domingo, 25 de mayo de 2014

El día después de Monsanto


                                                                          Foto: Javier Luna

El inminente final de la burbuja agroalimentaria

Una burbuja económica es definida por la prensa especializada en economía como una situación en la que una sobre dimensionada inversión, encuentra su límite y decrece.

En algunas oportunidades en las que la publicidad ha jugado su rol distorsivo, el ruido puede llegar a ser tan grande como para ensordecer por un largo período el deseo de escuchar hablar siquiera de invertir en los valores alcanzados. 

El ejemplo más repetido es justamente cercano a todos dado que involucra a la cotización de los siempre indispensables activos inmobiliarios. Pero existen numerosos ejemplos casi cotidianos incluso en aquellas plazas donde se arraiga con mayor tenacidad el espíritu especulativo. 

A partir de los primeros ejercicios de este naciente milenio, la oportunidad de negocios ha encontrado un techo de absorción que generalmente señala al sector primario como fuente. Lo real es advertir que la emisión de las monedas de referencia internacional (Flexibilización cuantitativa) es uno de los principales factores que coadyuvan para que este tipo de distorsiones ocurra. Así nace el concepto de "commodities" como aquellas posiciones financieras basadas en bienes reales.

El extractivismo americano es entonces un modelo a observar con esta regla, recientemente la cotización del oro recibió la visita de nuestros movimientos sociales, bien advertidos de la maniobra, y que alcanzaron a detener numerosas formas de saqueo y pauperización de nuestros amados territorios.

Así cayó nada menos que la cotización mundial del oro actual, desapareciendo del mercado de futuros como valor, sencillamente por imposibilidad de provisión en respuesta a los compromisos adquiridos en los mercados simbólicos. 

Esta increíble caída del modelo mega minero, no es ajena a la experiencia reciente. El combustible fósil sufrió otra no hace demasiados años; y otra drástica caída podría acechar a cualquier otro sector de actividad influído por la prensa y la moneda. 

Numerosos indicadores señalan ahora que será el sector agroalimentario el que sufrirá la dolorosa caída de rentabilidad tan temida.

Los límites al crecimiento alimentario

Los monocultivos son la manera más desadaptada de relacionarse con la naturaleza que existe. Sencillamente la falta de rotación de los cultivares y pastajes convierte a nuestra campiña en un escenario frágil e inestable. 

Este desaconsejado asesoramiento se potencia dramáticamente alentado por la presencia de cultivares transgénicos, los que combinan un paquete de soluciones químicas tan caro como insostenible. 

Particularmente los suelos alcanzados por esta nueva tendencia a industrializar la agricultura estrechan su vida útil por inoculación de biocidas y extracción de nutrientes básicos, todo lo cual contribuye a precipitar el final de su rentabilidad estimada de una manera drástrica y sorpresiva. 

La toxicidad de estos activos no se detiene ahí...

Todos los escenario biológicos tratados sufren el impacto ambiental de una agricultura incompatible con toda otra actividad rural histórica. Desaparece la vida silvestre y se arrojan a la improductividad a los fundos vecinos alcanzados que no tienen otra oportunidad de contrarrestar al modelo y abandonan sus tareas históricas. 

Los agricultores, los inversores y hasta los consumidores conocen entonces de la inminente obsolescencia de este camino. El inexorablemente decreciente factor nutricional de sus granos tras repetidas cosechas y el creciente costo de las insumos y maquinarias asociados; auguran un pronto final a esta sobredimensionada actividad extractivista practicada. En cuanto a las externalidades de esta particular forma de producir comida, son todas las imaginables, esterilidad, abortos espontáneos, malformaciones fetales, diabetes, cáncer y leucemia; han crecido en incidencia paralelamente a la aparición de este tipo de actividad rural en todos los países del orbe, al punto tal que ya son más los que prohíben que los que permiten el empleo de semillas transgénicas en sus territorios.

Un ejemplo de ello es el reciente cambio de curso del programa de expansión rural brasilero que estimó que la producción de biocombustibles resultaba más cara de practicar que el resultado económico que brindaría (Estimado en Tasa de Retorno Energético TRE) de modo que suspendió toda clase de estímulo a este sector condenándolo a una súbita desaparición.  

¿Porqué no muere el monstruo?

Porque su capacidad de prodigar miserables dádivas alcanza por igual a la prensa y a la política en esta corrupta Sudamérica, una realidad que coloca a este sector de inversión en paralelo al narcotráfico y a la trata de personas, ahora sus inseparables aliados. Lo peor de nosotros se combina de una manera tan lógica como inmoral para deponer toda capacidad de diálogo con los sectores responsables de detener un sistema de explotación tan indigno como mortal.

