encuentro de Mujeres Originarias por el Buen Vivir. 

De manera conjunta las mujeres de diferentes Pueblos Originarios planteamos los fundamentos y la propuesta de la presente Ley. Fuimos diagnosticando la realidad que nos envuelve: el colapso de nuestra madre tierra, la explotación sin límites del modelo extractivista, que saquea, depreda y contamina,. Estos diálogos y reflexiones nos llevan a articular de manera urgente unapropuesta, que no solo nos aglutine a nosotras, las mujeres de las 36 naciones originarias, sino a todo el pueblo argentino que al igual que nuestros pueblos merece el Buen Vivir. 

Porque cuando hablamos de cuidar la Madre Tierra, Ñuke Mapu, Pachamama, Qarate´e Alba, Tekohá, ella nos reconoce, nos define, nos abraza y es ella la que nos cuida. Por eso debemos también escucharla y cuidarla, en el campo y en las ciudades, porque vivimos de y con la tierra. Con años de lucha se han conseguido leyes y reformas de la constituciónnacional y de las provinciales y se han firmado convenios internacionales dereconocimiento de los derechos indígenas. Pero para que nos vean como comunidades, tenemos que sacar personería jurídica y esos papeles no sirven, nos dividen y hacen pelear. Nos hablan de tierras y territorios de las comunidades, nos hablan de papeles y propiedades. Cada pueblo tiene sus formas de organizarse, su pensamiento y espiritualidad, y es eso lo que las leyes deben respetar. El estado no puede definir cómo tienen que ser nuestros representantes ni qué personas son los que representan nuestropensamiento y hablan por nosotras. 

El territorio es todo para nosotras; “el territorio es todo de todo, y es nuestra esencia”, el territorio es el espacio identitario, espiritual, es el memorial de los pueblos, y el de la continuidad de la cultura en donde la vida fluye, desde la relación armónica entre las fuerzas de la naturaleza y el de las personas. Elegimos cuatro ideas en común que nos ayudaron a organizar cómo queríamos conversar y lo que queremos expresar.

1. El territorio es nuestra casa.

Cuando pensamos en nuestra casa, la queremos en armonía, limpia y ordenada. Hacemos mucho trabajo para eso, para estar bien, y tener lo que necesitamos para vivir. Para eso, en cada casa, en todas las casas, se fijan prioridades porque nuestra casa tiene que identificarnos y tener lo que necesitamos para vivir en armonía. Lo primero, es que necesitamos agua, para nosotras, para nuestros animalitos y cultivos. No se puede desperdiciar el agua porque lo que derrochan o ensucian algunos, afecta el derecho a lavida de otros. Las políticas de estado vienen concesionando, privatizando, explotando el agua, pero entre todos tenemos que acordar políticas de uso controlado y cuidado del agua. 

Tenemos que garantizar agua para todos y pensar sistemas de almacenamiento.
También tenemos que ver cómo calentamos e iluminamos nuestras casas, lo que requiere que participemos en la toma de decisiones sobre las políticas energéticas. Hay que buscar energías alternativas que no contaminen, que sean accesibles para todas y exigir que se cumplan los acuerdos de las cumbres climáticas. Nuestro territorio nos asegura nuestroalimento y sin territorio no hay soberanía alimentaria ni posibilidad de tener una dieta variada. En el campo y en la ciudad tenemos que tener espacio para tener casas dignas, para criar nuestros animales, para cultivar lo que comemos. 

Los transgénicos nos enferman. Hay que hacer bancos de semillas orgánicas. La comida envasada no explica qué es lo que estamos comiendo. Una casa no se puede mantener armónica, limpia y ordenada si no se organiza el trabajo. Los proyectos comunitarios ayudan a hacer las cosas, pero los mega-emprendimientos desorganizan todo pues no cuidan ni de las personas ni de la biodiversidad. 

Hay que promover las construcciones naturales y priorizar y conservar diseños identitarios. Así pensado, el territorio es el espacio donde coexiste toda la vida. Hay que asegurar su sustentabilidad; saber que nuestros actos tienen consecuencias que se manifiestan hoy y en el tiempo futuro, y que tenemos que obrar conherramientas jurídicas, políticas y tecnológicas, pero sustentadas en nuestraespiritualidad.

2. El territorio también es nuestro cuerpo

Las mujeres sabemos que si con nuestros cuerpos damos vida, también sufrimos la opresión en nuestros cuerpos. Lo que hacen con el territorio cuando lo lastiman, también lo hacen con nuestros cuerpos. Es que la madre tierra es mujer como nosotras. Si ella está fértil, vital y armónica, también nosotras lo estaremos. Y si nosotras estamos fértiles, vitales y armónicas, también la madre tierra lo puede estar. Particularmente los sistemas de salud y educación pública disciplinan nuestros cuerpos y nuestras mentes. Pero si nuestros cuerpos y nuestras mentes no están bien, si no están bien cuidados y si no pueden ser libres, nada más puede estar bien. Como resultado de la colonización, hay machismo también dentro de nuestras comunidades y a veces nuestros propios compañeros nos violentan e impiden el acceso a los anticonceptivos. Sin embargo como mujeres somos fértiles no sólo porque damos hijos, sino también porque damos ideas,cariño, sabiduría que nuestros mayores nos han cedido. 

Nosotras identificamos y denunciamos la violencia racista y sexista del patriarcado que estratifica la valorización de la mujer a partir de un patrón de belleza Colonizador-Europeo. No somos reconocidas para esta sociedad ni siquiera en la categoría de mujeres. Por eso el buen vivir para el cuerpo pasa por recuperar y valorar el conocimiento ancestral y la medicina tradicional; ejercer el derecho sobre nuestros cuerpos según nuestras prácticas espirituales y culturales, aunque no haya una división entre lo espiritual y lo cultural. No entregar nuestros cuerpos contra nuestra voluntad también implica no ceder el espacio de parto natural según nuestra decisión. Lo mismo con el amamantamiento, la anticoncepción natural y las campañas de vacunación de nuestros niños. Las industrias de medicamentos invaden nuestros cuerpos y nuestros territorios. Mucho de lo que decimos y esperamos de los sistemas de salud también lo decimos y esperamos de la educación pública. No puede ser que otros decidan por nosotras si nuestros hijos y nuestros nietos merecen una educación intercultural y bilingüe.

3. El territorio viaja con cada persona

El territorio es más que lugar físico y viaja con nosotras. Por eso nos sentimos parte y no dueñas de la tierra en los distintos lugares en los que estamos, y necesitamos comunicarnos espiritualmente con ella. Por eso nos comprometemos con el otro y con nuestros antepasados en distintos lugares. El compromiso con nuestra espiritualidad es para nosotras también un compromiso político que debe poder manifestarse en distintas partes. Por eso pedimos que se respeten nuestros espacios ceremoniales, que nosreconozcan espacios de expresión de nuestra espiritualidad aunque estemos lejos del lugar donde nacimos. Por eso no renunciamos a nuestra identidad en los espacios urbanos. Tampoco en las cárceles. Con las migraciones, coexisten varios territorios en un mismo lugar porque cada una lleva consigo sus raíces. Por eso tenemos que ver cómo hacer para que esas raíces no sean cortadas. No hay libertad de culto para los pueblos originarios porque no siempre se respetan nuestros lugares sagrados ni se nos da acceso a ellos. En las ciudades hay lugar para iglesias, templos y mezquitas, pero no se reconocen lugares sagrados donde podamos ejercer nuestra espiritualidad. En las cárceles se abre lapuerta a ciertos cultos, pero no se nos deja ejercer el mismo derecho, ni ser visitadas por quienes asisten nuestra espiritualidad originaria. El buen vivir no es sólo para los pueblos originarios sino que tiene que ser también para los no indígenas. El estado debe garantizar políticas públicas que organicen la manera en que cohabitemos desde el buen vivir, sin discriminaciones, con respeto por las prácticas culturales de quienes comparten ese espacio. Nuestras fechas sagradas tienen que ser feriados para que podamos dedicarlos plenamente a cultivar nuestra espiritualidad.

4. El territorio es donde se concreta la libre determinación de los pueblos.

En cada casa decidimos cómo hacer, cómo vivir. Unas viven en el campo y otras en los pueblos pero, en todos lados, desde nuestras casas nos autodeterminamos. Ese derecho no se pide ni demanda, sino que se ejerce. Aun así, luego de tantos siglos de dominación, hay que reconocer que estamos desordenadas en nuestras casas, con nuestra gente, a veces por temor, a veces porque otros de afuera nos meten otras ideas. Pero cada casa, cada comunidad, cada pueblo es responsable de ordenarse desde su filosofía ancestral y modos de organización. A su vez, nuestras casas comparten el patio con otras casas y entre todas tenemos que acordar cómo mantenerlo también limpio y ordenado, porque lo compartimos. 