Es hora de considerar el final del modelo agroalimentario anticipándonos inteligentemente a su estrepitosa caída. No toman soja ya los países centrales ni para alimentar su hacienda y no admiten respirar biocombustibles cuya dispersión inocule en sus pulmones el cocktail de biocidas con que se elaboran los granos de los que provienen sus aceites. 

Es tiempo de recomponer la estructura rural a su estadío originario antes de que sea demasiado tarde. La humanidad toda sufrirá las consecuencias si nos demoramos en hacerlo.

Arturo Avellaneda

Audios:

Entrevista a Arturo Avellaneda sobre la Jornada Mundial de Lucha contra Monsanto en @lxsqueluchan


Primera parte:
http://radiocut.fm/audiocut/entrevista-a-arturo-avellaneda-sobre-la-jornada-mundial-de-lucha-contra-monsanto-en-lxsqueluchan/


Segunda parte:
http://radiocut.fm/audiocut/arturo-avellaneda-cultura-alimenticia-y-productiva-alternativa-en-lxsqueluchan-2da-parte/



jueves, 22 de mayo de 2014

Jornada Mundial Contra Monsanto Buenos Aires



PLAZA SAN MARTIN - Buenos Aires ARGENTINA

CRONOGRAMA 

11 hs. Apertura de la jornada y presentación del cronograma.


CICLO DE CHARLAS 

12 hs. "Transnacionales y Soberanía Alimentaria: Un plan globalizado para el saqueo" (Tania Bonilla)
12: 45 Tambores No Callan
13 hs. “Salud e impacto biológico" (Arturo Avellaneda)
13:45 hs. Intervalo banda en vivo
14 hs. "De Monsanto a Chevron: Extractivismo y alternativas" (Enrique Viale, Mariano Rosa)
14:45 hs. Intervalo banda en vivo
15 hs. "Transgénicos, ciencia empresarial y Ley de semillas"(Maximiliano Mendoza, Guillermo Folguera)
15:45 hs. Intervalo banda en vivo
16 hs. "Otras Agriculturas posibles" (Eduardo Cerda)
16:45 hs. Intervalo banda en vivo
17 hs. "Soberanía Alimentaria es posible. Los casos exitosos y las perspectivas en Argentina" (Mariana Calandra)
17:45 Intervalo banda en vivo
18 hs. "Asamblea Malvinas lucha por la vida (a confirmar) y Cierre homenaje a Andrés Carrasco"
19 hs. Cierre MUSICAL y Chau MONSANTO

PROYECCIONES simultaneas a las Charlas

15 hs - Corto sobre el Acampe en MAlvinas Argentinas, Córdoba (Asamblea Autoconvocadxs MAlvinas)
16 hs - Reforma Agraria (Documental Semillas)
17 hs. - La era del Ganso (Gustavo Ormi)

TALLERES participativos simultáneos a las charlas

- Talleres prácticos niñxs y adultxs sobre huertas (Red Tacurú - Una Tal huerta)
- Taller escultura participativo (Julio Cesar Creativo)
- Taller de reciclado (La Revolución de la Cuchara)

Jornada Mundial de Lucha contra Monsanto, Buenos Aires



Jornada Mundial de Lucha contra Monsanto, Buenos Aires, Mayo 2014

En el marco de la Jornada Mundial de Lucha contra Monsanto nos convocamos nuevamente en Buenos Aires el 24 de Mayo frente a las oficinas de la multinacional, en Maipú 1210,Retiro.


Mencionaremos algunas de las razones que nos impulsan a movilizarnos. Esta empresa trasnacional está vinculada a la industria química y bélica. Entre sus productos se encuentran el PCB (refrigerante de los transformadores eléctricos), el DDT, el“agente naranja” (de la guerra de Vietnam) y hoy, lamentablemente nuestros“alimentos”. Monsanto controla el 90% del mercado de semillas transgénicas y también ha adquirido numerosas empresas vinculadas a la producción de semillas hortícolas a nivel mundial, como Seminis y De Ruiter Seeds. Asi, han ido colonizando nuestro suelo y nuestro “sistema alimentario”.

Recordemos aquel 25 de marzo de 1996, cuando el secretario de Agricultura Felipe Solá, llamativamente rápido y luego de 81 días firmó la Resolución 167 que autorizaba la producción y comercialización de la soja transgénica con uso de Glifosato. Esto se hizo basándose en informes en inglés que la misma Monsanto ofreció. La Comisión Nacional de Biotecnología (CONABIA) rápidamente dio el visto bueno.

Hoy, 18 años después, tenemos aproximadamente el 60% de nuestras tierras sembradas con soja transgénica. Este sistema productivo (de monocultivos transgénicos) requiere un uso indiscriminado de Agrotóxicos: aproximadamente 450 millones de litros por año son vertidos al ambiente. Como consecuencia de esto desde diferentes sectores informan la aparición de “super malezas” o de “plagas resistentes” a estos biocidas. Y los promotores del modelo (donde incluimos también a los principales medios de comunicación) han avanzado sin tener en cuenta la divulgación de numerosas investigaciones científicas y denuncias sobre las graves consecuencias que esto ha generado. Entre ellas destacamos por supuesto el gran legado del Doctor Andrés Carrasco y la lucha llevada adelante en el barrio Ituzaingó, de la provincia de Córdoba. (Donde hace mas de 8 meses hay un acampe que resiste con gran dignidadad la instalación de la empresa y las embestida de patotas sindicales y de la policía provincial).

Tenemos muyclaro que no se trata de una sola empresa. Más allá del poder mundial de Monsanto, consideramos que Carghill, Dupont, Bayer o Syngenta forman parte del mismo entramado en el que numerosos funcionarios con discursos antiimperialistas que se dicen representantes de todos los sectores de la sociedad, confluyen y muestran su verdadero rostro.

Respondiendo a un modelo extractivista, desde el Gobierno Nacional nos anuncian que reciben con los brazos abiertos una inversión de Monsanto (norteamericana) para producir semillas transgénicas en el pueblo de Malvinas Argentinas, provincia de Córdoba.Y en este sentido vienen llevando adelante el Plan Estratégico Agroalimentario y Agroindustrial 2020, cuyos principales objetivos son incrementar la superficie sembrada con granos en un 27% (es decir, aumentar la superficie actual de 33 millones de has. a 42 millones de has.), elevar la producción de soja transgénica en un 20% (aumentarla superficie actual de casi 20 millones de has. a más de 22 ó 24 millones dehas.) y elevar la producción de maíz transgénico en un 56% (pasando de 3,7 millones de has. a 5,7 millones de has.) Para esto requerirá inexorablemente incrementar los violentos desalojos de comunidades campesinase indígenas, continuar desmontando y destruyendo ecosistemas; acrecentando así el saqueo de nuestros bienes comunes. (Recordamos que el artículo 41 de la Constitución Nacional dice que tenemos derecho a un ambiente sano en el que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las futuras generaciones, sencillamente el derecho a vivir).

Vinculado a esto último no podemos dejar de mencionar el vínculo directo con la trata de personas y el modelo de ciudades hacinadas, toxicas, consumistas y con rostros que “viven” poco o nada felices. A su vez, enormes cordones depobreza y marginación repletos de desocupados y desocupadas rodean estas ciudades.

Por otra parte,han avanzado sobre los territorios arrinconando la ganadería que hoy queda casi exclusivamente en manos de los sistemas de engorde a corral o “Feedlot”. De esta manera, se modifica la flora y fauna microbiana del aparato digestivo animal que se va transformando de herbívoro a omnívoro. Se aplican enormes cantidades de antibióticos en los hacinaderos de animales que producen pésimos alimentos y grandes pérdidas de materia y energía, además de una gran contaminación.La leche industrializada de los pocos tambos que quedan posee la hormona recombinante bobina (rBST Posilac, prohibida en buena parte del mundo) propiedad de la misma empresa en cuestión.

Mientras nuestros gobiernos ponen el Estado al servicio de las corporaciones,favoreciendo de cualquier forma y a cualquier precio al Agronegocio,continuamos padeciendo las consecuencias de este desarrollo criminal que pretende ocultar el sol con las manos. Así, se burlan nuevamente de la Ley de Bosques Nativos continuando con los desmontes y garantizando que las temperaturas y los desastres climáticos se incrementen, solo para saciar el hambre de las multinacionales.

En la FAUBA, Facultad de Agronomía de Buenos Aires, celebran los acuerdos con China que nos condenan a una dependencia cada vez mayor, y el ministro de Ciencia y Tecnología Lino Barañao en la Universidad del Litoral acuerda con la empresa Bioceres presidida con el ex ministro de Agricultura Victor Trucco y donde participa Gustavo Grobocopatel “el rey de la soja argentina” o como el se define tomándonos por idiotas: el mayor “sintierra”.