No puede ser que unas lo cuiden y otros lo arruinen. Tenemos que tirar parejo en esto. Por eso el Buen Vivir requiere pensar en cómo cohabitamos nuestrascomunidades como pueblos originarios, pero también cómo cohabitamos con los diferentes integrantes de la sociedad no indígena, y cómo hablamos con el estado y las empresas que sólo buscan ganar más, sin que les importe nada cómo dañan la naturaleza y la vida de las personas. Ellos quieren vivir con ciertas cosas y las sacan así nomás, pero nosotros también necesitamos y queremos ciertas cosas. Si nadie de afuera puede mandar en nuestras casas, entre todas tenemos que ver cómo compartimos el patio, lo cohabitamos y cuidamos, y qué hacemos con los que lo ensucian y lo rompen.

Necesitamos volver a ponernos de acuerdo sobre cómo queremos vivir juntas respetando el buen vivir de todas. Es a partir de esta forma de pensar que nos pareció importante profundizar las reflexiones en torno al buen vivir, llegando a más mujeres originarias, pero también a más varones de nuestros pueblos. También queremos invitar a integrantes de la sociedad no indígena a que expresen y compartan con nosotras sus pareceres ysentimientos. 

Por todo lo expuesto proponemos este ante-proyecto Ley de creación del Consejo de Mujeres Originarias por el Buen Vivir, para la realización de un proceso de consulta, participación, información y difusión a fin de elaborar y proponer normativas y políticas que garanticen y efectivicen el buen vivir.

jueves, 23 de abril de 2015

Mujeres por el Buen Vivir - Marcha y petitorio por nuestros DD.HH




Foto: Moira Millán Coordinadora y vocera de la Marcha. 

Una nutrida concurrencia acompañó la 1° Marcha de Mujeres Originarias por el Buen Vivir, éste 21 de abril en Buenos Aires. 


Más de 200 mujeres de 36 naciones originarias de nuestros territorios ancestrales se trasladaron a esta Capital para reafirmar la continuidad de la presencia nativa en nuestra tierra. 

El acto comenzó de espaldas al monumento de Julio A. Roca y marchó al encuentro de los hermanos QOMPIWINI que acampan desde hace ya más de dos meses en reclamo por el respeto a sus comunidades de la Provincia de Formosa. 

Esta acción contó además con la presencia de numerosos referentes de las organizaciones de Derechos Humanos como Nora Cortiñas, Osvaldo Bayer, Adolfo Perez Esquivel. Como así mismo de otros movimientos sociales que se hicieron presente en dicho acto.

Finalmente y luego de entregar en la Mesa de Entradas del Congreso de la Nación el Proyecto de Ley por el Buen Vivir, tuvo lugar un evento musical al que asistieron entre otros Peteco Carbajal , Arbolito y Bruno Arias. 

jueves, 9 de abril de 2015

Jornada sobre Salud y Agrotóxicos en el Hospital Nacional de Pediatría Juan P. Garrahan



Declaración post Jornada sobre Salud- Agrotóxicos -Daño Genético
9/4/2015, en el Hospital Nacional de Pediatría Juan P. Garrahan


La OMS (Organización Mundial de la Salud) declaró hace apenas unos días al glifosato como “probable carcinogénico para el ser humano”. 

Siendo este producto el más utilizado para la agricultura intensiva en el país y derramado por millones de litros sobre personas y medio ambiente, esta declaración que llega con demasiados años de demora y tibiamente, viene al menos a ratificar lo que afectados directos y profesionales de la salud del interior del país vienen observando y denunciando hace ya años sin ser escuchados por autoridad alguna.

A dos semanas del anuncio, resulta vergonzoso el silencio cómplice de responsables políticos y medios de comunicación que callan el delito que significa estar derramando millones de litros de una sustancia (por mencionar solo el glifosato) “probablemente” carcinogénica, de manera impune al medio ambiente, incluidos los seres humanos.

En ocasión de haber participado de una nueva actividad en el Hospital Garrahan, convocada por la Junta Interna de ATE, sobre el daño que el modelo productivo en base a la masiva utilización de tóxicos, viene provocando en ambiente y salud, en carácter tanto de expositores, como convocantes y asistentes comunicamos que:

*Nos solidarizamos con los afectados directos de las fumigaciones que, tanto por aire, tierra, agua o piel reciben el impacto de los fuertes productos tóxicos utilizados.