En ese mismo camino y con el fin de profundizar este modelo agrario, el Gobierno junto a organizaciones cómplices pretende reformar “la Ley de Semillas”, garantizándole a las semilleras transnacionales la posibilidad de cobrar regalías indefinidas por el uso de la misma, prohibiendo de este modo el uso propio de las semillas para futuras cosechas y el intercambio de las mismas entre agricultores, lo cual generará mayor dependencia para los productores agropecuarios, y se constituirá en un nuevo impedimento para lograr nuestra Soberanía Alimentaria. Esto más allá de los perjuicios económicos muestra como nos están arrebatando de un plumazo cientos de años de cultura en la cual se seleccionaban, cuidaban y compartían nuestras semillas y se protegía la biodiversidad.

A nivel mundial el panorama es diverso. En muchos países se han prohibido los transgénicos, en otros se frenó la modificación de la misma ley que se plantea a escala global,como sucedió en Chile. En Colombia la situación es muy violenta y la avanzada del Agronegocio con la complicidad Estatal ha generado cientos de asesinatos en los pueblos que resisten.

En definitiva,nos preguntamos si la riqueza de nuestros suelos debe ser casi en su totalidad exportada para la alimentación animal, la generación de agrocombustibles y de divisas para poder cumplir con las demandas de las entidades financieras internacionales, que nos ahogan desde hace décadas, exigiendo el pago de una Deuda Externa ilegitima y fraudulenta, o bien debería ser para garantizar la alimentación adecuada de nuestro pueblo y de las futuras generaciones.

Por último, queremos remarcar como prioritaria, estratégicamente, la defensa del suelo, de la Pachamama y del agua (recordemos que el miércoles 21 hubo una Jornada Mundial contra el Fracking y los acuerdos de YPF-Chevron) para garantizar nuestra soberanía política, económica y alimentaria y la de las generaciones venideras. Hoy vemos que la acelerada degradación ecológica, física y química que está sufriendo marca claramente la insustentabilidad de este modelo de producción y pone de manifiesto que no hay forma de continuar por la misma senda si queremos sobrevivir como pueblo.

Este falso desarrollo y el “crecimiento económico” que nos prometen no pueden ser alcanzados a cambio de la degradación irreversible del suelo y tal como dijo el Ing.Agrónomo Roberto Casas “una nación que destruye su suelo se destruye a sí misma, por lo que la conservación de los suelos hace a la soberanía nacional. Esdecir que necesitamos un cambio profundo de los sistemas productivos, que estos se realicen respetando los ciclos biológicos y estén en armonía con lanaturaleza. Recuperar los saberes ancestrales, impulsar la Agroecológia, la agricultura natural, la agricultura regenerativa, la promoción de la biodiversidad y protección del aire, del agua y del suelo.

Adhesiones a: frenemoselextractivismo@gmail.com


EVENTO:

miércoles, 21 de mayo de 2014

Pronunciamiento por Territorios Libres de Fracking



Concejo Deliberante de la Ciudad de Neuquén, día 17 de Mayo del año 2014

2da. CUMBRE DE COOPERACIÓN E INTEGRACIÓN POR TERRITORIOS LIBRES DE FRACKING

PRONUNCIAMIENTO DE LAS ASAMBLEAS AMBIENTALES PARTICIPANTES


Al abordar la problemática de la explotación de Hidrocarburos No Convencionales y la utilización de la fractura hidráulica, sostenemos que: independientemente de que sea nacional o multinacional el capital que lleva adelante la extracción, lo cuestionable es el método. El tema central es la contaminación como atentado a los derechos humanos, basándonos en que el agua, como componente de la naturaleza, es un bien común, natural y público, fundamental para el sustento de la vida.

Esto, además se suma a lo que llaman "estatización de YPF", porque esta es una sociedad anónima en la que el Estado tiene un 51%, pero funciona como una puerta para la entrada de las multinacionales que garantizan el saqueo. Sabemos que siendo nacional los episodios de contaminación no se detuvieron.

El fracking es la cuestión central. Creemos que un modelo extractivo como éste tiene consecuencias negativas irreversibles. La fractura hidráulica es el método que facilita la provisión de energía para sostener el neoextractivismo internacional y la aventura de los no convencionales lejos está de propiciar la tan pregonada independencia energética. Es más, la ley de pseudo-nacionalización de YPF del 2012 está teniendo como finalidad específica el fracking "for export".

Otro punto a tener en cuenta es que la discusión debe ser integral, pensando en el agua como un bien común para la preservación de la vida y no viendo a la misma desde un mero aspecto económico, sectorizado. Por ende, los legisladores deben considerar además de las pérdidas económicas, la degradación de la calidad de vida de las "zonas de sacrificio" en las que se lleva adelante la actividad.

La solución surge de algunas preguntas: ¿cuál es la matriz energética que se busca? ¿Energía para qué y para quién? Porque no queremos fracking nacional, ni megaminería hidrotóxica nacional, ni agronegocio nacional. Creemos que los legisladores deben generar alternativas para salir de los combustibles fósiles, porque no es una utopía. Hay vastos ejemplos de esto. Otras fuentes de energías son el camino y queremos políticas a largo plazo de cambio de la matriz energética actual.

Por esto pedimos que los legisladores (en sus diversos espacios) gestionen en conjunto ante el Congreso Nacional una moratoria a nivel país sobre la explotación de hidrocarburos no convencionales, de manera urgente, a fin de detener en forma inmediata el gravísimo perjuicio que HOY se está ocasionando.

En segundo lugar, peticionamos que los representantes propongan en este año legislativo proyectos de energías alternativas en los diversos niveles de gobierno (municipal, provincial y nacional).

En tercer lugar, pedimos que promuevan reuniones por cuencas hidrológicas para trabajar en forma conjunta, integral y mancomunada el cuidado del agua como fuente de vida; naturaleza del agua a ser tratada desde las mismas comunidades que a lo largo y ancho de la cuenca la beben y fructifican, y así comenzar a legislar sobre su debido resguardo natural.

Pedimos a la vez que propicien la concreción de un inmediato "Amparo Judicial al Agua" que prohíba su provisión para la obtención de recursos abióticos como la megaminería hidrotóxica y/o hidrocarburos convencionales o no convencionales; amparo sustentado en resignificar el valor natural del agua como esencia de vida, basado en la incongruencia de resignar su uso, contaminación química, gasífera y petrolera, sumado a ello el riesgo aleatorio, posible e irreparable de agrietar y contaminar en forma permanente la napa de agua subterránea y superficial de la cuenca hídrica en tratamiento.

Adhieren:

Asamblea Permanente del Comahue por el Agua - APCA Allen y Neuquén

Asamblea Ciudadana Concordia – (Entre Ríos – Acuífero Guaraní)

Asociación Civil Arbol de Pié – Bariloche

Asamblea Popular Ambiental Colón – Ruta 135 (Entre Ríos – Acuífero Guaraní)

Fundación Uñopatun

Asamblea Sanidarios "Cuenca Currú Leuvú" (Lago Nahuel Huapi; ríos Limay, Agrio, Neuquén, Negro; y sus correspondientes tributarios superficiales y subterráneos; lacustres, cordilleranos, mesetarios y esteparios de la Patagonia).

Red Nacional de Acción Ecologista RENACE

Unión de Asambleas Patagónicas UAP / UAC



lunes, 19 de mayo de 2014

Declaración de los pueblos argentinos en contra de Chevron


Imagen: dailystorm

Como organizaciones sociales, partidos políticos, organismos de derechos humanos, organizaciones indígenas, feministas, asambleas; venimos hoy, en este Día Internacional Anti Chevron, a pronunciarnos desde Argentina en contra de esta empresa que ha ingresado a nuestro territorio de la mano del Gobierno Nacional y el Gobierno Provincial de Neuquén, violando nuestros derechos y reprimiendo nuestra justa protesta social.


Este Día Mundial Antichevron es muy significativo, pues nos permite mostrar al mundo la violación de nuestra soberanía en favor de intereses norteamericanos, y al mismo tiempo demostrar que es una empresa que ha dejado una estela de contaminación ambiental y social en los distintos países donde ha operado, no solo enArgentina, Estados Unidos, Nigeria, Ecuador y Rumania, sino también en una decena de otros países. Por esto hacemos un llamado a todo el mundo para tomar conciencia sobre lo que implica esta empresa, la tercera corporación más grande de Estados Unidos, y a impedir que se siga perpetuando su política de devastación de nuestros territorios en función de sus propios intereses.

A pesar de que Chevron ya operaba en el territorio nacional desde hace más de una década, el año pasado se asoció con YPF para realizar el primer desarrollo masivo de yacimientos no convencionales en latinoamérica. Para que se hiciera el acuerdo, Chevron impuso sus términos, que eran dos: que se destrabara el embargo interpuesto por los afectados por Chevron en Ecuador para el pago de la remediación ambiental de su territorio, cosa que hizo en junio la Corte Suprema; y una serie de beneficios: exenciones fiscales y promoción productiva para la exportación. Esta última fue cumplida con la firma por parte del Gobierno Nacional por medio del decreto 929/13 .

La provincia de Neuquén a través del poder ejecutivo y legislativo, allanó el camino para el convenio, reprimiendo a las miles de personas que protestaban en contra de él. La firma entre Neuquén-YPF , ademas implicó la violación de los derechos colectivos de la comunidad mapuche Campo Maripe, cuyo territorio fue concesionado para el plan piloto de explotación, sin consentimiento libre, previo e informado, en los términos establecidos por la legislación nacional e internacional vigente. Posteriormente tres casas de la comunidad fueron quemadas por desconocidos.