*Llamamos a los profesionales de la salud a realizar acciones en función de la responsabilidad que nos compete en función de preservar la salud -no solo ante la pérdida de la misma- y comenzar a considerar la severa agresión tóxica a que están siendo sometidos de manera periódica y sistemática los habitantes, como posible causa de enfermedad.

*A casi dos décadas de instalado un modelo productivo tóxico, se torna imprescindible contar en hospitales públicos de manera gratuita, con laboratorios aptos para realizar dosajes de los venenos/tóxicos que, sin duda alguna, los pacientes portan en sus cuerpos y que puedan estar ocasionándole serios trastornos a su salud.

*Se torna indispensable la aplicación del Principio Precautorio que priorice el Cuidado de la Salud y el Medio ambiente, por sobre la rentabilidad y se prohíba el uso de sustancias –no solo glifosato- que puedan poner en riesgo o amenace cualquier forma de vida.

*Urge tomar medidas tendientes a salir del modelo agrotóxico y fomentar la agricultura en función de la Soberanía Alimentaria, entendiendo esta como el derecho de los pueblos a alimentos nutritivos y culturalmente adecuados, accesibles, producidos de forma sustentable y ecológica, y el derecho a decidir su propio sistema alimentario y productivo.

*Hacemos responsables a las autoridades políticas que promueven y profundizan un modelo extractivo basado en la obtención de una mayor rentabilidad –soja y demás cultivos intensivos- minería a cielo abierto o fracking, de las consecuencias graves que los mismos ocasionan, como daños ambientales (desmontes, inundaciones) desplazamiento y destierro de pueblos originarios o daños irreparables en la salud tanto de manera aguda o crónica.

“las consecuencias que producen las fumigaciones con agroquímicos sobre la salud y la vida de las personas expuestas involuntariamente poseen la suficiente entidad como para ser calificadas como crímenes de lesa humanidad”.

Adolfo Pérez Esquivel 
Premio Nobel de la Paz


miércoles, 8 de abril de 2015

1er Marcha De Mujeres Originarias




Declaración pública de la Organización de la 1er Marcha de Mujeres Originarias por el Buen Vivir

Quienes integramos la 1er Marcha de Mujeres Originarias por el Buen Vivir, que se realizará el 21 de abril con la participación de las 36 Naciones Originarias en Argentina, vemos necesario expresar algunas reflexiones a raíz de algunos sucesos ocurridos en estos días teniendo en cuenta que comenzamos el mes de los Pueblos Originarios.

Desde la constitución de este Estado se construyó un imaginario de país en el que los pueblos originarios no teníamos cabida. Doscientos años han transcurrido desde el nacimiento y los sedimentos racistas, europeístas, emplazados en las bases constitutivas “de la patria“. No han sido removidos por ningún gobierno Dos argentinas parecen disputarse el derecho a existir. Una recoge la mirada y el mandato de la generación de los ‘80, siglo XIX, la cual pretendía la desaparición absoluta de todo vestigio y rasgo que nos vinculase a indoamérica, la fantasía de este sector llevaba a colocar a Argentina como una extensión de Europa en este continente. El exterminio no solo fue físico sino también cultural y la negación absoluta de nuestra existencia. Este modelo de país exterminó a decenas de pueblos originarios de los cuales nunca conoceremos su espiritualidad, danzas, culturas como así también ha arrasado con ecosistemas enteros irrecuperables. Beneficiando siempre al poder económico extranjero quienes son los que definen el destino de este país.

El otro país va emergiendo desde las más profundas raíces de la tierra y se abre paso resquebrajando el sólido cemento europeísta y racista. Va floreciendo alimentado por la memoria, la espiritualidad y el respeto a la vida, esa Argentina entrelaza sus raíces milenarias desde los Pueblos Originarios hacia los hombres y mujeres del mundo que desean originar un nuevo modelo de sociedad, un nuevo modelo de país. Argentinos y argentinas que tienen sus raíces inmigrantes, que no se identifican con el legado de la generación de los ´80, ese modelo de país comienzan a buscar en los pueblos originarios, su identidad, su arte de habitar, caminan decididos a dejar atrás la oscura historia de despojo, saqueo, abusos, y discriminación. Fluye en esos argentinos y argentinas una vertiente fuerte de solidaridad con los pueblos originarios y les urge develar la verdad oculta por la historia oficial.

La historia oficial argentina ha sido construida desde la mentira, intelectuales sicarios han vendido sus mentiras para desligitimar el derecho de nuestros pueblos y eludir la justicia. Desde el poder nada ha cambiado, hoy en pleno siglo XXI los reclamos de los pueblos originarios siguen sin ser oídos. El “malón de la paz” hoy encuentra su analogía en el acampe de las/os hermanas/os de Formosa y la Conquista al desierto se repite cuando al Pueblo Mapuche se lo acusa de incendiarios en la Patagonia y terroristas, como chivo expiatorios para no revelar que detrás de estos incendios intencionales están las empresas mineras y especulación inmobiliaria. 

La Argentina que no bajó de los barcos sino de los cerros, las pampas, el desierto, de los lagos viene caminando con voces femeninas con la multiplicidad de colores que conforman este país, ataviada de belleza milenaria.

El 21 de abril de este año un acontecimiento histórico sucederá en la Ciudad de Buenos Aires, será la Primer Marcha de Mujeres Originarias por el Buen Vivir. Y nos toca ser protagonistas en un contexto sumamente adverso, en donde los detentores del poder, valiéndose de todas las herramientas posibles para callar nuestra voz, nos invisibilizan nos niegan, nos persiguen.

A pesar de todas estas adversidades, no detendremos nuestro andar que es el andar de la mapu, de la pacha, de la tierra. Cada una/o de ustedes, al caminar con nosotras estará marchando el 21 de Abril, con las más de 40.000 has de bosques incendiados en Chubut que reclaman justicia, caminarán con cada cerro de Tucumán, Catamarca, San Juan y La Rioja que clama ayuda porque las mineras los están asesinando, será su andar el andar de la selva misionera desmontada por la empresa alto Paraná, es el andar de los mal llamados desiertos llenos de medicina, de animales en Neuquén, Rio Negro y Chubut donde las petroleras norteamericanas como Chevron instalan el fracking. Es también el caminar de los arroyos, ríos y lagos contaminados por mineras, apresados por represas, agotados por la soja, es el caminar de la tierra que clama desesperadamente tu ayuda, tu compromiso, es también nuestros niños pidiéndote que te comprometas para que la desnutrición, las enfermedades y la pobreza no les arranque sus vidas, y es también mi cuerpo y el de miles de mis hermanas pidiéndote que nos ayudes a terminar con el feminicidio, la violaciones, y la violencia no solo machista sino también racista y capitalista, que asesina de manera selectiva a las mujeres que nos oponemos en nuestras comunidades a la invasión mortal de los mega proyectos. 

Cuando el discurso del poder cae en el vacío de las palabras, en la negación de la verdad, solo una cosa podemos hacer y es responder con la construcción del Buen Vivir como derecho, desde la memoria, el amor, la verdad, y reciprocidad. Este 21 de Abril empezaremos a cambiar la historia y necesitamos que estés allí junto nosotras.
Caminamos para ser y Somos porque caminamos.


¡Marici weu!

¡Jallalla!

martes, 7 de abril de 2015

Segundo manifiesto contra los agrotoxicos


Foto: Pablo Piovano. Fracrán, San Vicente, Misiones

ABRIL DE 2015

Segundo manifiesto contra los agrotoxicos:


Durante los 700 km recorridos desde la Ciudad de Buenos Aires hasta llegar a la localidad de Malvinas Argentina, Córdoba fuimos siendo testigos de la muerte lenta de vastos sectores de nuestro territorio. Los campos en su enorme extensión, ya de un color uniforme, están en silencio, no mas aves buscando comida en los sembrados, desaparecieron las mariposas y los insectos que otrora pululaban por los mismos, a la noche no mas croar de ranas y sapos saltando. Definitivamente la guerra ha comenzado. 

Parte sobre el exterminio:

En noviembre del año pasado realizamos una jornada sobre las escuelas rurales fumigadas. La razón de tal evento fue que permanentemente los aviones y mosquitos con los químicos mutagénicos y teratogénicos de la agricultura, pasaban soltando sus macabras cargas sobre los campos vecinos y por ende sobre las escuelas mismas. Los chicos llegaban a las mismas con sus ropas y pieles humedecidas con estos venenos. Estos venenos, producen cáncer, malformaciones genéticas, abortos espontáneos, esterilidad en los hombres, enfermedades neurológicas, trastornos del desarrollo, enfermedades respiratorias y enfermedades dermatológicas. Tanto mayor es el daño cuanto menor es la edad.