Chevron viene a nuestro país a impulsar la política del fracking, una nociva técnica de explotación de hidrocarburos no convencionales, que multiplica los riesgos de contaminación de nuestro territorio. Ésta es principalmente una estrategia impulsada por el Departamento de Estado de EEUU, política de la cual Chevron ha sido uno de los principales beneficiarios. Consideramos que la alianza con Chevron va absolutamente en contra de la supuesta política de soberanía energética, y creemos que una transición hacía una matríz energética más sustentables debe comenzar con la disminución de la dependencia de nuestro país de los hidrocarburos.

Así como Chevron llegó de la mano del gobierno nacional para desarrollar el fracking en Argentina con Latinoamérica en perspectiva; también lo hizo en otros países, como Rumania con el objetivo de avanzar sobre Europa del este y de esta manera disminuir la influencia tanto de los países de la OPEP (que incluye a Venezuela) como de Rusia. La férrea defensa del pueblo rumano impidió el avance de Chevron, sin embargo la amenaza de que la petrolera norteamericana fracture el suelo de Rumania aún sigue latente. Es por esto que nos unimos a una convocatoria mundial contra Chevron, porque consideramos que así como se quiere romper con la soberanía de nuestro pueblo, lo mismo se busca hacer en otros países, con un libreto repetido, como es el caso de Rumania.

También nos solidarizamos con los hermanos de Ecuador que han sufrido por el accionar del Chevron el peor desastre petrolero de la historia que tras 20 años de litigio ha negado, y evadido su obligación a pagar la justa remediación ambiental del territorio amazónico a pesar de estar condenada por todas las instancias judiciales ecuatorianas. Exigimos la indemnización al pueblo ecuatoriano y somos conscientes de que buena parte de la suerte judicial de nuestros hermanos depende de que los tribunales argentinos se ajusten a derecho, aplicando los tratados bilaterales firmados en la materia y reconozcan así la sentencia emanada desde Ecuador.

¡Por una verdadera soberanía energética: fuera Chevron y todas las empresas que saquean nuestros bienes comunes!


¡No al fracking. Ni en Argentina ni en Rumania ni en ningún lugar del mundo!

Principio Esperanza.

Pedido de adhesiones enviar a chevrontoxicoargentina@gmail.com

lunes, 5 de mayo de 2014

DEFENSA DE LA VIDA A PARTIR DE LA TIERRA


"La mierda de vaca es revolucionaria"


El ingeniero agrónomo Jairo Restrepo Rivera estuvo en la Argentina. Estuvo con agricultores en la Provincia de Córdoba, mantuvo un encuentro con los miembros del Grupo de Reflexión Rural (GRR), y brindó una charla práctica teórica en la Facultad de Agronomía. 

El militante nacido en Colombia, profesor de la Universidad Federal de Pelotas, en el estado brasileño de Rio Grande del Sur, es especialista en agroecología y consultor internacional para América Latina y el Caribe. Con más de 25 años en agriculturaOrgánica y Desarrollo Rural Sostenible, es miembro fundador del COAS (Consejo de Agricultura Sostenible y Permacultura).

"El conocimiento y la sabiduría son la espada y el escudo en tiempos de temible desiformación", explicó Jairo Restrepo, en una entrevista concedida a Desalambrar. 

Rancheros, nativos y ecologistas unidos: "No al Oleoducto Keystone XL"



El 22 de abril, un grupo de ganaderos, agricultores y las comunidades tribales de lo largo de la ruta del oleoducto de arenas de alquitrán Keystone XL. La convocatoria a la Alianza indio - vaquero, entró a caballo en Washington DC e instalaron un campamento cerca de la Casa Blanca para decirle al presidente Obama "No al Oleoducto Keystone XL" .

El 26 de abril, miles de personas se unieron a ellos en una enorme manifestación con un poderoso mensaje: el oleoducto Keystone XL y las arenas bituminosas deben ser rechazadas - para proteger esta y las futuras generaciones.

Fuente: http://rejectandprotect.org/


domingo, 4 de mayo de 2014

Declaración sobre la Biodiversidad para el Sustento




¡Debemos detener ya la destrucción de las bases de nuestra subsistencia!

Nosotros, campesinas y campesinos, pescadoras y pescadores artesanales, pastoras y pastores, recolectoras y recolectores, indígenas, mujeres y jóvenes y otras organizaciones de la sociedad civil de todo América Latina y el Caribe denunciamos la apropiación de nuestros sistemas alimentarios y de subsistencia por parte de un sistema corporativo, que con la complicidad de gobiernos y organismos internacionales, busca convertir los alimentos en mercancías y especular con ellos, para obtener cuantiosas ganancias.