En la jornada participaron docentes de escuelas de la Provincia de Buenos Aires, de Entre Rios, de Santa Fe, médicos de la Red de Pueblos Fumigados, compañeros de la Mutual Sentimiento, Emanuel Garrido, funcionario de Coronel Suarez recientemente echado por la honestidad de denunciar el crimen de las fumigaciones sobre las escuelas, docentes y niños y otros.

Con la jornada se realizó una audiencia publica en el tercer piso del supuestamente Honorable y definitivamente cómplice Congreso de la Nación Argentina, con la participación de los integrantes de la jornada y algunos legisladores como De Genaro, Claudio Lozano, Antonio Riestra, Gustavo Vera y otros. Al lado de donde sesionaba la cuestión de las escuelas fumigadas, es decir el tema de veneno echado sobre los niños, la comisión de agrcultura de la nación sesionaba con representantes de Monsanto y definían como seguir la fiesta. Desde la Red de Médicos de Pueblos Fumigados, la Mutual Sentimiento y el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) que presto su ambulancia realizamos estudios de sangre a 20 voluntarios para determinar la presencia de pesticidas. Lo que sigue a continuación son los resultados contundentes de esos análisis:

Número de elementos químicos analizados (órgano fosforados, órgano clorados y piretroides)………………………………………………………………………………….. 49
Personas intoxicadas con alguno de los químicos analizados………..…..  93,7 %

Desglosamiento según número de compuestos hallados en la sangre de las personas
Personas intoxicadas con un compuesto químico…………………………  50,0 %
Personas intoxicadas con dos compuestos químicos…………………….   31,3 %
Personas intoxicadas con tres compuetos químicos……………………..    12,5 %

CONCLUSIONES:

Los datos de este relevamiento que se suma a los miles de otros estudios definen contundentemente el nivel de gravedad de la situación presente y más palabras huelgan. Mas del 90 % de las personas relevadas presentan químicos neurotóxicos, cancerígenos y teratogénicos en su sangre. Esto implica un estado per se de emergencia sanitaria. Claro está que no habrá modificaciones significativas que conduzcan a la eliminación de la guerra química a la que estamos siendo sometidos y tratamiento de los intoxicados sin tener plena conciencia de la necesidad de lucha de todos. 

Ahora que la organización mundial de la salud S.A. dijo que el glifosato es cancerígeno preguntamos sr ministro de ciencia y tecnología Dr. Lino Salvador Barañao, sr. ministro de salud, Sr rector de las universidades, sres representante de las corporaciones de la medicina, repetimos, ahora que les dieron permiso para pensar, nos van a decir la verdad y actuar en consecuencia (?)

Llamamos desde este documento y desde el primero a integrarnos y sumarnos con la consigna de “NO MAS VENENOS EN NUESTRA COMIDA, EN NUESTRO AIRE, EN NUESTRA AGUA, EN NUESTRA TIERRA”. “DETENER LAS FUMIGACIONES YA” “EL DIAGNOSTICO ESTA CONFIRMADO”, “LOS AGROTOXICOS SON VENENOS, NO HAY DISTANCIA EFECTIVA, ESTAN EN NUESTRA COMIDA” ESTAMOS LUCHANDO POR LA VIDA MISMA. 

Llamamos a la realización de un encuentro de activistas que defina un programa de lucha directa que contemple como mínimo marchas en la Ciudad de Buenos Aires a la Plaza de Mayo con el fin de visualizar la gravedad del problema e instalar definitivamente el debate en la sociedad. Es toda la sociedad la que está siendo envenenada. El veneno del campo se come en las ciudades.

Tenemos plena convicción que sin presión del pueblo no habrá cambios, que los aspectos desarrollados en los ámbitos parlamentarios solo producirán cambios menores que tergiversaran y diluirán la gravedad del problema, es decir cambiar algo para que nada cambie, como ya ocurrió, por ejemplo, con la ley de glaciares que a pesar de haber sido aprobada no produjo ningún cambio.

Por último y a decir del Manifiesto Liminar de la Reforma Universitaria de 1918, salida de esta combativa provincia:

“…LOS DOLORES QUE NOS QUEDAN, SON LAS LIBERTADES QUE NOS FALTAN…”