Los sistemas industriales de producción agrícola, ganaderos y pesqueros, junto con el avance de mega proyectos extractivos, de infraestructura y turísticos, están llevando a la humanidad a un callejón sin salida, que se caracteriza por la destrucción de los ecosistemas naturales, de los conocimientos tradicionales, la forma de vida campesina y la biodiversidad.

Esta situación requiere de una acción urgente de parte de gobiernos y organismos internacionales, que vaya más allá de tibias declaraciones y aborde los problemas de fondo y las causas centrales. Requiere además que las comunidades tomen en sus manos la defensa irrestricta de sus sistemas de producción autónoma y soberana.

Se trata de una guerra contra los pueblos que desde el comienzo de los tiempos han subsistido y alimentado a la humanidad, para apropiarse de sus territorios, sus semillas, sus conocimientos y su biodiversidad que ya ha demostrado sus nefastas consecuencias.

A lo largo del Siglo XX y lo que va del Siglo XXI se ha producido la mayor destrucción de la biodiversidad agrícola construida a lo largo de 12 mil años de agricultura, con una pérdida del 75% de ella. La agricultura industrial es la principal responsable, según las cifras de la FAO. Desde los comienzos de la agricultura se han cultivado o recogido más de 7.000 especies de plantas para la obtención de alimentos, muchas de ellas, con miles de variedades, que han sido recreadas en el diálogo de los seres humanos con la naturaleza.


En la actualidad únicamente 30 cultivos proporcionan el 95% de los alimentos del ser humano, y tan sólo cuatro de ellos – el arroz, el trigo, el maíz y las patatas – suministran más del 60 %.

La ganadería campesina y familiar ha realizado una contribución de más o menos 4.500 razas a partir de 40 o más especies animales y desarrolladas durante los últimos 12.000 años. Seis razas de animales por mes están desapareciendo. Estas razas representan al conjunto remanente de diversidad genética animal, que debería suplir las demandas alimentarias futuras. Informaciones recientes sugieren que el 30% de las razas del mundo están en peligro de extinción. La causa principal es el avance brutal de sistemas de producción industrial que se basa en apenas tres especies (vacas, cerdos, gallinas) y que ocupan territorios, contaminan el ambiente, generan nuevas enfermedades, amenazan a razas criollas y a los seres humanos.

La inmensa diversidad acuática en mares y ríos, es el principal sustento para la pesca artesanal. Por miles de años está produciendo alimentos para los pueblos de manera sustentable, y se encuentra seriamente amenazada por el avance de sistemas industriales de pesca que han arrasado con la diversidad acuática. Hoy el panorama nos muestra que más del 50 % de las poblaciones marinas mundiales están completamente explotadas, un 17 % sobreexplotadas y un 8% agotadas debido al uso abusivo. La producción de las pesquerías de aguas continentales se ve a menudo afectada por la pesca intensiva pero también, y es más importante, por el efecto de la degradación ambiental y la modificación de las cuencas fluviales, que afectan a la capacidad de la producción pesquera y a la biodiversidad.

Finalmente los bosques, ríos, selvas, montes, praderas y otros ecosistemas naturales - que dan sustento a miles de comunidades de pueblos indígenas, recolectores y campesinos en el mundo - están sufriendo un severo ataque por el avance del modelo descrito. Cada año se pierden 13 millones de hectáreas de bosques, principalmente por su conversión a otros usos de la tierra.

Toda esta destrucción se haya profundamente vinculada y está relacionada con un sistema productivo que ha perdido el rumbo.

Este sistema se caracteriza por:


- La mercantilización de los bienes naturales, la expansión de los monocultivos, el uso de semillas híbridas y transgénicas y la aplicación consiguiente de agrotóxicos.

- Una concentración corporativa sin precedentes que hace que en la actualidad la mayor parte de los diferentes nichos de mercado esté controlado por un puñado de corporaciones.

- La utilización de tecnologías peligrosas como el uso de agrotóxicos, de semillas transgénicas, y de la agricultura de precisión, que tienen como objetivo el control corporativo del sistema agroalimentario. A ello se suma el peligro de adopción de nuevas tecnologías como las semillas Terminator, los nuevos cultivos transgénicos resistentes a herbicidas altamente peligrosos, la biología sintética y otras.

- La aplicación de los derechos de propiedad intelectual sobre la vida (patentes, derechos de obtentor y otros) y las normas que obligan a registrar y certificar semillas y la producción agroecológica, como mecanismos para la monopolización de la agricultura, las semillas, y la vida en general. En este terreno el impulso de Leyes de Semillas a partir de UPOV 91, ha adquirido en estos últimos años una virulencia inusitada en todo el Continente.


- El impulso de mecanismos de mercado como la “Economía Verde” se están imponiendo desde las esferas internacionales y nacionales, que propagandizan falsas soluciones a la crisis alimentaria.

- La homogeinización de la producción como paradigma productivo, social y cultural. Esta homogeinización privilegia el consumo de bienes materiales uniformes a nivel global y está llevando adelante una profunda destrucción de la diversidad de culturas que la humanidad ha desarrollado por miles de años.

- La contaminación producida por los sistemas productivos agroindustriales e industriales, que no asumen ninguna responsabilidad sobre los impactos que provocan.

- La deslocalización de los sistemas productivos y de las comunidades como mecanismo para el control empresarial.

- La apropiación de conocimientos, territorios, culturas para su mercantilización y comercialización.

- El desplazamiento de millones de personas en todo el mundo hacia las grandes urbes para convertirlas en meras consumidoras pasivos y sin raíces.


- La acumulación por despojo para ocupar, por cualquier medio, los territorios de los pueblos y convertirlos en espacios de saqueo.

- La especulación financiera como mecanismo para colocar a todos los bienes en el mercado y maximizar ganancias corporativas.

- La utilización de las crisis climática, energética, de biodiversidad, alimenticia y ambiental, para la creación de nuevos negocios y nuevos mecanismos de despojo.

-Desvalorización e invisibilización de los modos de producción de los conocimientos a nivel de las comunidades.

Nosotros decimos ¡BASTA! y exigimos que se ponga fin a este proceso de exterminio de la naturaleza y de nuestros sistemas de vida. Exigimos incorporar a los diagnósticos técnicos, un análisis político que ponga nombre y apellido a los responsables de este crimen y que se establezcan los pasos a seguir para juzgar a los responsables, detener su accionar y restablecer sistemas productivos sustentables, que estén en manos de las comunidades.


Como mínimo un plan de acción para la Diversidad para el Sustento debería contener los siguientes aspectos:

- Desmantelar el poder corporativo que sustenta a los sistemas productivos industriales, que están destruyendo nuestros sistemas de vida, como única posibilidad de supervivencia de la humanidad.

- La eliminación completa de todos los mecanismos de derechos de propiedad intelectual y de las leyes de semillas “Monsanto” que se están impulsando en casi todos los países de la región para avanzar con el proceso de apropiación de la vida y de los conocimientos de los pueblos, liquidar la agricultura campesina y expandir la agricultura industrial.

- La prohibición de todos los desarrollos tecnológicos que amenazan a los sistemas naturales, agrícolas y acuáticos y a la producción soberana de alimentos.

- La declaración de América Latina como un Territorio Libre de Transgénicos, la restauración integral de los ecosistemas ya afectados por estas tecnologías, la identificación de los responsables de su adopción y la puesta en marcha de las medidas necesarias para concretar esta decisión.

- La prohibición y retiro del mercado de los agrotóxicos, comenzando por los plaguicidas extremadamente peligrosos, para caminar hacia una transición agroecológica.

- El desmantelamiento de todos los mecanismos de especulación financiera con los alimentos, en aplicación del Derecho Humano a la Alimentación como un Derecho Humano Básico, que no puede estar sujeto a mecanismos de mercado.

- El establecimiento de políticas públicas basadas en la Soberanía Alimentaria a partir de la participación de las comunidades locales y el respeto a la diversidad cultural, social y ecológica.

- La puesta en marcha de una profunda Reforma Agraria Integral y Popular que devuelva la tierra a quienes producen alimentos, así como el reconocimiento del derecho al agua como un derecho humano fundamental.

- El reconocimiento del derecho de los pueblos de pescadores artesanales y recolectores a los territorios acuáticos, su cultura y la diversidad acuáticas como base para la continuidad de su sustento.


-La implementación de políticas públicas de apoyo de la producción agroecológica incluyendo el establecimiento y fortalecimiento de mercados locales.

- La defensa de las Semillas como Patrimonio de los Pueblos al Servicio de la Humanidad y de toda la diversidad animal y acuática como base fundamental del sustento de nuestras futuras generaciones.


Al mismo tiempo nosotros, las organizaciones aquí presentes, nos comprometemos a seguir produciendo alimentos para la humanidad como los hemos venido haciendo desde los comienzos de la historia y como lo seguimos haciendo hoy, cuando con apenas un 24 % de las tierra, producimos el 70% de los alimentos que alimentan a toda la humanidad.


Alianza por la Soberanía Alimentaria
5-5-2014